www.diariocritico.com
Los mejores discos que nunca fueron: la bola de cristal de Prince
Ampliar

Los mejores discos que nunca fueron: la bola de cristal de Prince

miércoles 24 de agosto de 2016, 12:57h
Entre los fanáticos de la música popular, entre los que me incluyo, hay muchas discusiones sobre discos malditos que nunca fueron publicados o discos que, sencillamente, nunca se llegaron a grabar, ya fuera por la disolución del grupo o por puro abandono. Si en las dos primeras entregas de esta sección hacía un poco de periodismo ficción sobre dos discos nunca publicados, el que hubiera sido el último de los Beatles y el que hubiera supuesto la inmediata continuación del 'Dejà vù' de Crosby, Stills, Nash & Young, ahora no hace falta que imagine nada porque estos discos, tres proyectos distintos que nunca llegaron a ver la luz, sí se grabaron y de sus cenizas surgió el mejor disco de los años 80, 'Sign O' the times' de Prince.
En 1986 Prince estaba en la cima del mundo, su éxito comercial se veía respaldado por una credibilidad artística que no se recordaba desde los tiempos de los Beatles. Tras tres discos en los que había decidido compartir la gloria con su banda de toda la vida, The Revolution, el artista anteriormente conocido como el puto amo de los 80 decidió que había llegado el momento de permitir que la banda aportara algo más que sus instrumentos a su siguiente álbum. Se trataba de 'Dream Factory', un disco colaborativo en el que los miembros de The Revolution iban a aportar sus ideas y canciones al proyecto, aunque básicamente eran las chicas de la banda, Wendy Melvoin y Lisa Coleman, las que estaban realmente implicadas.

Nada más publicarse 'Parade', el tercer disco que venía firmado como Prince & The Revolution, se comenzó a grabar 'Dream Factory'. El disco tenía canciones, colaborativas y esfuerzos individuales de Prince, además de dos canciones compuestas a la par por el creador de 'Purple rain' y la hermana de Wendy, Sussannah, con la que mantenía una relación en aquel momento. Dichas canciones eran 'The ballad of Dorothy Parker' y 'Starfish & Coffee', el disco se completaba, en la primera versión finalizada en abril, con 'Visions', un instrumental de piano a cargo de Lisa Coleman, 'Dream Factory' (la canción que le daba título), 'It's a Wonderful Day', 'Big Tall Wall', 'Strange Relationship', 'Teacher, Teacher', 'A Place in Heaven' y 'Sexual Suicide'.



Las grabaciones siguieron a buen ritmo, con Prince metiendo nuevos músicos y colaboraciones, y a finales de junio el disco ya había pasado a ser un doble álbum con 19 canciones y eso que tres canciones de su primera versión fueron eliminada, 'Sexual Suicide', 'Big Tall Wall', y 'Teacher, Teacher'. La nueva versión contenía muchas más canciones grabadas en solitario por Prince, como'It', 'The cross', 'Crystal ball', 'Sign 'O' the Times' o 'I could never take the place of your man'. Aunque también había esfuerzos colaborativos, más en sintonía con la idea inicial, como 'Witness 4 the prosecution'.



El disco fue mezclado y estaba listo para salir al mercado pero la relación entre Prince y The Revolution había cambiado mucho mientras estaban grabando. A la vez que la misma grabación, Prince y la banda estaban embarcados en la gira de presentación de 'Parade' y la decisión del cantante de incluir como miembros fijos a gente que no eran músicos como Wally Safford y Gregory Allen Brooks, dos guaraespaldas reconvertidos en bailarines, y ponerlos al frente hacía que The Revolution se resintiera. Si a esto le sumamos que Wendy & Lisa vieron una deriva claramente machista con la entrada de la testosterona de Safford y Brooks, el lío estaba servido. Además el dúo femenino no creía que su jefe estuviera siendo muy generoso a la hora de reconocer sus aportaciones a 'Parade'. Al final, tuvo que ser el propio Prince el que las convenciera para que terminaran la gira, pero las relaciones se habían agriado tanto que, al final de la misma, el geniecillo de Minneapolis convocó a The Revolution y despidió a casi toda la banda, solo Matt 'Doctor' Fink seguiría tocando con él.



Una vez que The Revolution había dejado de existir, Prince dejó a un lado 'Dream factory' y se volcó en uno de sus proyectos más locos e interesantes. Tras grabar una canción llamada 'Housequake' en una voz aguda y un tono muy funky, Prince decidió hacer un disco entero bajo el seudónimo de Camille (el responsable de la vocecilla) y editarlo bajo ese nombre sin una foto suya en portada para ver si el álbum podía tener repercusión sin que su nombre se viera envuelto. Para este proyecto se grabaron 7 canciones y se reutilizó una de 'Dream Factory', 'Strange relationship', quitándole las partes instrumentales en las que habían trabajado Wendy & Lisa. El disco se abría con 'Rebirth of the flesh', la única canción del mismo que todavía no ha visto la luz en su versión de estudio (a pesar de ser un trallazo funk) e incluía las dos canciones de las que hemos hablado ('Housequake' y 'Strange relationship') además de 'If I Was Your Girlfriend', las tres acabarían dentro de 'Sign O' the times', 'Feel U Up' (que vería la luz como cara B de 'Partyman' en 1989), 'Shockadelica' (que sería la cara B de 'If I was your girlfriend' y podría competir con 'She's always in my hair' como una de las mejores caras B de la historia), 'Good Love' (que acabaría en la banda sonora de la película de 1988 'Bright Lights, Big City') y 'Rockhard in a Funky Place' que acabaría dentro de el 'Black Album' (un disco que tampoco llegó a ver la luz en su día y que tuvo que esperar varios años para ser publicado oficialmente)



Pero semanas antes de que se lanzara el proyecto fue cancelado, Prince tenía demasiado material y creía que un único disco no era suficiente, y la mayoría de las canciones pasaron a formar parte del siguiente proyecto de Prince, un triple álbum bajo el título de 'Crystal ball'. Para ello decidió combinar varias canciones de 'Dream Factory' con las del proyecto de Camille (todas menos 'Feel U up') y grabar nuevas canciones como 'Forever in my life' o 'Adore'. El disco estaba preparado para editarse pero en Warner Bros, su compañía de discos, entraron en pánico y convencieron a Prince que un triple disco era un suicidio comercial y le rogaron para que lo dejara en un doble disco. Prince cedió a regañadientes y decidió grabar un dueto con Sheena Easton para ser utilizado como single y garantizar las ventas y dar paso a 'Sign 'O' the Times', el disco que muchos consideramos que es su gran obra maestra. No es de extrañar cuando es el resultado de la destilación de tres discos distintos anteriores, grabados en el momento álgido de la carrera del artista. Pero como esto va de grandes discos perdidos aquí os dejo el tracklist de lo que habría sido 'Crystal ball', con sus siete descartes incluidos, 'Rebirth of the flesh', 'Crystal Ball', 'Rockhard in a Funky Place' (un guiño a Funkadelic), 'The Ball', 'Joy in repetition', 'Shockadelica' y 'Good Love'.



Prince 'Crystal ball' tracklist:

Cara A

Rebirth of the Flesh
Play in the Sunshine"
Housequake
The Ballad of Dorothy Parker

Cara B

It
Starfish and Coffee
Slow Love
Hot Thing

Cara C

Crystal Ball
If I Was Your Girlfriend
Rock Hard in a Funky Place

Cara D

The Ball
Joy in Repetition
Strange Relationship
I Could Never Take the Place of Your Man

Cara E

Shockadelica
Good Love
Forever in My Life
Sign o' the Times

Cara F

The Cross
It's Gonna Be a Beautiful Night
Adore (Until the End of Time)
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios