www.diariocritico.com
A mí sí me gusta Mariló Montero

A mí sí me gusta Mariló Montero

viernes 10 de octubre de 2014, 11:11h
Miren les voy a hacer una confesión. A mí no me gustan las mujeres. Quiero decir que me gustan los tíos. Que no soy lesbiana, vaya. Pero he de reconocer que Mariló Montero me pone. Sí, así, sin medias tintas. En primer lugar me pone su acento.O acentico. Bueno, igual es porque me trae reminiscencias de mi primer amor que era navarrico él. Luego esa cara que sabe poner con esos morritos que tienen su aquél. Mariló tiene 49 años, justo nueve años más que yo y la muy pueñetera tiene la piel como una de 35. Y el cuerpo. Y todo. ¿Ah que se opera? Me da igual. Si yo me operase no obtendría el mismo resultado. Y luego algo que no se clona ni se plagia ni, mucho menos, se opera, y que es la manera de ser. A mí me hace gracia que meta la pata. ¿No la mete usted, acaso, cada día un par de veces? La diferencia es que a usted, ni a mí, nos ven millones de personas. Pero de vernos, dé usted por seguro que le harían idéntica mofa. O más. 
Luego sí que hay una cosa de ella que me molesta y es que ella se casó con Carlos Herrera y yo no. Bueno, vale, ella lo vio primero. Y yo no lo he visto nunca. En dos ocasiones, creo recordar. Que ni me miró, por cierto. Estoy leyendo su larga entrevista en su casa en la revista Lecturas y miren, ¿saben qué les digo? Que me parece una mujer de lo más normal. Con sus miedos, sus temores, sus aciertos y sus fallos. No veo que vaya de nada más que de lo que es. 
Dice que está harta de tanta lapidación pública. Normal. Yo también lo estaría. La gente ha sustituido la hoguera por las redes sociales y, además, estas son anónimas. Luego es más fácil insultar. De hecho es lo más fácil que hay. Sobre todo si te escudas en un perfil anónimo. Si te llamas @cabreada es mucho más sencillo soltar veneno que si das tu nombre y hasta el DNI. Dice que va a ir a por la gente. Yo que tú no lo haría. Déjalos que hablen. Ya se cansarán. Unas veces eres tú, otras es la ministra de turno. Los españoles no sabemos estar sin criticar. La vieja del visillo nos retrata estupendamente. 
¿Has robado? ¿has prevaricado? ¿has ofendido a alguien? Me temo que no. Has dicho las cosas como las pensabas y eso está penalizado. ¡Una pena porque a mí, particularmente, me gusta más la gente natural que la impostada! Y, lo mejor de todo es que como reza el refrán, a río revuelto, ganancia de pescadores, la gente, aunque sólo sea por el morbo de ver si metes la pata, te ven. Ya me gustaría a mí que me pasara lo mismo y que, por el morbo de ver qué digo, me llovieran las visitas a esta página. 
Sólo te afeo que en la entrevista digas que eres machista y feminista. No se puede ser las dos cosas. Más que nada porque una cosa es una ideología que favorece la igualdad y la otra que la pisotea. O estás o no estás a favor. 
Lo dicho, me encantas. Me gusta cómo haces tu trabajo aunque te equivoques. A veces lo fácil es meterse al carro de reírse de lo que ya es una moda. Pues ni caso. Tú a lo tuyo. 
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios