www.diariocritico.com

Historias Ejemplares

Julie Birch: emprendedora solidaria en el comercio solidario, 100% electrónico

jueves 26 de septiembre de 2013, 11:16h
Comprar por Internet una pulsera de artesanía, original y única, hecha a mano por artesanos camboyanos, muchos victimas de las minas antipersonales que aún plagan todo el país; comprarla a un precio asequible y que parte del dinero vuelva a ellos como ayuda humanitaria es sólo una de las más de 230 maneras en que Londali.com practica su innovadora fórmula de comercio solidario, 100% electrónico, para que los artesanos y poblados más desfavorecidos de la India, Indonesia, México, Nepal y Tíbet, además de Camboya, tengan clientela en el mundo desarrollado. Todo es 'on line' y es uno de los mejores ejemplos de cómo las nuevas tecnologías del siglo XXI pueden servir para rescatar a los pueblos más humildes de la humanidad de su retraso más ancestral.

Una nueva fórmula de comercio solidario se ha puesto en marcha gracias al proyecto de Londali.com, una tienda 100% 'on line' que trabaja para ayudar a los artesanos de los pueblos más pobres de la Tierra a vender al mundo desarrollado algunos de sus productos y manufacturas. Su creadora es Julie Birch, una joven emprendedora nacida en Holanda, de familia originaria de Sealandia (Dinamarca), que se revela como una auténtica "vikinga", trotamundos, aventurera y emprendedora de 29 años de edad.

Julie Birch vivió su infancia en España, donde pasó doce años de su etapa colegial; después cursó estudios superiores de Ciencias Empresariales en Inglaterra y se especializó en 'management' de las empresas del sector de la moda; en Londres trabajó durante los siguientes cinco años para importantes firmas del mundo del lujo, como Mulberry, y de la moda más "fashion", como Armani o el prestigioso emporio británico Club21, donde fue la responsable de producto de la marca de Donna Karan, DKNY Jeans.

La idea de Londali es hacer "product sourcing" auténticamente solidario

Con cada viaje de negocios que Julie hacía para Club21 se acrecentaba su pasión por recorrer el mundo y conocer las diferentes culturas locales que hay en él. Comenzó a acariciar la idea de hacer un "product sourcing" auténticamente solidario, hasta que algo cansada de ser una ejecutiva joven y brillante que desarrollaba y expandía con éxito las empresas de otros, pidió la excedencia y aplicó todos sus conocimientos y experiencia profesional para elaborar el Plan de Viabilidad y el diseño de su propio sueño.
Como Phileas Fogg en la novela de Julio Verne, esta intrépida danesa decidió dar la vuelta al mundo, no en 80, sino en 180 días, en compañía de una buena amiga. Al cabo de seis meses y tras mucho dinero invertido, Julie hizo realidad Londali, su "comercio solidario" (no confundir con "comercio justo"), 100% 'on line' desde Alicante, donde vive en la actualidad con su marido (alicantino), su hijo y sus perros desde hace tres años.

Manufacturas únicas para la moda más original

Desde hace tan sólo cuatro meses (los mismos que tiene de vida el hijo de Julie), Londali pone a la venta pulseras fabricadas con los restos de minas antipersonales de Camboya, hechas a mano por las propias víctimas; bolsos de piel de serpiente pitón; collares de bolitas de plata y piedras que irradian energía positiva; "chakras" de Bali con ágatas y gemas semipreciosas; pendientes de corales y amatistas; "pashminas" de Kashmir (Cachemira), pareos camboyanos y un largo etcétera de artículos hechos íntegramente a mano por artesanos locales de Camboya, India, Indonesia, México, Nepal y Tíbet, a los que Julie ha visitado en persona durante su periplo mundial y a los que compra a un precio justo para ellos las manufacturas que pueden resultar más atractivas, prácticas y originales para los clientes (clientas) del mundo desarrollado, principalmente de Estados Unidos y Reino Unido, pero también de Italia o España.

Julie Birch busca por todo el mundo la artesanía autóctona más irrepetible


Estos compradores adquieren dichos productos a precios bastante razonables y el 8% de los beneficios netos de Londali vuelve en forma de ayudas a ONG y causas benéficas para la Ayuda al Desarrollo de los poblados y artesanos de los que dichos productos proceden, ejerciendo una nueva fórmula de Responsabilidad Social Corporativa de manera nada convencional.

Pronto Londali (cuyo nombre se debe a las dos ciudades más importantes en la vida de Julie Birch: Londres y Alicante) explorará otros territorios, en busca de nuevas manufacturas artesanales de más países. Pero de momento son ya más de 230 los artículos irrepetibles que se venden en este portal. Todos únicos, porque no se comercializan productos fabricados en serie o al por mayor. Estos artículos representan las más de 230 maneras en que Julie Birch ha reinventado el comercio solidario, siempre 'on line', aplicando Internet y las tecnologías más modernas del siglo XXI en el loable empeño de sacar a los pueblos más pobres de su atraso ancestral.


Entrevista concedida a 'Emprendedores2020'

- ¿Cuándo y cómo empezó el proyecto?

Londali nació hace más de un año, pero sólo lleva on line cuatro meses. Estuve muchos años trabajando en el mundo de la moda en Londres, donde me pasaba mucho tiempo de mi trabajo viajando por todo el mundo. Ahí empezó mi fascinación por accesorios y ropa de los distintos partes del mundo y me encantaba comprar artículos que fuesen distintos a lo que estamos acostumbradas a poder comprar en las tiendas de aquí.

Hace unos años, decidí dar un giro a mi vida y dejar todo atrás y irme a dar la vuelta al mundo con mi mejor amiga. Nos pasamos seis meses recorriendo los continentes, conociendo gente de todo el mundo, metiéndonos a fondo en las distintas culturas de los países que visitábamos. Ahí empecé de verdad a pensar en la idea de hacer algo a mi vuelta que seria unir mi pasión por viajar y encontrar piezas únicas de moda, pensando siempre en apoyar y ayudar al país de origen. Por lo tanto, de cada producto que se vende, un 8% de los beneficios va a una ONG.

- ¿En qué consiste el proyecto?

Vendemos accesorios y joyas de moda de distintos paises del mundo y un 8% de los beneficios recaudados va a una ONG. Nuestro lema es "shopping the world and giving something back" ("ve de compras por el mundo, pero devuélvele algo a cambio").

- Perfil de los socios

Somo dos socios. Mi marido y yo. Yo (Julie) tengo 29 años y soy originalmente de Dinamarca pero me he criado entre Madrid y Londres. He estado diez años viviendo en Londres, donde hize mis estudios universitarios que era Empresariales con Moda, y después estuve cinco años trabajando en una empresa multinacional de moda, que tiene franquicias y licencias de diversas marcas de moda.

Me pasé cinco años trabajando muy duro, pero aprendiendo un montón dentro del mundo de la moda. Sentía que faltaba algo en mi vida, y decidí perseguir un sueño que había tenido desde que era pequeña. Empecé a ahorrar y me fui a dar la vuelta al mundo durante seis meses. A unos meses antes de irme de viaje, en una cena en Londres, conocí a un alicantino que estaba de visita y que ahora es mi marido. A la vuelta de mi viaje me fui a vivir a Alicante, que es donde vivo ahora con él y nuestro hijo. Él me apoyo en todo momento para que montase la sociedad, pero él tiene su trabajo aparte y el día a día de la empresa lo llevo yo.

- Facilidades y dificultades a la hora de emprender

Las dificultades a la hora de emprender es que no tienes el mismo respaldo o apoyo que si trabajas para una empresa. Te estás jugando todo cuando emprendes, pero también igual que lo puedes perder todo, también lo puedes ganar todo. A veces resulta difícil encontrar la disciplina para ser tu propio jefe y tener un horario de trabajo. Es difícil desconectar del trabajo, ya que al ser tuyo, estás siempre con el chip puesto de trabajo y los fines de semana y vacaciones es muy difícil desconectar. A veces echas de menos un equipo con mucha experiencia y un jefe.

Las facilidades son que tú eres tu empresa y tú eres el que manda y puedes montarlo como mejor pienses que va a funcionar. No tienes que hacer caso a un jefe, tú eres tu propio jefe, por lo tanto puedes tener un horario flexible, puedes organizarte tu tiempo como quieras. Si las cosas van bien, eres el que va a ganar todo.

- ¿Qué pedís a las instituciones, qué echáis de menos en la nueva Ley de Emprendedores? ¿Cómo valoráis la Ley?

Lo que siempre se pide, más apoyo y entendimiento, menos burocracia, más ayuda para conseguir financiación y ventajas fiscales. En un país donde hay tanto desempleo, el Gobierno debería hacer todo lo posible para ayudar a los emprendedores.

- ¿Qué consejo darías a una persona que está pensando en iniciar un negocio?

Hay que creer mucho en uno mismo, incluso cuando el resto no lo hace, y tener mucha paciencia y trabajar muy duro. Si crees que tienes un projecto que puede funcionar, dedícale todo tu tiempo y ten paciencia y lucha por ello. No todo va a salir como uno se espera al principio, pero si se cree en uno mismo y se tiene paciencia, puedes llegar muy lejos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios