www.diariocritico.com
El mítico bocadillo de embutido, la elección idónea para almuerzos o meriendas
Ampliar

El mítico bocadillo de embutido, la elección idónea para almuerzos o meriendas

miércoles 28 de octubre de 2015, 19:31h

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha hecho saltar todas las alarmas con la publicación de un informe que asegura que la carne procesada es cancerígena y que la carne roja "problablemente" también. Estos productos, tan presentes en la gastronomía española, han sido muy cuestionados desde la publicación del estudio, ya que, pese a que la mayoría de los ciudadanos se ha tomado con humor esta advertencia e incluso le han restado importancia, otros creen firmemente el aviso de la OMS y defienden que se dejen de consumir. La polémica continúa, y es que según esta alerta, deberíamos dejar de consumir o al menos hacerlo con menos frecuencia, alimentos como el jamón serrano, el lomo embuchado, las hamburguesas, el bacon o las salchichas. La Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación (SEDCA) se ha pronunciado 'en defensa de la carne', y asegura que el popular bocadillo de productos cárnicos, como el jamón cocido, el lomo embuchado o el jamón serrano, "es la elección idónea para el almuerzo o la merienda de niños y mayores".

En contra de la creencia popular que establece que los almuerzos y meriendas sólo deben hacerlos los más pequeños, esta asociación considera que estas ingests juegan un papel "beneficioso en todas las etapas de la vida, especialmente para quienes presentan un alto desgaste físico". "Además en etapas como la adolescencia es importante consumir la cantidad adecuada de proteínas y hierro para garantizar un correcto crecimiento", explica la SEDCA.

El bocadillo a base de productos cárnicos, como el jamón serrano tiene un "aporte energético medio de unas 230 kilocalorías, un 13 % de la energía diaria total, ajustándose a las recomendaciones de energía para estas ingestas (10 - 15 %)".

Las recomendaciones de consumo de carnes magras, como la carne de cerdo, se sitúan entre 3 y 4 raciones por semana (100-125 g cada ración). "En la carne de cerdo se puede retirar la grasa visible antes de cocinar el alimento, lo que permite eliminar aún más el aporte graso".

Los embutidos pueden ingerirse dentro de la frecuencia adecuada seleccionando principalmente los de menor contenido en grasa, indica esta asociación. La carne de cerdo es una carne con un alto contenido en proteínas de alto valor biológico, es fuente de minerales como el potasio, el fósforo, el hierro o el zinc, y de vitaminas del grupo B, como la B1, B3, B6 y B12.

Según SEDCA, la carne de cerdo contiene sustancias bioactivas con efectos antioxidantes y antihipertensivos, tales como la carnosina, anserina, coenzima Q10, L-carnitina, taurina, glutatión, glutamina, creatina, creatinina y péptidos activos generados durante diferentes procesos de la carne.

- La industria alimenticia española, en armas contra la OMS por declarar cancerígena la carne procesada y roja

- Comer o no comer carne procesada o roja, 'he aquí la polémica cuestión' que ha desatado la OMS

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.