www.diariocritico.com

En el madrileño Teatro María Guerrero

'Adentro', un drama familiar sin vías de salida

'Adentro', un drama familiar sin vías de salida

lunes 11 de mayo de 2015, 11:22h
Después de ser estrenada en Avilés, el Teatro María Guerrero ha puesto en escena 'Adentro', de la autora, directora y actriz argentina Carolina Román. Aún se sigue representando en Madrid su segunda obra, 'Luciérnagas', aunque sin duda fue su tremendo éxito de 'En construcción' el que ha permitido a Román estrenar ahora en el Centro Dramático Nacional esta pieza que, sin embargo, fue la primera que escribió. Cuando terminen las representaciones en el María Guerrero, el próximo 17 de mayo, emprenderá gira nacional que llevará el montaje a otras ciudades españolas, empezando por el Teatro Lope de Vega de Sevilla.
En 'Adentro' se cuenta la historia íntima y tortuosa de una familia de emigrantes argentinos de origen español e italiano, donde lo que se calla tiene aún más fuerza que lo que se habla. Las relaciones familiares entre sus miembros PARECEN ESTAR llenas de amor, pero también de secretos inconfesables -que ni siquiera se verbalizan entre ellos- y  tabúes que no todos saben o quieren reprimir. Esas relaciones enfermizas entre una madre egoísta y manipuladora, 
anclada en el pasado, una hija desolada, sufrida y resignada y un hijo  extremadamente violento que está cumpliendo cárcel por alguna causa pasada que marca a hierro y fuego a todos los miembros de la familia, terminan haciendo que la situación sea verdaderamente asfixiante y, por momentos, parece que acabará en tragedia, pero la autora ha querido buscar otra salida que, a mi juicio, hace mucho más grande  el drama porque -como diría su paisano Jorge Luis 
Borges
- 'nada hay que no haya sido y que no será'. 

Todo apunta a  que  el futuro familiar no será muy distinto del presente que se nos narra en 'Adentro'.La dirección del montaje es de Tristán Ulloa y, con su sobriedad, su  contenimiento y su sutileza, ha contribuido a crear esa sensación de verdad que la autora del texto ha querido transmitir con él. El equipo 
artístico de la compañía ha empujado también en esa misma dirección tanto en la escenografía de Alexandra Alonso-Santocildes  (interior de una casa humilde, pero sin grandes carencias), como en el vestuario de Clara Bilbao y en el diseño del sonido de Nelson Dante. 


Auténticos

Los personajes que aparecen en escena son cuatro y todos ellos muy bien interpretados y matizados por los actores que les dan vida: Araceli Dvoskin (Marga, madre de Dina y Luis); Carolina Román  (Dina, también llamada La Negra); Nelson Dante (Luis, apodado el Negro o, en la cárcel donde está preso, la Peligro. Sale por primera vez de ella para celebrar el cumpleaños de su madre); y Noelia Noto (Male, amiga y compañera de trabajo de la Negra). Hay también un quinto personaje, la Tía, que está enferma y vive en casa, a la que se alude con frecuencia, pero que el espectador no ve en ningún momento.


Con claros aires del teatro norteamericano de Tennessee Williams  pero con situaciones empapadas del olor y el sabor a mate, esa hierba omnipresente en la vida argentina, consumida por los nativos  dentro y fuera de su país en todo momento, ocasión y lugar; con los sonidos de canciones populares que han supuesto el colofón a algún episodio familiar -tangos incluidos, ¡cómo no!-, y un sentido del humor, las más de las veces teñido de amargura, que ayuda a  
matizar las diferencias de visión de la situación entre los miembros  de la familia, ni siquiera la presencia de Male, alguien ajeno a ese  mundo viciado de relaciones, es suficiente para servir de catalizador de ese eterno presente que no encuentra la vía de salida hacia un futuro distinto. 


Estupenda, sincera y sencilla Carolina Román que, sin duda, nos dará  nuevas muestras de que lleva fuertemente arraigada en su condición  de mujer de teatro una autora con mucho que decir. Y una brillante  iniciativa, la de Tristán Ulloa, llevando a las tablas esta obra con la  sencillez y la eficacia del maestro que sabe muy bien lo que quiere transmitir.
   
Adentro. Escrita por Carolina Román. Dirigida por Tristán Ulloa. Interpretada por Nelson Dante, Araceli Dvoskin, Noelia Noto y Carolina Román. Centro Dramático Nacional. Teatro María Guerrero.  Madrid. Del 15 de abril al 17 de mayo.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios