www.diariocritico.com
Las 10 mejores canciones de Kiko Veneno
Ampliar

Las 10 mejores canciones de Kiko Veneno

jueves 26 de mayo de 2016, 11:08h
Kiko Veneno presenta este viernes 27 de mayo su doble disco en directo, 'Doble vivo', en el que hace un repaso a su carrera, una de las más importantes de la historia del pop español. Con una primera parte en la que se presenta solo con su guitarra y una segunda en la que le acompaña su banda, Los Notas del Retumbe, junto a un cuarteto de cuerda conducido por Michael Thomas, el concierto en el Teatro Nuevo Apolo de Madrid será la celebración de un artista que es uno de los tres o cuatro más importantes que ha dado la historia del pop español. Para celebrarlo vamos a repasar su carrera eligiendo diez de sus canciones más representativas.

>> Las 100 mejores canciones del pop español

San José de Arimatea

Cerca de 40 años después de su publicación, a Kiko Veneno y los hermanos Amador les sigue resultando curioso como actualmente su disco de debut es considerado uno de los dos o tres discos fundamentales del pop español. En su tiempo pasó absolutamente desapercibido aunque no fue por falta de canciones. En este 'San José de Arimatea' Kiko se sacó de la manga una de esas letras surrealistas cosecha propia, en la que comienza con un recuerdo de su cuaderno infantil de religión: "A la caída de la tarde San José de Arimatea...". Claro que los siguientes versos no creo que se los dictase ningún cura: "dejó la radio en el suelo y se puso a bailar...".



Los delincuentes

Pocas canciones españolas pueden presumir de haber dado nombre a un grupo, 'Los delincuentes' es una de ellas. La unión del 'hippie' Kiko Veneno con los gitanos hermanos Amador, Rafael y Raimundo, dio como resultado uno de los grupos más innovadores de nuestra historia. 'Los delincuentes' no es solo una de sus mejores canciones, también es una declaración de intenciones por parte del grupo que puso como portada de su único disco una tableta de hachís.



Volando voy

En la lista de las 100 mejores canciones del pop español que publiqué en este periódico, Kiko Veneno fue el compositor más representado, con dos de su grupo Veneno, dos en solitario, y el inmortal 'Volando voy' que cedió para que la figura más grande de la música española la convirtiese en inmortal. Podría poner la versión que grabó el propio Kiko en 1998 para su grandes éxitos 'Puro Veneno' pero una vez que una canción ha sido cantada por Camarón, ya no hay otra versión posible.



Los mánagers

Dos años después de sacar uno de los discos más importantes de la historia del pop español, los hermanos Amador decidieron abandonar a Kiko y seguir para adelante como Pata Negra, un año antes ya habían grabado la maravillosa maqueta, que se publicarían en 1985, 'Guitarras callejeras', an la que Rafael y Raimundo con dos guitarras acústicas demostraban que no tenían parangón en la música española. En esa maqueta ya estaba 'Los mánagers', una canción de Kiko que sirvió, en 1981, para abrir su primer disco oficial, 'Pata negra'. La letra de Kiko vuelve a ser una maravilla, tanto que da como para una película (claro que para una mucho mejor que la que dirigió Fernando Guillén Cuervo en 2006)



Pata palo

A comienzos de los 80 Kiko hizo las maletas y se fue a Madrid que vivía sus locos días de la Movida. Más allá de sus apariciones en 'La Bola de Cristal' no fue un periodo realmente fructífero, musicalmente hablando. En 1982 apareció su debut en solitario, 'Seré mecáncio por ti', un disco con una producción horrorosa pero que contenía grandes canciones, por encima de todas este 'Pata palo', otro de los personajes fundamentales de su cancionero.



En un Mercedes blanco

La historia de Kiko Veneno es una de las más importantes de esta historia, para 1992 ya había publicado el disco más rompedor de la historia del pop español, el homónimo de 'Veneno' junto a los hermanos Amador, y había participado en su más alta cumbre: 'La leyenda del tiempo' de Camarón. Eso le debería haber servido para ser una auténtica leyenda que llenara estadios pero no era así. Kiko no vivía de la música sino de su puesto como programador cultural en la Diputación de Sevilla. No fue hasta que en ese 1992 se sacó de la manga este 'Échate un cantecito', promovido por otro ilustre como Santiago Auserón, cuando Kiko comenzó a ver algo de dinero. Canciones como este 'En un Mercedes blanco' no eran sino la constatación del tremendo arte de Kiko, capaz de hacerte bailar con una canción que trata sobre la devastación que supuso la heroína en la comunidad gitana de las 3.000 viviendas sevillana. El hecho de que una de sus frases haya dado título al único programa musical decente que ha dado la televisión pública en los últimos diez años dice mucho a su favor.



Joselito

La discografía de José María López Sanfeliu está llena de personajes estrafalarios e irrepetibles, gente como Pata Palo, 'Lobo' López o el que aquí nos ocupa, Joselito. Muchos quisieron ver en el un trasunto del 'Pequeño Ruiseñor' (sobre todo por lo de "la voz de oro" y que la turbulenta biografía del intérprete de 'Campanera' encaja como un guante en una canción de Kiko) pero no era así. Joselito era un cliente del bar que tenía el ex Veneno en Conil (Cádiz). Por allí aparecía noche tras noche para emborracharse, contar sus historias de ultramar y terminar arrancándose con 'La Zarzamora'.



Echo de menos

La gran canción de amor de su repertorio, "llora que tú tienes que llorar y hasta llenar la cantimplora, con aquella lagrimita por lo que más querías". Tercera, y última, canción que aparece en este listado del fundamental 'Échate un cantecito', claro que también podrían haber aparecido, la inmortal 'Lobo López' o 'Superhéroes de barrio'.



Coge la guitarra

La relación de Kiko con su discográfica, BMG, fue bastante problemática tras el éxito de 'Échate un cantecito', llegó 'Esta muy bien eso del cariño', un disco en el que se incluía su magistral versión del 'Memphis Blues again' de Dylan (una canción que aparecería aquí, si esto no fuera una lista sobre canciones escritas por Kiko) pero el artista no se quedó contento con el apoyo recibido por la compañia y las relaciones se tensaron. Tras tres discos más con ellos en el año 2000 publicó su último disco con la compañía, 'La familia pollo'. Un disco que, sin alcanzar las cotas del sublime 'cantecito', contenía otra de esas canciones por las que la mayoría de los compositores pagarían por poner su nombre en ella, 'Coge la guitarra'.



La vida es dulce

La celebración del 20 aniversario de su mejor disco, 'Échate un cantecito', en 2012, sumado a la colaboración con Raúl Fernández, alias 'Refree', le puso las pilas al bueno de Kiko. Bonita y arriesgada, buscando nuevas sonoridades con riesgo, hay veces que los experimentos de su nuevo disco no funcionaron, no fue el caso de 'La vida es dulce' una nueva joya que hay que situar al lado de hitos como 'Los mánagers', 'Pata Palo', 'Joselito', 'En un mercedes blanco' o 'San José de Arimatea'. Palabras mayores.

>> Las 100 mejores canciones del pop español

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.