www.diariocritico.com
Ante el acoso laboral, no basta con irse

Ante el acoso laboral, no basta con irse

Las secuelas del acoso desaparecen cuando te vas de la empresa”, esta frase se encuentra lejos de la realidad, pues las personas que afirman esto, no llegan a comprender la incidencia que pueden llegar a tener las actitudes de acoso en cualquier persona.

Como bien se sabe, la definición de acoso redunda en la reiteración del hostigamiento ejercido, de tal manera que un acoso continuado en el tiempo llega a tener pésimas y devastadoras consecuencias en la persona. Además, puede llegar a generar secuelas en la personalidad de la víctima, entendiendo por esto, la alteración persistente de una lesión, en este caso, psíquica. Es decir, consideramos una secuela a partir del momento en que no se pueden resolver las consecuencias del hostigamiento ejercido.

La persona víctima de acoso laboral, llega a sentirse totalmente débil y destruida, siendo muy complicado una recuperación rápida y tan instantánea como es “salir de la empresa”, es más, en muchas ocasiones, salir de la empresa no relaja a la persona, sino que le crea mayor sentimiento negativo al tener la percepción de haber perdido, de haberse dejado destruir por el hostigador.

Por otra parte, el marcharse de la empresa, es beneficioso en tanto en cuanto, la persona víctima de acoso, se aleja de la fuente de estrés continúa y comience un tratamiento terapéutico, con el fin de paliar el daño continuo que provoca seguir en un ambiente destructivo. Muchas personas víctimas de acoso laboral, han creído que lo mejor para su recuperación era abandonar su puesto laboral, y una vez que lo han abandonado, perciben que los síntomas negativos persisten, que siguen teniendo el autoestima baja, que deja de realizar actividades sociales que antes realizaba, que se siente apático, es decir un sinfín de síntomas que están vinculados al acoso laboral sufrido y que no se han eliminado por el mero hecho de salir de tu puesto de trabajo.

Teniendo en cuenta que, la presión a la que sometida la víctima de acoso laboral, así como el gran deterioro de su bienestar físico y psicológico, pueden llegar a hacer completamente insostenible su estado en el ámbito laboral. El pensar en volver al entorno de trabajo, tras una baja médica o sin ella, supone un sinfín de consecuencias, pues vuelve a reexperimentar el hostigamiento del agresor. Es esta situación, la que le lleva a la víctima a intentar buscar soluciones dispares y en la mayoría de las situaciones, esas soluciones están vinculadas al abandono de la empresa o la organización. Además, si la víctima de acoso ha pasado muchos años dentro de la empresa, comienzan a aparecer pensamientos, dirigidos a prejubilarse, lo que conlleva un total distanciamiento del mundo laboral. En otros casos, las personas jóvenes con mucha carrera profesional por delante, adquieren una actitud pasiva, contemplando como única solución, aguantar.

Por todo esto, es completamente imprescindible, tener presente que el abandono del puesto laboral, es una solución a corto plazo, nunca a largo plazo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.