www.diariocritico.com
La columna de Gema Lendoiro: '¿Quiere saber exactamente cómo se vive en Alemania?'

La columna de Gema Lendoiro: '¿Quiere saber exactamente cómo se vive en Alemania?'

Un libro basado en un blog de una española viviendo en Alemania se coloca entre los 20 más vendidos en Amazon en una semana de ventas

viernes 12 de abril de 2013, 06:44h

¿Qué puede tener de interesante un blog que escribe una madre de tres hijos pequeños desde un bucólico pueblo alemán? Así, a priori, poco. Unas cuantas madres que la sigan por leer ocurrencias similares y poco más. Pero si el blog supera las 100 mil visitas al mes y a editorial Planeta decide publicarlo, entonces la cosa cambia. Una mamá española en Alemania, que tiene nombre, por cierto, Fátima Casaseca, se fue con 22 años a estudiar teología protestante y filosofía a la Universidad Berlinesa Humboldt. Así, por pasar el rato. Con conocimientos básicos del alemán, apostillo. A lo mejor por ser ya bilingüe en francés la cosa fue más fácil. El caso es que conoció macho germano, se enamoraron, se casaron y tuvieron a sus hijos, uno detras inmediatamente del otro. Y se fueron a vivir al mierdapueblo (ella lo llama así en su blog)

Y no se vayan a creer ustedes que narra su tediosa vida de mama de casa. Ni de koñen, que diría ella. Si usted tiene muchas ganas de saber qué es exactamente la locomotora europea, si desea que se le caigan los palos del sombrajo sobre el milagro alemán pasen y lean y verán, de buena tinta, que no todo es oro lo que reluce. Especialmente le interesará saber cómo es el mercado laboral si es usted mujer y aspira a procrear. Lo va a tener chungo para ejercer hasta que sus retoños no alcancen los 6 años. Hasta esa fecha usted, como buena übermütter, se quedará en casa limpiando mocos, pañales y pasando la mopa. Y no se crea más lista que andie buscando una asistenta porque le será harto complicado encontrarlo. La austeridad del teutón va hasta esos extremos: ¿por qué pagar a alguien que le limpie la casa si ya está usted para eso? ¿No se ha casado para formar una familia? Cuídela. Y sí, lo han adivinado, la Merkel no tiene hijos.

Si usted ha escuchado maldades del poco apego que tienen los teutones a la ducha diaria, sepa usted que es rigurosamente cierto. ¿Cómo se va a gastar tanta agua en algo que es, a todas luces, innecesario? Además no es bueno para la piel. La no depilación femenina es rigurosamente cierta y sandalia con calcetín, sépalo, es religión.

Pero, ¿del milagro alemán algo habra bueno? Sí. Mucho, pero no es gratis. Es a costa de cerca del 60% de los impuestos de cada contribuyente. El germano sabe que el Estado del bienestar no es gratis, que sale de su bolsillo y quizás por eso se lo toma tan en serio. Tanto como no malgastar ni una sábana de hospital. La alemana cuenta en uno de sus posts como yendo a dar a luz a uno de los polluelen, y en medio de las contracciones, la enfermera de turno le preguntó por la sábana que le habían dado en la anterior visita al hospital. Eso es ahorrar y cuidar lo público y lo demás son tonterías. Un estilo de vida que se lleva a lo particular. La ostentación del albañil con dinero hecho en la construcción no se da. Existen los ricos, claro, pero la austeridad germana no concibe el lujo ni la ostentación. La educación, por supuesto pública para el 95% de la población, de excelencia (¿les suena el Liceo alemán? ) Eso sí, sin medias tintas ni titulitis española. Quién sirve (por notas, por aptitud, por actitud) para ir a la universidad, acude. Quien no, hace estudios más ténicos y orientados al trabajo que desempeñará. Fátima Casaseca lo dice "allí no te encuentras un licenciado en económicas o derecho en la ventanilla de un banco, si está en la ventanilla se ha formado para eso"

Desde luego un estilo de vida trabajador, tan orientado a la familia supone una vida muy lejana al estilo típico español. Olvídese, si se va a vivir a Germania, de apertivos largos con la caña y el vino. O las copas en una terraza con los primeros soles de abril. El motor alemán tiene a la mayoría de sus habitantes en pie a las 6 am, deja a los retoños en el cole a las 7 am (que luego salen a las 12, por cierto) y a las 16.00, casi todo el año, es invierno y ya se está al calor del hogar para preparar cena, baños no (no se estila bañar a los niños cada día, eso es español pore xcelencia) y a las 21.00 prepararse para el reparador descanso y vuelta a empezar.

¿Se animan? Ya ven, todo tiene un precio

Puedes seguirme en twitter 

Y a la mamá española en Alemania la encuentras en twitter y facebook

 

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios