www.diariocritico.com
Las 10 mejores canciones de Lana del Rey
Ampliar

Las 10 mejores canciones de Lana del Rey

jueves 03 de septiembre de 2020, 16:27h

Lana del Rey estrena nuevo disco, 'Chemtrails over the Country Club', este viernes, así que vamos a aprovechar la ocasión para hablar de una de las artistas más importantes de la última década (autora de tres de nuestras 100 canciones favoritas de la década, incluida la segunda posición con 'Video Games`), tan incomprendida al principio como aclamada después, Elizabeth Woolridge Grant ha demostrado ser una de las compositoras más importantes de la actualidad, con Taylor Swift considerándola la "la artista más influyente en el pop actual". Estas son nuestras diez favoritas, por ahora, de su carrera.

Video Games

La canción que convirtió a Lizzy Grant, una desconocida cantautora, en Lana del Rey, la diva sacada de una antigua película de la edad de oro de Hollywood, una máscara que no se sabía irónica o sarcástica y que descolocó a muchos, me incluyo, pero que cuando entonaba, con su voz grave y sensual, eso de "they say that the world was built for two/Only worth living if somebody is loving you" te la creías a pies juntillas, como si estuvieras viendo una antigua película de Douglas Sirk con los colores saturados y las emociones a flor de piel. Quizás muchos malinterpretamos su tristeza pero cuando se recuerde la segunda década del siglo XXI en películas y documentales, esta será una de las canciones necesarias para ambientarlos.

Venice Beach

Los dos primeros adelantos de 'Norman Fucking Rockwell', 'Mariners Apartment Complex' y este 'Venice Beach' fueron los que me convencieron de la absoluta grandeza de Lana del Rey. En singular estos diez minutos en los que Lana nos lleva de viaje por carretera, con las ventanillas bajadas y oliendo el mar en la distancia. Es una canción que resume muy bien su carrera y, a la vez, explora nuevas vías, es lánguida, misteriosa, nostálgica y romántica con un punto oscuro, pero luego se rompe con un interludio de guitarras más propio de otra época mientras una Lana desatada se deja llevar sin importarle lo más mínimo el éxito o no que pueda tener.

West Coast

En su momento no disfruté de 'Born To Die', más allá de 'Video Games', en cambio caí enamorado de su segundo disco, 'Ultraviolence', en concreto con una primera cara absolutamente gloriosa, con esta canción se confirmaba como el reverso tenebroso de Nancy Sinatra, con Dan Auerbach de los Black Keys actuando como su particular Lee Hazlewood, produciendo el disco con mucho gusto. Una sinuosa guitarra daba paso a una canción que se ralentizaba en su espectacular estribillo, rompiendo las reglas no escritas del 'mainstream', volviendo a mitificar en su letra a su adoptiva California y toda su iconografía (entre la que, por supuesto, hay que contar a la propia Lana).

Mariners Apartment Complex

Elizabeth Woolridge Grant se quita la careta de Lana del Rey y le da la vuelta al estereotipo de chica desvalida que busca un hombre que la haga sentir 'cool', ahora es ella "el hombre", en un divertido homenaje a Leonard Cohen, muscalmente bordea e country y el soft rock de principios de los 70, con muchos ecos al sonido Laurel Canyon.

Blue Jeans

El tercer sencillo de 'Born To Die' era una especie de película de cine negro hecha canción, como si Chris Isaak pusiera banda sonora a una pelicula de James Bond, todo ello con una percusión hipnótica, sacada del hip hop y una melodía memorable.

Love

La cantante entrega un caramelo para sus fans, con un estilo similar al de su primer disco, 'Born to die', y toques del Badalamenti de 'Twin Peaks' en un año en el que también llegó el regreso de la mítica serie (Lynch la deberías haber invitado al Roadhouse). Como remate a la mejor canción fuera de sus tres mejores discos ('Born To Die', 'Ultraviolence' y 'Norman Fucking Rockwell') un guiño final al 'Don't worry baby' de sus queridos Beach Boys.

The Greatest

'Norman Fucking Rockwell!' no es solo el mejor disco, hasta ahora, de la carrera de Lana del Rey sino uno de los grandes discos de esta década que se acaba (nosotros los elegimos el 16º en nuestra lista de 50 favoritos) y 'The Greatest' otra de las razones de por qué es tan grande. Tanto en la letra, como en el vídeo, Lana hace un repaso a referentes claros como los Beach Boys, sobre todo el Dennis Wilson de 'Pacific Ocean Blue', o el 'Life On Mars?' de Bowie, que evidentemente es mucho más que una canción. Lizzy Grant se corona como la gran compositora americana de su tiempo, logrando convertir la nostalgia en un arte.

Brooklyn Baby

Lana decide ridiculizar a los hipsters neoyorquinos y para ello entrega uno de sus estribillos más certeros y coreables, uno en el que supuestamente le iba a ayudar el rey de los hipsters neoyorquinos, el mismísimo Lou Reed, pero no pudo ya que este murió el mismo día en el que iba a cantar su parte. La confianza de Lana sube enteros, como se puede demostrar en una de sus mejores frases: "Yeah, my boyfriend's pretty cool/ But he's not as cool as me."

Hope is a dangerous thing for a woman like me to have - but i have it

Lana se vuelve a poner en la piel de Lizzy Grant, o era al revés, para demostrar que más allá de sus enormes baladas orquestales hay una cantautora que se puede comparar a Joni Mitchell o a Fiona Apple. Confesiones a medianoche para una canción a la que han dejado en su esqueleto más mínimo, piano y voz. La canción más personal de su carrera y una de las que resuena más fuerte, "no me preguntes si estoy feliz, ya sabes que no, pero por lo menos puedo decir que no estoy triste".

Born to Die

La canción que daba nombre al debut de Lana del Rey es otra demostración de por qué la mismísima Taylor Swift dijo de ella que era "la artista más influyente en el pop actual". Algo con lo que seguro también está de acuerdo Billie Eilish.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios