www.diariocritico.com
Juan Pablo Lázaro no empieza con un buen pie al frente de la CEIM

Juan Pablo Lázaro no empieza con un buen pie al frente de la CEIM

viernes 19 de diciembre de 2014, 12:01h
El hasta ahora vicepresidente primero de CEIM, Juan Pablo Lázaro, se ha convertido este jueves en presidente de la patronal madrileña en sustitución de Arturo Fernández, quien ya avanzó que dejaría en esta fecha la organización tras siete años al frente de la misma.

Entre sus retos, ha defendido la necesidad de defender el modelo asociativo y de acercarse empresario de "a pie" para que se generen ideas de "abajo a arriba". También ha resaltado la importancia que tiene para CEIM la "unidad de mercado" y el generar confianza en España.

Pero no todo brilla alrededor de Lázaro. Una sombra se cierne sobre él tras una posible traición a su íntimo amigo Antonio Garamendi.
El sector crítico de CEIM acusa a su nuevo presidente de no jugar limpio en las elecciones de la patronal.

Echemos la vista atrás.


Tal y como publicó esta semana ElConfidencial Arturo Fernández y Joan Rosell son amigos. Y Arturo Fernández ha puesto a Juan Pablo Lázaro de vicepresidente y, desde ayer, de presidente. Hasta aquí todo tiene sentido. La cosa se complica cuando se sabe de la amistad, íntima amistad del nuevo presidente de la CEIM.

Según publica este digital, Lázaro ha estado codo con codo con  Garamendi durante las reuniones en las que se preparaban las elecciones a la CEOE  hasta el último minuto. Garamendi contaba con su apoyo y todos los votos que pudiera controlar frente a los de Arturo, que iban fijo para Rosell, explican fuentes cercanas al candidato vencido.

Sin embargo, los votos conocidos el miércoles dejan claro que al final Lázaro traicionó a su amigo y se decantó por  Rosell.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios