www.diariocritico.com
     14 de junio de 2021

tertulia

Mariano Rajoy realmente sólo ha dicho que todo es mejorable en esta vida cuando le han preguntado por la culebrilla informativa de la Semana Santa (y los últimos dos años al menos), los sempiternos problemas de comunicación del PP. Con su respuesta, el presidente ha terminado de desesperar a los analistas políticos sin excepción. "Tendremos que corregir lo que haya que corregir" fue la frase del jefe del Ejecutivo que destacó Juan Pablo Colmenarejo en La Linterna.

Ricardo Huercio, decano del colegio Oficial de Pilotos, y Estefanía Matesanz, decana del colegio de ingenieros aeronáuticos en 24h, Borja Díaz Capelli, portavoz del colegio de pilotos aeronáuticos en la Cope, Ariel Shocón, portavoz del SEPLA en el Cascabel. Seguramente, olvido a alguno de los numerosos profesionales relacionados con los aviones que tantas tragedias nos dan últimamente, protagonistas de todas y cada una de las tertulias de la noche del martes. No podían responder al por qué, pero sí ilustraron a la audiencia sobre algunas dudas no aptas para profanos, por ejemplo cómo ha podido influir la edad del aparato siniestrado.

Tras el desbarajuste asociado a toda campaña electoral -y al fútbol-, las tertulias regresaron prácticamente al completo en el primer lunes de resaca tras la cita con las urnas de los que nos esperan de aquí a final de año. Fue el momento para un análisis más sosegado y para escuchar a los sociólogos, Narciso Michavila en 13TV y Juan Díez Nicolás en 24h, que firmaron el veredicto de la noche: el hastío de los ciudadanos con los partidos tradicionales, no sólo con el PP, es lo que les ha hecho perder una ingente cantidad de votos que han aprovechado formaciones emergentes como Ciudadanos y que sobre todo han ido a parar a la abstención como es el caso de los populares. Lo peor es que saben lo que se les viene encima, "pero no tienen ganas" para evitarlo.

La portada de El País con una información sobre "el comisario del 'caso González", el famoso comisario Villarejo, reavivó a última hora la polémica que ha llevado al presidente de la comunidad de Madrid a su tumba política, cerrada a cal y canto tras difundirse la grabación de su encuentro en La Mallorquina. El foco se dirige ahora hacia el Ministerio del Interior, al que se pidieron explicaciones desde todas las tertulias. Mañana habrá tiempo. Anoche la protagonista absoluta fue por supuesto Esperanza Aguirre y la tormenta que desató el domingo para contestar a una filtración que según Isabel San Sebastián no tenía otro objeto que "humillarla".

Un muerto muy vivo, un título de película para una auténtica historia de terror: el acoso y derribo de Ignacio González, resucitado en la tarde del miércoles por su amiga y ex jefa Esperanza Aguirre, "la presidenta del PP de Madrid", enfatizaba Antonio Jiménez en 13TV. Un asunto de "interés nacional", dijo el director de El Cascabel para justificar por qué le dedicaba el barómetro de la audiencia. "¿Apoya a Ignacio González como candidato a la presidencia de la Comunidad de Madrid?".

"Para alquilar balcones". La castiza expresión de Antonio Casado describe bien la expectación ante el final anunciado de Ignacio González o, mejor dicho, de sus aspiraciones a ser candidato del PP el próximo 24 de mayo. La sombra de su ático marbellí persigue al aún presidente de la Comunidad de Madrid, pero en las tertulias se apunta otra víctima del 'fuego amigo' contra González: el propio PP, salpicado por otro escándalo en vísperas de unas elecciones y aún sin una cara que poner en sus principales carteles electorales. La última palabra la dirá, como siempre, Mariano Rajoy, que hoy "se ha desentendido totalmente de él", certificó Carmen Remírez a modo de pista.

El 'run run' que recorre Madrid es que Mariano Rajoy quiere dar una sorpresa este martes durante su discurso en el Debate del Estado de la Nación. Una sorpresa que no figura en las que se han filtrado ya, "sino en un anuncio de tipo social. De algo más gordo, que tenga mucha repercusión", aseguraron ayer tarde al alimón en El Confidencial de La Linterna Federico Quevedo y Fernando Jáuregui. Pero el 'run run' de verdad que se trajeron los colaboradores de Juan Pablo Colmenarejo fue el de lo que se puede llamar "la jugada andaluza".

Tertulias con sabor internacional, un menú con un primer plato por cortesía de Venezuela y un plato fuerte servido por la Rusia de Putin. Y, de postre, Grecia, con su economía más temblorosa que un yogurt. Todo aderezado con las 'primarias' del PSM. Pero el protagonista de la noche fue el lazo naranja de Alberto Garzón, el candidato de Izquierda Unida a la presidencia del Gobierno, en la televisión pública, en La Noche de 24H. No es el primero, con el permiso de Pablo Iglesias.

Manuel Chavés y José Antonio Griñán -y Zarrías, y Moreno, y...- cuelgan del clavo ardiendo de la imputación 'a medias' al que se agarra al PSOE para no aplicar sus promesas de limpieza. Está claro que el Supremo les ha colocado en un limbo polémico como quedó claro en las tertulias de la noche del martes. El problema es dónde se pone el listón de la vara de medir, y desde expertos como Edurne Uriarte a portavoces políticos como Rafael Merino (PP), creen que se debería haber establecido en la apertura de juicio oral, no en una imputación fácil de conseguir y de usar en la contienda política. "Ejecuciones al amanecer", las definió Fernando Jáuregui. Para Antonio Casado, el problema son "los bocazas" que ahora son prisioneros de sus palabras y que han obligado esta mañana al portavoz socialista, Antonio Hernando, a comparecer dos veces ante los periodistas.

Varoufakis ganó la partida al sempiterno Antonio Miguel Carmona mientras fintaba las estocadas de los contertulios de Antonio Jiménez, con su propio veredicto: "Dentro de 93 días sabremos si la decisión [de Pedro Sánchez] es acertada". Pero en el resto, de Juan Pablo Colmenarejo a Santiago Martín, el ministro de Economía griego se llevó la polémica y las críticas como tema destacado de la noche. Pocas o ninguna voz se pusieron de su parte. No ha gustado que se levantase de la mesa a la primera de cambio.

Era obvio que el cadáver político de Tomás Gómez recorrería las tertulias del jueves. No se oyó una sola voz en su favor, pero casi tampoco en el de su verdugo, Pedro Sánchez, con pocas excepciones. Su "operación de alto riesgo", como la definió Charo Zarzalejos, puede ser fatal para sus expectativas. Como en todo funeral, nadie se resistió al humor negro, como el mote que le han colocado a la gestora que ahora manda en el PSM: "Todos los hombres de Rubalcaba". Ah, y lo de Ángel Gabilondo parece cada vez más en el aire...

La primera encuesta del CIS en el superaño electoral que acaba de comenzar era un debate esperado desde que se filtró que daba un vuelco histórico al juego de partidos de este país. El veredicto de las tertulias es inapelable para PP y PSOE, a los que más les vale "ponerse las pilas", en palabras de Esther Esteban. Estas son algunas de las opiniones de una noche salpicada por noticias de última hora como la fuga de Tania Sánchez de IU y la decisión del BCE de apretar las tuercas al nuevo gobierno griego.

Miércoles de CIS. Las tertulias adelantaron el resultado de la encuesta que hará pública hoy el Centro de Investigaciones Sociológicas, filtrado ya la pasada semana sin dar cifras pero con el dato más importante: Podemos adelanta al PSOE como segunda fuerza política y, por atrás, Ciudadanos es ya la cuarta en intención de voto. Si se confirma, el PP puede respirar aliviado de momento y el partido de Pedro Sánchez tiene excusa: el sondeo se hizo en pleno rifirrafe con Susana Díaz.

Más que el pacto contra el yihadismo, el protagonista de los debates fue un PSOE que se resigna a haber hecho un 'papelón' ante sus militantes -léase barones- en aras de la responsabilidad "de Estado" porque su prioridad es combatir el "ninguneo" a que le someten PP y Podemos, como explicaba Isabel San Sebastián en El Cascabel. Y hablando del partido de Pablo Iglesias, un gurú de las encuestas subraya un dato tan incuestionable como paradójico: la mayoría de sus presuntos votantes no son de extrema izquierda.

La crisis interna de la federación madrileña de IU casi llega tarde a las tertulias y, de hecho, sólo fue protagonista en La Noche de 24H. El veredicto lo puso un castizo Graciano Palomo, que dio su opinión sobre lo que está ocurriendo en la coalición de izquierdas: "Todo el mundo sabe que están ahí partiéndose la cara".

Una vez más con el permiso del fútbol, el protagonista indiscutible de las tertulias de la noche  era Juan Carlos Monedero, al que ya no le defiende ni Carmen Lomana en El Cascabel. En el debate, frescas aún, las primeras declaraciones públicas del dirigente de Podemos, reaparecido apenas un par de horas antes en un mitin en Leganés afirmando que Montoro "no le da miedo" y que lo tiene todo "en regla". Pero no ha dado explicaciones, apuntilla Antonio Jiménez.

En otra noche de miércoles de fútbol -apasionante, por cierto-, las tertulias supervivientes tenían como primer plato del menú el ya 'macrocaso' de las tarjetas black con sus 78 imputados. Y de segundo, de nuevo elecciones andaluzas, con la polémica servida sobre los verdaderos intereses de Susana Díaz, con Diego Valderas, su vicepresidente de IU dándole réplica en RTVE pero sin descartar que después del 22 de marzo renueven el pacto para gobernar Andalucía. Y, de postre, Monedero, un político "noqueado" le describió Chema Crespo en La Brújula.

La noche era cosa de dos. En la Noche de 24H, Sergio Martín entrevistó a la ministra de Fomento, Ana Pastor, uno de los políticos con una imagen impecable de "honestidad", premio en el que coincidieron todos los contertulios. En El Cascabel, el otro superviviente de la Copa del Rey, de nuevo Carmen Lomana comparecía en directo en su condición de 'experta' en Juan Carlos Monedero, el dirigente de Podemos al que sus ingresos le han convertido en uno de los protagonistas del día.

Luis el c... La fianza del ex tesorero del PP Luis Bárcenas en principio no tenía competidor en las mesas de debate. Polémica servida entre los que consideran la decisión judicial acertada y los que la ven inadmisible, pero en todos los casos fue la Justicia quien recibió críticas de todos los colores, unos por la tardanza o por el trato diferente ante otros implicados por corrupción y otros por encontrarla sospechosa o, como mínimo, arriesgada. Sin embargo, Susana Díaz se convirtió pronto en la protagonista de la noche con su crónica de un adelanto (electoral) anunciado.

El jiennense (con dos ennes, como me insiste mi suegro) Antonio Jiménez ha empezado el 2015 dispuesto a comerse el mundo y lo mismo te trae a Carmen Lomana que a los portavoces económicos de PP y Podemos a su tertulia. Pues con el permiso de Alsina y compañía, este oyente accidental e interesado de las tertulias de la noche tiene claro con qué va a dar esquinazo a la repetitiva TDT. Sobre todo cuando, como era de esperar, el futuro hijo de Susana Díaz toma entre los tertulianos del lunes categoría de 'embarazo de Estado" y Juan Torres, uno de los gurús económicos de Pablo iglesias, conseguía vender su milagroso "crecepelo" a los invitados de El Cascabel.

El juez Ruz, o mejor dicho, las fiscales de Gurtel -capítulo I-, cerraron una semana que empezó ensangrentada por el terrorismo y que aunque terminó con la muerte de, precisamente, uno de sus acólitos, el infame Bolinaga, devolvió la agenda política española a la triste senda de la corrupción. Siglo y medio de cárcel es una cifra elocuente de las andanzas de Bárcenas y Correa que han pringado al PP durante los últimos 16 años y, como sentenciaron las tertulias, le estallarán como una bomba de relojería en un año en el que se van a suceder las citas con las urnas.

Pese a que las andanzas de uno de los terroristas de París, el tal Coulibaly, han centrado la actualidad, el día a día político se presentó abierto en el apenas par de tertulias que llevarse al oído en otra noche de fútbol, derbi madrileño incluido. En 13TV, el debate alternativo fue Tania Sánchez, la esperanza madrileña de IU enredada en problemas propios y ajenos, mientras que en RTVE, se analizaban las declaraciones de Susana Díaz sobre un posible adelanto electoral en Andalucía tras el anuncio catalán.

Por supuesto que había temas más que serios para debatir en las tertulias del día en que Artur Mas anunciaba elecciones en Cataluña y el pacto "de Estado" contra el terrorismo yihadista siguió sembrando dudas entre los analistas. Pero el morbo manda y la presencia de Carmen Lomana en el Cascabel para contar cómo consiguió invitar a su fiesta del Día de Reyes a Juan Carlos Monedero era demasiada tentación. "Un hombre entrañable", lo definió. Todo un acierto de Antonio Jiménez.

Como era de esperar, la decisión del Supremo sobre el futuro carcelario de los etarras centró buena parte de las tertulias, aún centradas en Charlie Hebdo y su regreso a los quioscos tras la masacre de su redacción. Ambos temas relacionados y facetas del debate abierto entre seguridad y libertad para combatir el terrorismo, ahora con el apellido 'yihadista'. Rosa Aguilar, en La Linterna, justificaba el acuerdo "de Estado" del PSOE con el PP casi a ciegas: "Los acontecimientos y la propia realidad nos ha dicho que estamos ante una cuestión extraordinaria", sabedora del miedo del temor a que a alguien se la vaya la mano cuando se concrete hasta donde llegan los recortes a las libertades fundamentales de los ciudadanos

Rafael Hernando ha asegurado con poca convicción en el Cascabel que no tiene miedo a las encuestas que sitúan a Podemos como favoritos. El nuevo portavoz del PP en el Congreso de los Diputados desvió primero la respuesta a los datos económicos y luego, tras escuchar unas declaraciones de Esperanza Aguirre, a restar utilidad a los sondeos a cuatro meses largos de las elecciones autonómicas y municipales. La culpa, en todo caso, es de "algunos medios" que se han cebado con Rajoy y el PP potenciado a Podemos. También anunció que no irá a la manifestación contra la política antiterrorista del Gobierno, otro flanco por el que su partido pierde votos.

Pepe Hervás resumió espléndidamente en La Noche de 24H el día después del salvaje atentado de París. Unanimidad en la condena, discrepancia en las soluciones. La barbarie ha sembrado, además del terror, la confusión. Como ejemplo, la bronca entre Le Monde y Financial Times por un artículo en que se aludía a la "irresponsabilidad editorial" de Charlie Hebdo... frase retirada en algún momento del día. Pero en lo que concierne a España, la imagen de la Castellana cortada lo dice todo. No obstante, la falta de datos y de nuevo el fútbol redujeron el debate al mínimo.

En el fragor de las Cabalgatas de Reyes no hay descanso para quienes esperan el veredicto de las tertulias. Incluso a pesar de una actualidad que sólo animó a última hora el 'despido' de Zubizarreta y de las vacaciones -merecidas, por supuesto- de buena parte del personal, hubo su ración de análisis para amenizar la noche más agitada del año pese a la "prepotencia de Papá Noel" que denunció Ignacio Camacho en Onda Cero. Una gota de humor para empezar un 2015 en el que ya habrá tiempo para ponernos serios.

Apenas un par de tertulias que llevarse a la boca para estrenar 2015. Cosas del calendario que colocó el 2 de enero en viernes. En ausencia de los titulares, sólo la Cope y Onda Cero dieron hueco al análisis de la actualidad, eso sí en formato reducido y con debates amables como corresponde a unas fechas tan 'entrañables', como se solía decir, a pesar de que marcarán el nuevo año. Desde la corrupción al escenario electoral que abre la irrupción de Podemos y los claroscuros de su nacimiento como partido. El veredicto puede ser el de Manuel Marín: "Queda mucho por partido por jugar". Lo malo es que España suele perder en los penaltis... Y siempre gana Alemania, y no sólo en el fútbol.

Las últimas tertulias del año, a medio gas mientras llegan las uvas, se repartieron la escasa, pero intensa, actualidad de la jornada. La situación en Grecia y el miedo a Podemos siguió presente en los debates, con el permiso de Cristóbal Montoro, al que presidentes autonómicos de su propio partido atacan con dureza, y de José Antonio Monago y su mensaje navideño en el interior de una bodega de Trujillo. Otro personaje 'del año', la Infanta Cristina, tampoco faltó a la cita con el análisis de la noche.

Otra lideresa para la noche del martes. El 'recado' de Esperanza Aguirre a Mariano Rajoy al ofrecerse como candidata en la difícil plaza del Ayuntamiento de Madrid es un bocado que ninguna tertulia dejaría pasar por delante. Pero este blog apresurado del último análisis del día se centra hoy, tras pedir disculpas a la competencia, en la entrevista que el 'pequeño Nicolás' ha concedido al Cascabel de Antonio Jiménez.

Se veía venir desde que a media tarde Lucía Méndez  le decía a Mamem Mendizabal en Más Vale Tarde que "la infanta debe renunciar a sus derechos dinásticos" y emplazaba a Felipe VI a hacer una declaración "explícita" sobre el asunto más allá del todos somos iguales ante la Justicia. Cristina de Borbón estaba destinada a protagonizar el debate de los analistas, pero ha tenido que ceder buena parte el espacio a Susana Díaz y su reunión con Mariano Rajoy ante las narices de Pedro Sánchez. El veredicto de las tertulias dio por amortizado el futuro de la hermana del Rey porque lo que está en juego es el futuro del PSOE.

El alcalde de su pueblo lo define como una "chico normal hasta esta mañana" pese a sus problemas psiquiátricos. Daniel Pérez Berlanga  se ha convertido en el 'trending topic' obligado de los debates de la noche, intentando discernir la anécdota de la categoría y, sobre todo, criticando los fallos de seguridad que ha revelado el "incidente" de la calle de Génova en el que todo apunta a una persona con problemas psiquiátricos cuyos gritos contra los políticos se han oído más lejos que el de los cristales de la sede del PP rompiéndose en mil pedazos. El veredicto de las tertulias -diezmadas por la Navidad- advierte también de las consecuencias del pim pam pum a la clase política.

Otra noche con un protagonista claro para alimentar las fauces siempre hambrientas de los tertulianos. Eduardo Torres-Dulce probablemente tenga razones personales para su dimisión como fiscal general del Estado, pero salvo contadas excepciones, nadie se ha creído su escueta nota de cuatro líneas para hacer público el anuncio. Junto con la unánime referencia a las presiones que habrían desencadenado su marcha, la otra clave que ganó fuerza es la soledad en que había quedado tras otra sonada dimisión, la del ex ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, su gran y por lo visto único valedor.

Un día histórico, o casi, ha puesto fin el anacrónico muro que separaba a Cuba de EEUU. Una "gran y buena noticia" para algunos tertulianos y una "victoria del régimen castrista" para otros. Los elogios han ido a parar al muñidor del anuncio, Francisco, un Pontífice dispuesto a dejar huella. El veredicto de las tertulias, no obstante, se inclinó por la primera opción, siempre con la cautela de que se trata de un primer paso y el embargo sigue vigente.

Atrapado entre noticias como la terrible matanza de Pakistán y la crisis de una Rusia que se puede llevar mucho más que Ucrania por delante, Rafael Hernando asomó la cabeza como protagonista del día. El nuevo portavoz parlamentario del PP cuenta con un polémico historial de declaraciones, pero también con fama de ser trabajador y un auténtico profesional de la política. Y no de ser "ni de Soraya ni de Cospedal". Quizá el mejor veredicto de las tertulias de la noche fue el de Eva Orúe en TVE: "Nos va a dar grandes momentos".

Las Navidades de Mariano Rajoy, es decir, las de "la recuperación" no han gustado a nadie... aunque todo el mundo le dé la razón, a medias, pero nadie le discute que las grandes cifras de la economía suenan cada vez mejor. Pero el presidente se ha llevado un rapapolvo generalizado de tertulia en tertulia por su presunta falta de sensibilidad. Como dijo Antonio Papell en 24Horas, "estos alardes me hieren", eso sí tras destacar como noticia del día que una empresa española se ha llevado un pedazo del pastel del AVE made in USA.

El Portal de la Transparencia ha protagonizado los comentarios sin excepciones en las tertulias de la noche, para darle la bienvenida por unanimidad, pero también para bajarle los humos al Gobierno al darle tanta trascendencia al hecho cuando en realidad sólo ha servido, de momento, para abrir el debate de los sueldos de los altos cargos, y especialmente el de Mariano Rajoy que no es precisamente el que más gana. Ni mucho menos. Casi 300 empleados públicos como él ganan más, mucho más.

Sorpresas te da la vida, y la de esta tarde ha sido una de ellas, como decía esta noche Fernando Lázaro en la tertulia de RNE. Mariano Rajoy, el hombre tranquilo, ha dejado descolocado a diestro y siniestro, incluidos sus colegas del Partido Popular, salvo a Soraya Sáenz de Santamaría, por supuesto. El nombramiento de Alfonso Alonso ha sido, con derecho propio, el protagonista de todos los comentarios en radio y televisión.
  • 1