www.diariocritico.com

Draghi se estrena con tipos al 1,25% pero las bolsas desconfían

El BCE baja tipos para reactivar un consumo y una demanda externa débiles

El BCE baja tipos para reactivar un consumo y una demanda externa débiles

jueves 03 de noviembre de 2011, 13:51h
El Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) ha decidido bajar los tipos de interés de la zona euro en un cuarto de punto, hasta el 1,25%, en la primera reunión del italiano Mario Draghi como presidente de la institución y que está marcada por una renovada tensión en la zona euro por la crisis de deuda y, más concretamente, por la situación de Grecia. Las bolsas, ávidas de esperanza, lo celebraron en un primer momento, pero han desinflado ganancias ante un nuevo gobernador poco contundente en sus explicaciones sobre el papel del BCE en el control de la crisis de deuda.
Draghi ha justificado la decisión de bajar los tipos de interés en un cuarto de punto, hasta el 1,25%, señalando a "riesgos bajistas para la economía que se han intensificado", en referencia a las tensiones en los mercados financieros, los precios del petróleo y los desequilibrios globales. "Nos preocupa el debilitamiento del consumo y la demanda externa", precisó el nuevo gobernador.

Preguntado por el último dato de inflación de octubre en la zona euro, que se ha encaramado al 3% cuando las expectativas eran de reducción de una décima, ha preferido pasarlo por alto e insistir en que "la inflación permanecerá posiblemente por encima del 2% en los próximos meses, pero el ritmo subyacente de expansión monetaria sigue siendo moderado a medio plazo".

Pero ha señalado sin pudor a los nubarrones que se ciernen sobre la economía europea, advirtiendo que "la materialización de los riesgos a la baja que amenazan el crecimiento provocará una moderación de la expansión del PIB en la segunda mitad de 2011 y hace muy probable que sean rebajadas significativamente las previsiones para 2012". Sí ha urgido en cambio a los gobernantes de la UE para que apliquen cuanto antes las reformas pendientes.

Las últimas previsiones de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) apuntan a que la zona euro se debatirá entre la recesión y un crecimiento mínimo del 0,3% del Producto Interior Bruto (PIB) en 2012, lo que significa que las economías de algunos de sus países podrían contraerse.

La recuperación de la Eurozona se tambalea desde hace meses. Tras salir débilmente de la recesión de 2009, el BCE dirigido por Trichet volvió a centrarse en la lucha contra inflación, lo que motivó una subida de tipos del 1,25% al 1,5% en julio, justo antes de que el Eurogrupo acordase un segundo rescate de Grecia.

Draghi inicia su andadura alejándose así de la posición más ortodoxa del BCE, liderada por los economistas alemanes: el organismo monetario tiene el mandato de controlar los precios, y la inflación de la Eurozona, en el 3% en octubre, supera desde hace tiempo el límite del 2%. La intervención en los mercados secundarios mediante la compra de bonos de países en problemas, como Italia y España, motivó la renuncia de altos cargos como el economista jefe Jürgen Stark y el antiguo presidente del Bundesbank Axel Weber.

 Con esta decisión, Draghi se adelanta a las previsiones de la mayoría de los analistas, que, aunque esperaban una bajada de tipos en el corto plazo debido a la actual situación de la economía global, no pensaban que se produjera antes de la reunión de diciembre.
conomía de la eurozona.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios