www.diariocritico.com
Las Ventas: notable alto en la inauguración de la campaña con una gran novillada de Fuente Ymbro

Las Ventas: notable alto en la inauguración de la campaña con una gran novillada de Fuente Ymbro

domingo 26 de marzo de 2017, 21:12h
Un notable alto en el festejo inaugural de la temporada, a la par que de la nueva etapa con Simón Casas como máximo responsable, en la cátedra y catedral venteña. Sobre todo por el excelente juego de los encastados bicornes de Fuente Ymbro y por algunos pasajes de las faenas de los coletudos, Leo Valadez, cuyo fallo a espadas le privó de echar algún trofeo en el esportón, y Diego Carretero, que sí cortó una oreja. No faltó la parte negativa con el percance de Pablo Aguado que le impidió continuar.

Es la Fiesta de los toros, auténticos protagonistas de la misma, con los toreros como antagonistas. Y en el inicio venteño hubo toros, o sea, novillos, con un encierro muy bien presentado que unió al trapío externo la catadura encastada y boyantía general, con matices. Una novillada de lujo con el hierro de Fuente Ymbro que por 'fas' o por 'nefás' no tuvo el aprovechamiento que podía esperarse de tres coletudos punteros. También con matices, claro.

Estadísticamente el triunfador fue el albacetense Diego Carretero, que se llevó una oreja del que cerró plaza, otra máquina de embestir humillado como el más arrepentido pecador, aunque por su casta no era fácil someterlo. El chaval lo hizo con altibajos, con buenas series al natural y en redondo y otras con un punto de excesiva rapidez.

En cualquier caso, supo cerrar la faena con bellos adornos y salvó la papeleta más que dignamente con ese trofeo que s epidió de forma mayoritaria, como se hizo con la vuelta al ruedo al bicorne, no concedida por el usía, y que habría servido como justo premio a su juego y al encierro en general.

Sus otras dos labores, ante su primero y el que mató por el percance de Pablo Aguado, aunque siempre con detalles de clase y del temple y ligazón propios de los coletudos albaceteños que tanto explotó Dámaso González, no calaron tanto en el cotarro, que sí supo valorar sendas series con la izquierda que no tuvieron continuidad. No obstante, habrá que seguir a este coleta nacido en Hellín.

Como el mexicano Leo Valadez, que no perdonó un quite en sus enemigos ni en los turnos de sus compañeros, cascabeleando la habitual variedad de los toreros de su tierra, y destacando unas ajustadísimas lopesinas al también muy encastado quinto. Sus faenas con éste y también con el segundo fueron pariguales, basadas en la entrega de pie y de rodillas, como inició la de su segundo, y el toreo clásico. Pero en ambos marró con la tizona y lo que podría haber sido una Puerta Grande, se quedó en casi nada en las estadísticas, aunque dejó un magnífico poso que debe refrendar en San Isidro, donde como Carretero está anunciado.

Otro burel de extraordinaria 'boyantez' abrió plaza y temporada, con el que Pablo Aguado mostró su línea de fino estilista por la línea del clasicismo, aunque con altibajos. Lo peor fue que cuando iba a entrar a matar sufrió un feo volteretón que le dejó inconsciente y pasó a la enfermería, donde se recuperó poco a poco pero sin opciones de volver al ruedo por sufrir también una herida inciso contusa de 15 cm. en región parietal izquierda.

FICHA

Novillos de FUENTE YMBRO, con trapío y casta, que dieron excelente juego. PABLO AGUADO: herido por el primero. LEO VALADEZ: ovación y saludos tras aviso; palmas tras aviso. DIEGO CARRETERO: silencio tras aviso; palmas; oreja. Plaza de Las Ventas, 26 de marzo. Un tercio de entrada. Se guardó un minuto de silencio tras el paseíllo en memoria del matador de toros Manolo Cortés, fallecido el sábado.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios