www.diariocritico.com

Eurozona

Bruselas ha vuelto a empeorar sus previsiones de crecimiento para España hasta el 2,1% por la ralentización del consumo privado, separándose de las últimas últimas estimaciones de otros organismos menos pesimistas. También rebaja la previsión para toda la Eurozona arrastrada por la inestabilidad en Italia, el Brexit y las tensiones EEUU-China.

> Draghi asegura que el crédito ha mejorado en España

El Banco Central Europeo (BCE) se ha mostrado menos optimista en sus previsiones de crecimiento, que se han visto mermadas en una décima respecto a la cifra estimada en junio. Así, la institución económica prevé que el crecimiento en la zona euro sea del 1,4% en 2015. El presidente del BCE, Mario Draghi, asegura que han aumentado los riesgos para el crecimiento de la zona del euro por la ralentización de las economías emergentes, que frena las exportaciones del área. Por otro lado, Draghi ha afirmado que el crédito ha mejorado en países con problemas económicos como España, Italia y Francia, donde también ha descendido el coste del crédito.

Tras más de veinte horas de negociaciones entre el Gobierno griego y las cuatro instituciones acreedoras (Comisión Europea (CE), Banco Central Europeo (BCE), Fondo Monetario Internacional (FMI) y Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE)), llegó un principio de acuerdo que ahora debe ser ratificado tanto por el Parlmento 'heleno', que votará en la medianoche de este jueves, como por el Eurogrupo, que deberá ratificarlo el viernes. El proyecto de ley que recoge el acuerdo alcanzado para el tercer programa de rescate incluye dos artículos, uno que recoge el plan de rescate en sí y otro que incluye un paquete de 35 acciones previas que Grecia deberá acometer a cambio de recibir el primer desembolso.

El ministro de Economía de Finlandia, Alexander Stubb, ha confirmado que Finlandia tiene intención de rechazar este domingo durante la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea la petición de Grecia para un tercer rescate y ha advertido de que la mitad de los participantes en la reunión comparte su mismo punto de vista que se niega a aceptar la solicitud de Atenas.

Desde que se celebraron elecciones en Grecia el pasado mes de enero, el 'reloj europeo' comenzó la cuenta atrás para que el país heleno, sumido en una profunda crisis económica, alcanzara un acuerdo sobre el rescate, algo que, por el momento, no se ha producido. Este lunes, la canciller alemana, Angela Merkel, ha advertido que "no queda mucho tiempo" y que "cada día cuenta" para alcanzar un acuerdo, al tiempo que ha reiterado que Atenas deberá realizar reformas a cambio de la solidaridad europea.

Los países de la eurozona registraron un superávit comercial de 134.500 millones de euros durante los seis primeros meses del año, un 20,5% más que en el mismo periodo del año anterior, cuando el balance positivo fue de 111.400 millones de euros, según los datos publicados este martes por la agencia de estadística comunitaria Eurostat.

Los ministros de Economía y Finanzas de la eurozona han logrado cerrar el acuerdo que dará luz verde al tercer rescate de Grecia, por 86.000 millones de euros en tres años, ha informado el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, tras seis horas de reunión extraordinaria en Bruselas.

Tras el acuerdo alcanzado en el Eurogrupo sobre Grecia, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha defendido que se trata de un acuerdo "razonable" y "equilibrado" y ha avanzado que España aportará entre un 11 y un 12% del tercer rescate acordado con el Gobierno 'heleno'. La cuantía que se destinará a Grecia para que pueda hacer frente a sus necesidades financieras se ha fijado en unos 86.000 millones de euros para los próximos tres años.

Tras el cese de las negociaciones entre Grecia y los acreedores internacionales, y ante la falta de acuerdo del Eurogrupo con el país 'heleno', el primer ministro griego, Alexis Tsipras, anunció este domingo la entrada en vigor de un decreto gubernamental sobre el cierre de bancos y mercados hasta el 7 de julio, así como avanzó la convocatoria de un referéndum el día 5 de julio, para que los ciudadanos decidan si aceptan o no las demandas de los acreedores. Los griegos viven con incertidumbre las primeras horas de 'corralito', mientras la bolsa experimenta la mayor caída desde 2012 por la alarma generada ante la posible salida de Grecia del euro. Los líderes de la eurozona 'presionan' a los ciudadanos 'helenos' para que voten 'sí', mientras el premio Nobel de Economía, Paul Krugman, ha asegurado que votaría 'no', dado que el apoyo a las medidas de la 'troika' supondría prorrogar indefinidamente las condiciones de los últimos años y tendría implicaciones políticas negativas en el país.