www.diariocritico.com
'Lágrimas de cocodrilo': Los Premios

'Lágrimas de cocodrilo': Los Premios

viernes 10 de octubre de 2014, 19:22h
El Nobel nos ha dado una alegría: ha premiado a un excelente escritor moderno: a Patrick Modiano. A ver, si hubiera recaído en Javier Marías, que llegó a la final, la alegría hubiera sido mayor, porque encima es amigo. Pero Javier es joven, todo llegará.
 
Este premio tiene, a mi modo de ver, dos vertientes y las dos positivas: consagra a lo literario, con ser tan amplio. A la voluntad artística consciente, a esa escritura en la que la inteligencia, el cuidado por la lengua y la estructura del libro, el respeto al lector y la asunción de lo que ha pasado en la literatura moderna, no permite improvisaciones ni lo que en casa llamamos "contar a la pata la llana". Esa voluntad artística de los grandes escritores. Y la segunda, es un mundo, el mundo de Patrick Modiano, un hombre de la generación del 68 -nació en 1947, es decir, después de la Segunda Guerra Mundial- y que se nutre de la memoria, osea, de la investigación y la fértil imaginación, en torno a lo que marca -sigue marcando- la conciencia francesa. Ese qué hiciste en la guerra, papi. En un momento de recrudecimiento del antisemitismo en Francia y en toda Europa, el premio a Modiano tiene algo de balsámico. Y felicito a dos amigos, los más forofos de Modiano que conozco: Juan Manuel Bonet, que ama la vanguardia y es lector de Celine, con quien se compara a Modiano, por otra parte en sus antípodas- y Juana Salabert, que ha transitado por parecidos territorios que el flamante Nobel. Y que, por cierto, feliz cumpleaños! Para abrir boca, para ver cómo una historia apasionante, digna de que los Coen o Tarantino hicieran una peli, se enriquece cuando hay voluntad -y capacidad- estética, les recomiendo La ronda de noche. La verdad es que mi edición es de aquellas azules, maravillosas, de la Alfaguara de Jaime Salinas, y de 1979 (Gallimard la había publicado en francés diez años antes!) pero seguro que hay ediciones nuevas. Y si no, ya saben, a iberlibro.com.
 
Los premios, ya se habrán dado cuenta ustedes, es el título la primera novela de Julio Cortázar, y, aunque estas lágrimas vayan de premios, y sea tan obvio, no es por azar: desde el pasado jueves 9, pueden visitar ustedes la expo Cortázar, con documentos, fotos, ediciones, objetos etc etc, en la Casa del Lector. Una expo muy recomendable, con la que se cierran -broche de oro- los actos del centenario de su nacimiento. Ha sido comisariada por Raúl Manrique y Claudio Pérez-Miguez, los directores del Centro de Arte Moderno, dos agitadores culturales de primerísimo orden, desde su pequeño enclave en Galileo 52: librería, galería, editorial, museo del escritor..... cuánto trabajo y qué bueno.
 
Y si, otro premio: El prestigioso Pepe Carvalho de novela negra, que se acaba de fallar y que le será entregado a Alicia Giménez Bartlett en febrero, en el curso de la BCNegra, en Barcelona. Les confesaré algo: yo, que soy lectora del género, me había perdido a Giménez Bartlett, y esta semana, justo, había empezado devorar sus libros, por recomendación (y préstamo!) de una amiga de la que me fío. Y empecé por el principio: Ritos de muerte y Dia de perros (las dos en Booket, la colección de bolsillo, editorial Destino). Les diré que ahora hasta me alegro de no haberla leído antes: porque es un placerazo. Y no está mal encontrarse placeres nuevos.
 
Me digo, para recriminarme, que cómo pude despistarme, cuando en la serie de televisión Petra Delicado -que es su poli, una tía estupenda que encarnó Ana Belén- tenía un papel mi hijo, Jimmy Barnatán, y por tanto, no nos la perdíamos. Ah, y Santiago Segura, que hacía Fermín Garzón, el subcomisario, y que ahora está estrenando Torrente 5 y levantando la cuota de pantalla del maltrecho cine español. Pues a lo mejor, por eso..... En fin: que se las recomiendo, las novelas de Giménez Bartlett, encarecidamente. El jurado -en el que entre otros está mi vieja jefa y compañera de fatigas, la periodista Rosa Mora- ha considerado que Alicia Giménez Bartlett ha renovado el género en español, y que su protagonista "femenina y feminista", tiene mucho qué ver en ello. Esta es la décima edición, y entre los premiados anteriores están algunos de mis favoritos: P.D.James, Connelly, Márkaris y mi adorado Camilleri, que lo recibió el año pasado.
 
P.S.: Cambiando de tercio, quiero anunciarles antes de que sea demasiado tarde, una presentación: la de Erótica de la luz, el último libro de poemas de Nieves Álvarez (Vitruvio). Será el día 20, a las 19,30h, en el muy literario Café Comercial, de la Glorieta de Bilbao, y como me pillará de viaje, aprovecho para felicitarla. De verdad que siento perderme las intervenciones del poeta Paco Caro  y la cantautora Ana Bella, pero no así el libro, que ya tengo leído y que recomiendo a los lectores de poesía, porque es la suya luminosa y profunda, hermosa y necesaria. 
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
1 comentarios