www.diariocritico.com
¿Es efectivo seguir la tendencia al invertir en los mercados financieros?
¿Es efectivo seguir la tendencia al invertir en los mercados financieros?

¿Es efectivo seguir la tendencia al invertir en los mercados financieros?

lunes 17 de febrero de 2014, 13:17h
En el proceso del efecto burbuja en el mercado, podemos ver cuatro etapas: la acumulación, la subida, la distribución y el colapso de la tendencia.

"La tendencia es tu amiga". Esta es una creencia bastante común cuando se trata de operar en los mercados financieros. Según esta afirmación, si una tendencia es el resultado de la mayor parte de la negociación en el mercado, es decir, si la mayoría de los participantes operan en la misma dirección, ¿no tendría sentido seguir a la multitud?

No necesariamente. Si bien es cierto que las tendencias surgen cuando la mayoría de los participantes en el mercado están en consenso, muchos esperan hasta que la tendencia es fuerte y se establezca para luego unirse. Desafortunadamente, este incremento es a menudo una señal de que la tendencia está a punto de terminar.

Si nos fijamos en el proceso del efecto burbuja en el mercado, podemos ver cuatro etapas: la acumulación, la subida, la distribución y el colapso de la tendencia.

Etapa de acumulación

La etapa de acumulación se produce después de que una burbuja haya estallado y es entonces cuando los inversores expertos y gestores de fondos comienzan a invertir en un mercado. Como el sentimiento del mercado cambia de negativo a neutro, más participantes comienzan a comprar y los precios empiezan a subir.

Subida de precios causada por la euforia

Una vez que los precios han mostrado un aumento constante, la mayoría (tardía) entra en el mercado impulsada por la euforia, haciendo que los precios crezcan y registren picos. Los primeros inversores de la fase de acumulación comienzan entonces a vender sus activos, lo que hace que los precios comiencen a estabilizarse, lo que otros inversores ven como una oportunidad de compra, alimentando la euforia y por tanto las subidas de precios.

Distribución

Esto hace que los precios den un salto final, y los vendedores comienzan a dominar el mercado en la fase de distribución. El sentimiento se convierte en mixto y los precios pueden variar en semanas. Con el tiempo el sentimiento se traduce, de la codicia y la esperanza al miedo y al pánico.

Colapso y estallido de la burbuja

A continuación los precios comienzan a colapsarse y muchos inversores venden. Otros, a la espera de ganancias en caso de que el mercado se vuelva, sólo cierran su operativa una vez que el mercado se ha desplomado en un 50% o más.

En este ciclo, los inversores que han hecho las mayores ganancias son los que no han seguido a la multitud: el que compró mientras que la confianza era todavía negativa y los precios eran bajos y vendió cuando golpeó la euforia. Y, una vez que el mercado baje en un 50% o más y el último de la mayoría tardía cierre su operativas con pérdidas, los inversores iniciales (los expertos, los gestores de fondos) empezarán a comprar de nuevo volviendo a la fase inicial de la burbuja.

Aunque seguir la tendencia de los mercados puede resultar rentable especialmente en el trading de acciones e índices bursátiles, unirse a una tendencia porque el sentimiento es abrumadoramente positivo o negativo puede resultar en pérdida en vez de en ganancias.

El presente artículo no constituye asesoramiento sobre inversiones. 

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios