www.diariocritico.com
París, ciudad de amor, historia y revolución

París, ciudad de amor, historia y revolución

miércoles 20 de marzo de 2013, 12:21h
El mundo esconde rincones y ciudades de gran interés, pero si hay una ciudad en el mundo que despierta una especial admiración en todos, ésa es París. La capital francesa ha sido calificada de innumerables formas a lo largo de la historia, ciudad del amor o ciudad revolucionaria, ciudad imperial y ciudad monumental. En definitiva, París supone para el viajero un estimulante punto de encuentro en el que historia, arte y monumentos convergen para el deleite de las emociones.
Conocida por sus numerosos monumentos, debido a su grandeza y enorme oferta, es conveniente antes de viajar a París informarse adecuadamente de qué lugares visitar o dónde dormir, así como obtener información veraz de los sitios en los que se puede comer bien. Hoy día, Internet nos permite acceder rápidamente a ese tipo de información y buscar un buen portal de opiniones en el que también se pueden encontrar datos relativos a las visitas más interesantes para realizar en la capital francesa. Para estos casos, aunque la oferta es amplia, Zoover representa un portal muy interesante en el que se puede acceder a toda esa información.

En cualquier caso, y a pesar de que es importante informarse previamente a la hora de preparar un viaje, a continuación exponemos una serie de ideas que, tal vez, os puedan sugerir rutas o visitas:

Monumentos de París

Una visita a París obliga a pisar el mismo suelo que ocupa el gran símbolo de la ciudad, mejor dicho, de la nación gala y de todo un estilo de vida, La Torre Eiffel, que es en sí la nación francesa. El monumento fue construido por Gustave Eiffel y supuso una auténtica revolución de la ingeniería ya que toda ella es metálica y está considerada como la máxima expresión del éxito que en el siglo XIX llegaron a tener las construcciones de hierro. Entrar en uno de sus ascensores -resulta recomendable también, por cierto, contemplar la maquinaria de los mismos- recuerda el mundo imaginario de Julio Verne. En cualquier caso, no es lo único que el viajero puede conocer en París.

Otros monumentos de gran interés y valor son:

Los monumentos napoleónicos que recuerdan el esplendor y la epopeya a la que Napoleón llevó Francia. Por un lado está La Madeleine, un templo de estilo greco-romano que inició su aventura constructiva el año 1764 y finalizó tras la revolución francesa. El otro admirable monumento del famoso emperador es el Arco de Triunfo. Otra visita obligada en París es la que lleva al viajero a su famosa y bonita catedral gótica, Notre Dame, símbolo de la fuerza del catolicismo en el país hasta la llegada de la reforma protestante llevada a cabo por los hugonotes en Francia. Construida entre 1163 y 1330, es sin duda una obra maestra del gótico francés. Escenario de innumerables pasajes literarios, quién puede resistirse a rememorar las bellas y, al mismo tiempo, trágicas escenas que nos hizo vivir Víctor Hugo en Los Miserables, apareciendo siempre en el fondo la bella Notre Dame de Paris. Pero continuemos, que en París hay mucho que ver. El Panteón, que guarda con celo las cenizas de todos aquellos ilustres franceses que murieron tras la Revolución Francesa. El mismo Víctor Hugo, acompañado de Voltaire y otros muchos, reposan para la eternidad entre sus piedras. Desde la Torre Montparnasse hasta Sainte Chapelle, pasando por la Biblioteca Nacional de Francia, la Ópera Garnier, el hotel de Ville, el Museo del Louvre, el Palacio de Luxemburgo o un paseo por los jardines y los palacios de Versalles, conducirán al viajero al éxtasis de la satisfacción, porque París no deja indiferente a nadie.


Más información sobre París se puede encontrar en:
http://www.zoover.es/francia/isla-de-francia/paris/visitar


Empresa: Zoover
Página Web: www.zoover.es/
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios