www.diariocritico.com

El presidente, Rosell, enfrentado al vicepresidente Fernández

Tsunami de gran alcance en la CEOE

Tsunami de gran alcance en la CEOE

sábado 22 de septiembre de 2012, 11:58h
La tormenta latente en el seno de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) ha estallado en toda su magnitud. El presidente, Joan Rosell, que procedía de la catalana Fomento y que viene siendo criticado por algunos sectores de la patronal por su escasa presencia, su inoperancia y sus errores de comunicación, ha hecho saltar todas las alarmas al pronunciarse, tibiamente, a favor del pacto fiscal para Cataluña, aunque, paralelamente, haya rechazado la independencia. La idea, susurrada en la última 'cumbre' de la dirección de la patronal, de celebrar una gran concentración de empresarios procedentes de toda España en Barcelona, fue acogida con poco menos que rechifla por casi todos los que pudieron escucharla.

- La patronal se comienza a incomodar por la tensión provocada por Cataluña
Dos factores han hecho que lo que eran nubarrones negros empiecen a descargar rayos y centellas en la sede de la Confederación, sita en la madrileña calle de Diego de León: uno, la inesperada dimisión de la presidenta madrileña, Esperanza Aguirre. Y dos, el vocerío independentista de Artur Mas a raíz de la manifestación barcelonesa en la Diada. Este segundo hecho ha colocado a Rosell entre su fidelidad a los empresarios de toda España, a los que preside, y su necesidad de no distanciarse demasiado de lo que ahora es políticamente correcto en Cataluña, es decir, reclamar el pacto fiscal...como mínimo.

Por su parte, la dimisión de la 'lideresa' Aguirre, principal aliada del vicepresidente de la CEOE y presidente de la Confederación Empresarial Madrileña (CEIM), Arturo Fernández,  ha servido para exacerbar las tensiones entre este y Rosell. Los cercanos al presidente catalán acusan a Fernández, un empresario hostelero que controla un centenar de establecimientos y caterings, de ejercer un excesivo protagonismo, de hacer declaraciones a veces 'inconvenientes' -por ejemplo, exigiendo que el Gobierno pida ya el 'rescate' a Europa-y de ser "el perejil de todas las salsas" (es una frase textual escuchada en boca de un importante miembro de la CEOE). La situación de aparente debilidad en la que habría quedado Fernández tras la marcha de Aguirre, aunque sus relaciones con su sustituto, Ignacio González, sean aparentemente bastante buenas, ha hecho que el tiroteo sobre el propietario del Grupo Cantoblanco se intensifique.

Sin embargo, el empresariado madrileño y las organizaciones castellanas (el presiente de la de Castilla y León ha dimitido), gallega y andaluza, apoyan mayoritariamente a Arturo Fernández, en quien aprecian como virtudes lo que sus adversarios señalan como defectos. Y no falta quien ya esté postulando bajo cuerda a Fernández como presidente de la patronal española si las tensiones con Rosell, o si se quiere con Cataluña, se enconan. La batalla está servida, hasta el punto de que cualquier comparecencia pública de unos u otros provoca nuevas escaramuzas, de momento sin víctimas, pero ¿hasta cuándo?


Lea también:
- La patronal se comienza a incomodar por la tensión provocada por Cataluña
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

23 comentarios