www.diariocritico.com

Atlético de Madrid

Tras la tempestad, y el enorme susto, la calma, la tranquilidad... y la vuelta a las sesiones de entrenamiento. Porque Fernando Torres, tras sufrir un enorme choque en la cabeza con Bergantiños en el partido de Riazor y pasar la noche del jueves ingresado en un hospital coruñés y recibir el alta médica el viernes, se siente tan bien que pretende incorporarse a los entrenamientos ya el próximo martes día 7.

Un vendaval desatado en los últimos cinco minutos, a base de fe y heroicidad, logró que el Atlético remontara un partido que tenía perdido, con justicia, en ese momento. Pero con la adrenalina desatada, Carrasco y Griezmann dieron la vuelta al marcador y aún hubo tiempo para un tiro al palo de Gameiro. Para que no faltase de nada, los rojiblancos volvieron a poner en el césped su especialidd: fallar un penalti. Esta vez fue Torres en la primera parte. De no haber remontado, ahora estaría en boca de todos los seguidores atléticos... y con razón.

Goles son amores y no buenas razones, remedando el dicho. Que es el resumen del choque en el Calderón entre un Atlético con pegada y un Eibar que no desentonó en el juego pero no creó casi peligro. Total, eliminatoria casi resuelta (3-0). Casi igual que la que enfrenta a la Real Sociedad y al Barça, cuyo primer asalto en Anoeta se lo apuntaron los azulgrana (0-1).

La Comunidad de Madrid que preside Cristina Cifuentes echa balones fuera sobre el retraso del estadio de La Peineta. Y su consejero de Medio Ambiente, Administraciones Públicas y Ordenación del Territorio, Jaime González Taboada, ha afirmado este jueves que sus técnicos darán el visto bueno al Plan de cesión de la Peineta al Atlético de Madrid cuando el Ayuntamiento de Manuela Carmena "haga bien los deberes y envíe de manera correcta el expediente".

"Mejorar" Y, claro, "seguir trabajando". ¿Les suena? Son las ´tópicas declaraciones de los jugadores tras las derrotas. Como la del rojiblanco Gabi, capitán de un Atlético de Madrid en caida libre tras el abultado marcador en contra recibido ante el Villarreal.

> Marcaron Saúl, Grfiezmann, Gameiro (de penalti) y Torres

Las 'aspirinas', en forma de gol, claro, fueron para el equipo patrocinado por la firma que las fabrica, el Bayer. Y se las administró un gran Atlético de Madrid, que rayó casi a la perfección, aunque con algún altibajo que le hizo encajar dos tantos. La superioridad rojiblanca de un equipo que atraviesa un gran momento se reflejó finalmente en el marcador con las 'aspirinas' de Saúl, Griezmann, Gameiro -¡de penalti que no falló!- y Torres (2-4).

> Marcaron Luis Suárez y Gameiro, que falló un penalti.

El Atlético se despide a lo grande de la Copa con un extraordinario partido en el Camp Nou en el que tuvo al Barça contra las cuerdas, pero le faltó apuntillarlo en las ocasiones de que dispuso y sobre todo ¡fallando otro penalti!, esta vez desde la sbotas de Gameiro, que es la especialidad rojiblanca. Entre la diosa Fortuna, vestida de azulgrana y el árbitro, también al anular un gol legal a Griezmann, la remontada se quedó en un apunte (1-1). Matrcaron Suárez (min.42) y Gameiro (82). El Barça, por cuarto año consecutivo, disputará la finalísima del torneo.

Dura un minuto más el partido y... ya hubiéramos visto. Porque un Atlético excesivamente confiado tras ponerse por delante en el marcador, a lo que sumaba los dos goles de ventaja del Insular, vio como Las Palmas le superaba con dos goles en los últimos instantes que amenazaron muy seriamente la continuidad rojiblanca en la Copa (2-3).

Será este miércoles 4 en el Calderón

El Atlético de Madrid, siguiendo el ejemplo del Real Madrid el pasado jueves, confirmó que abrirá las puertas del Vicente Calderón a sus aficionados el próximo miércoles 4 de enero para presenciar el entrenamiento programado para las 12.00 horas.

Con una primera parte para enmarcar en la que impusieron su fútbol en un duelo de altura entre el primer y segundo clasificado, las de Ángel Villacampa aprovecharon esta superioridad en el juego y se adelantaron con los goles de las exazulgrana Corredera y Sonia Bermúdez que se coloca pichichi.