www.diariocritico.com
Qué son las cabinas de pintura

Qué son las cabinas de pintura

miércoles 13 de septiembre de 2017, 13:32h

Estamos muy acostumbrados a ver un sinfín de objetos, en diferentes colores o con perfectos acabados, como podrían ser los mismos automóviles, sin prestar atención en que para que esto suceda se requiere de un lugar específico donde llevar a cabo esta labor concreta. Es a esto a lo que nos referimos cuando hablamos de cabinas de pintura. Éstas no dejan de ser recintos cerrados, acondicionados e iluminados, especialmente diseñados para este menester. Cualquier taller que se precie y que pretenda llevar a cabo labores de pintura profesionales ha de contar con una de estas cabinas y vamos a ver el por qué.

  1. El ambiente en el que se trabaja está 100% controlado. No hay que perder de vista que el resultado con el que se quiere contar ha de ser profesional y determinados factores, como pueden ser la temperatura o la humedad, pueden ser determinantes. En una cabina de pintura ambos valores pueden ser regulados, adaptándose siempre a las necesidades requeridas.

  2. La iluminación. Igual de importante que el punto anterior es que el trabajo se pueda llevar a cabo en un lugar que cuente con la luz apropiada. Ésa es la mejor manera de poder asegurarse que los avances que se van consiguiendo en ese proyecto son los deseados. Una vez más, las cabinas de pintura son las gran aliadas porque cuentan con la luz que se necesita, lo que hace que el pintor tenga siempre la visibilidad adecuada para poder trabajar.

  3. Un entorno óptimo. Es lógico pensar que el uso de pintura en un lugar cerrado puede ir unido a problemas por todas las partículas que se quedan en suspensión. Y esto sería así de tratarse, simplemente, de un espacio cerrado sin más. Es por este motivo por el que es necesario contar con una cabina de pintura profesional y preparada para este tipo de trabajos. Estas cabinas cuentan con un flujo de aire que se encarga de mantener un ambiente limpio.

  4. Respetuosas con el medio ambiente. Unido al punto anterior está el hecho de qué se hace con todas esas partículas que se desechan. Obviamente, de no tratarse, suponen un problema para el medio ambiente. Es por este motivo por el que las cabinas de pintura profesionales cuentan con los filtros correspondientes que hacen que todos los contaminantes con los que puede contar la pintura no lleguen al medio ambiente. Así, se protege el entorno y a los propios trabajadores.

  5. Cero imperfecciones. De no contar con una cabina de pintura y querer llevar a cabo un trabajo de este tipo lo más probable es que el resultado final muestre imperfectos en forma de arena, polvo, pelo... En definitiva, agentes extraños adheridos a las superficies. Las cabinas de pintura impiden que esto suceda.

  6. Extras añadidos. En la misma línea, en este tipo de cabinas es donde se pueden llevar a cabo los acabados, como puede ser el barnizado y, por supuesto, el secado. Aunque las cabinas de pintura cuentan con unos estándares básicos, el cliente puede pedir ciertas modificaciones en función a sus necesidades.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios