www.diariocritico.com
¿Por qué me gustan los pies?: la sexualización al límite
Ampliar
(Foto: Pixabay)

¿Por qué me gustan los pies?: la sexualización al límite

lunes 29 de julio de 2019, 05:00h

Muchos hombres han pensado esto muchas veces. Ven los pies cuidados, limpios y adornados de una mujer y no pueden evitar pensar... ¿por qué me excitan sexualmente esos pies de mujer? ¿Estoy enfermo? ¿Tengo alguna desviación?

Pues la respuesta es que no, y esos hombres (o mujeres) deben estar tranquilos. El cuerpo de las personas que te gustan, ya sean hombres, mujeres o ambos, son bellos de por sí, y es natural que cualquier parte de ese cuerpo te guste. Eso pasa con un rostro bello, con un pelo atractivo, unas manos delicadas o fuertes -según gustos-, unas piernas esbeltas y hermosas, unos pechos, un trasero... y los pies, claro está, forma parte de esos fetiches.

De hecho, según los expertos, que te gusten los pies de otra persona no es tan extraño, ya que no deja de ser la extensión de sus piernas, otra parte del cuerpo que forma parte de la atracción sexual más común, sobre todo entre los hombres. Entre los hombres, la respuesta más habitual a la hora de comentar sobre la parte del cuerpo de la mujer que más les atrae, es la de los pechos. Acto seguido, se suele contestar el trasero de la mujer. Pero aunque no lo parezca, cada vez es más común que se hable de las piernas y los pies.

La sexualización de los pies

Otra cosa es que últimamente está muy de moda hablar de un gusto sexual fijado en los pies, que se puede confundir con un fetichismo extremo. No, tampoco te preocupes: es normal que quieras tener sexo con los pies de una mujer o te atraiga mirarlos hasta el punto de encontrar el placer por tus medios.

Es una realidad que los portales de vídeos sexuales cada vez contienen más contenidos relacionados con jueges sexuales con los pies, de manera que la mujer acaricia o llega a masturbar al hombre con sus pies para provocarle el orgasmo con contacto directo o indirecto en su pene. Los ingleses llaman a esto "foot job", algo así como la versión de los pies del "hand job", que en español se traduce popularmente como "paja" o "masturbación manual".

¿Puede llegar a ser enfermizo?

Pero... ¿es proocupante o enfermizo que se abuse de este gusto sexual por los pies? La atracción extrema por los pies, como toda apetencia sexual, se debe vigilar. Lo mejor es que, si te obsesionan los pies hasta el punto de no dejar de observar en los espacios públicos los pies de mujeres u hombres, acudas a un terapeuta sexual, un psicólogo o un profesional que pueda orientarte sobre esa obsesión, ya que puede llegar a ser precupante si enfocas demasiado ese apetito sexual por una parte tan concreta del cuerpo.

Por supuesto, lo sano y adecuado es que sientas atracción por los pies de personas adultas, mujeres u hombres, pero que formen parte de las relaciones sexuales sanas y normales. Cualquier desviación hacia pies de niños, menores, ancianos... son síntomas de problemas que deberías poner en mano de profesionales.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.