www.diariocritico.com
'El jardín de los cerezos', de Chejov, en versión de Ángel  Gutiérrez, en el Valle Inclán

'El jardín de los cerezos', de Chejov, en versión de Ángel Gutiérrez, en el Valle Inclán

miércoles 20 de mayo de 2015, 17:43h

Asturiano de origen, Ángel Gutiérrez fue un «niño de la guerra» que, como muchos otros refugiados españoles de postguerra, se tuvo que afincaren la entonces URSS. Estudió teatro y, desde muy pronto, se quedó prendado  de la obra de Chéjov. En la década de los setenta del siglo pasado  regresó a su país y, muy poco después, fundó el Teatro de CámaraChéjov, que ha  terminado siendo una víctima más de la crisis económica, ya que echó el cierre hace unos años. Ahora, Gutiérrez vuelve a representar al dramaturgo ruso en el Teatro Valle Inclán, del Centro Dramático Nacional, hasta el próximo 24 de mayo.   

Chejov, en 'el jardín de los cerezos' cuenta la historia de una familia  aristocrática, de la Rusia prerrevolucionaria, que se encuentra con  terribles problemas económicos que no le permiten llevar el tren de vida al que venían acostumbrados. Sin embargo, el afán por mantener las apariencias y, probablemente también, su orgullo le impide ver que su vida va a cambiar drásticamente si no hacen nada por evitarlo y, con ello, perderán también lo más hermoso de su hacienda en el campo, un jardín lleno de cerezos, recuerdos y sombras de un pasado personal y familiar verdaderamente  glorioso.

Ángel Gutiérrez, al frente de la compañía Unir, ha adaptado la obra, la ha dirigido, ha puesto en pie la escenografía, el vestuario y el sonido, de modo que a él es atribuible la factura artística del montaje, que es verdaderamente notable. Con él, 14 actores, encabezados por Marta Belaustegui, Alicia Cabrera y Juan Ceacero,  junto a José Luis Checa, Jesús del Caso, Germán Estebas, Francisco Ferrer, Jesús Gª Salgado, Kessy Harmsen, David Izura, Cristina Martínez, Laura Martínez, Lorena Neumann y José Rubio,trasladan al espectador el mundo de las preocupaciones chejovianas durante tres horas de montaje.

Pesimismo

'El jardín de los cerezos' es  la obra póstuma de Chejov, muestra un  pesimismo vital y está traspasada de una inevitable angustia que   provoca el paso inexorable del tiempo. Un sonido extraño, indefinido, que deja paralizados a todos los personajes, y que el propio  dramaturgo señala en las acotaciones del texto, es posiblemente la representación simbólica de ese hecho. Vivimos, sí, pero no eternamente, y lo mejor es aprovechar el tiempo porque ningún día   vuelve a amanecer y lo que no se haya hecho podrá hacerse en el siguiente, pero el anterior habrá sido un día perdido. El mismo autor, el día de la presentación del montaje, resumió muy bien el paso del tiempo citando a Lope de Vega: "La vida es corta, viviendo todo falta y muriendo todo sobra".

  • 'El jardín de los cerezos', de Chejov, en el Teatro Valle Inclán (Pza. Lavapiés, s/n.- Madrid)
  • Adaptación y dirección: Ángel Gutiérrez
  • Compañía: Unir
  • Hasta el 24 de mayo
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios