www.diariocritico.com
'Los cuerpos perdidos': violaciones, torturas y muerte en Ciudad Juárez
(Foto: Sergio Parra)

'Los cuerpos perdidos': violaciones, torturas y muerte en Ciudad Juárez

miércoles 07 de noviembre de 2018, 17:51h

'Los cuerpos perdidos', galardonada en 2009 con el premio SGAE de Teatro, es un texto de José Manuel Mora que ahora pone en escena Carlota Ferrer en el Teatro Español de Madrid. La obra está inspirada en una experiencia real del propio autor en México, a donde se acercó durante unos meses para ver en primera persona y denunciar la violencia que vivía Ciudad Juárez, una urbe de más de un millón de habitantes que, en los años 90 del siglo pasado, llegó a tener 400 casos de niñas, jóvenes y mujeres muertas, después de haber sido violadas y torturadas, y más de mil casos de mujeres desaparecidas.

El inmenso trabajo de diez estupendos actores y actrices reconstruye en escena la historia de esos feminicidios de Ciudad Juárez valiéndose, además, de música y danza, como ya hiciera Carlota Ferrer en Esto no es La casa de Bernarda Alba. Se trata de Carlos Beluga (el Preso, acusado de los crímenes de mujeres), Julia de Castro (descarada Cabaretera), Conchi Espejo (Rosa), Verónica Forqué (Madre del Preso), David Picazo, Paula Ruiz (ingenua Silvia Elena), Cristóbal Suárez (Profesor de Física, narrador de la crónica negra de los feminicidios), Jorge Suquet (Novio de Silvia Elena y amante del narrador), José Luis Torrijo (Marcello López, profesor de Historia y judicial) y Guillermo Weickert (Juan del Valle, el decano).

El montaje, de unas dos horas de duración, combina el teatro documental con el costumbrista, el psicológico, el surrealista y el poético. Y todo ello con desigual fortuna porque hay toda una sucesión de escenas variopintas que mezclan la narración de los hechos con baladas intimistas cantadas en inglés, junto a números de cabaret, rancheras y apuntes poéticos sobre el dolor y la muerte, combinados con retazos antropológicos y sociológicos alusivos al extendido machismo imperante en la sociedad mexicana. La puesta en escena de ese cocktail únicamente cobra el brío y la emoción que cabría esperar de un asunto tan duro y delicado de fondo, en la parte final del mismo que culmina con un canto coral de La Llorona de Chavela Vargas, de una hondura y una tristeza infinitas.

En una sencilla y neutra ambientación escenográfica de Mónica Boromello (grandes cortinones claros al fondo y a los lados del escenario, cortados a tiras anchas por donde los actores entran y salen de escena), el espectador ha de poner toda su imaginación en marcha para trasladarse al desierto de Ciudad Juárez, apoyado además por la ambientación sonora de Sandra Vicente y la luz de David Picazo y el vestuario de Leandro Sánchez.

En esta ocasión, creemos que la plástica que Carlota Ferrer imprime a sus montajes no ha encajado tan felizmente como en algunas de sus experiencias escenográficas anteriores -sobre todo en Esto no es la casa de Bernarda Alba-. La dureza de los cientos de asesinatos de mujeres que discurren en ‘Los cuerpos perdidos’ son motivo más que suficiente para traspasar de dolor y de estremecimiento al espectador de principio a fin del montaje y esa circunstancia solo se produce en la media hora final.

‘Los cuerpos perdidos’

Dramaturgia: José Manuel Mora

Dirección y coreografía: Carlota Ferrer

Reparto: Carlos Beluga, Julia de Castro, Conchi Espejo, Verónica Forqué, David Picazo, Paula Ruiz, Cristóbal Suárez, Jorge Suquet, José Luis Torrijo y Guillermo Weickert

Diseño de escenografía: Mónica Boromello

Diseño de iluminación: David Picazo

Diseño de vestuario: Leandro Cano

Diseño de sonido: Sandra Vicente

Asesoría de danza: Ana Erdozain

Fotografía: Sergio Parra

Ayudante de dirección: Enrique Sastre

Una producción de Teatro Español en colaboración con el Teatro Calderón de Valladolid

Teatro Español, Madrid

Hasta el 25 de noviembre de 2018

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.