www.diariocritico.com
Antes de la revolución tecnológica

Antes de la revolución tecnológica

martes 18 de julio de 2017, 14:18h

Los teléfonos móviles han cambiado nuestra vida y nuestra forma de vivir. En apenas unos años, estos pequeños dispositivos se han convertido en apéndices de nuestro cuerpo; van siempre con nosotros. Y nos permiten hacer cosas que antes de su llegada eran casi inimaginables. Con el móvil, por ejemplo, podemos navegar por Internet, contactar con cualquier persona en cualquier lugar del planeta y a cualquier hora, ir de compras a través de su pantalla o ver la televisión en directo.

Innovación en la industria

Pero para llegar hasta aquí han sido necesarias varias décadas de innovación. La industria ha recurrido a la tecnología para mejorar los terminales, las redes, el software móvil, su diseño, su peso y también su coste. La primera llamada realizada con un teléfono móvil fue en 1973 y fueron necesarios otros diez años de pruebas y una inversión de 100 millones de dólares para que en 1983 Motorola lanzara el Motorola Dynatac 8000x, el que se considera el primer teléfono móvil de la historia. Precisamente Motorola y también Nokia fueron los fabricantes que empezaron a popularizar el uso del celular en la década de los 90. Basta con echarles un vistazo para comprobar cómo han cambiado esos modelos respecto a los actuales, pero lo cierto es que marcaron época. El modelo Nokia 3210, de 1999, fue uno los más avanzados, con un precio más reducido y la inclusión de juegos tan míticos como la Serpiente, carcasas intercambiables y tonos de llamada personalizables.

También fue Nokia quien lanzó el primer ‘smartphone’ del mercado. Fue en 1997, cuando se comercializó el Nokia 9000i Communicator, que se podía abrir en horizontal para que acceder a una amplia pantalla LCD y un teclado completo desde el que se podía enviar y recibir faxes, mensajes de texto y correos electrónicos. No obstante fue Apple quien comenzó la gran revolución con el primer smartphone de Apple iPhone, el primer terminal en usar el sistema iOs que sirvió de inspiración y competencia para el resto de fabricantes y que surgió en 2007. A partir de entonces también apareció Android y hoy en día Samsung es el fabricante más destacado.

Nuevas infraestructuras

La innovación tecnológica ha sido la que ha transformado el mundo de la telefonía móvil, pero también las necesidades y la demanda de los usuarios. Es decir, se ha unido la infraestructura con el uso. Los dispositivos han ido incorporando más servicios, como conexión a Internet, GPS, cámara o apps, para satisfacer más a los clientes, al igual que han mejorado su potencia y velocidad con innovaciones tan importantes como la tecnología 4G. También han aumentado la duración de la batería y han reducido su peso (porque el tamaño varía en función de las modas).

Internet y nuevos negocios

El objetivo final es que estos dispositivos sean más completos y manejables, algo que se aplica también a otros dispositivos. La industria apuesta por que todo (o casi todo) sea portátil, desde ordenadores, hasta impresoras, escáneres e, incluso, los casinos. Y es que el sector de los juegos de azar también se ha visto revolucionado con la llegada de las nuevas tecnologías y el boom de los smartphones. Con Internet han aparecido los casinos online, como Qué casino, que ahora también son accesibles desde las pantallas de los dispositivos móviles, toda una revolución para el entretenimiento.

La revolución de la tecnología móvil continúa. De momento sabemos cuándo comenzó y lo que está suponiendo, pero predecir hasta dónde llegará es imposible. ¿Cómo serán los móviles del futuro? ¿Más pequeños y más rápidos? ¿Cuánto durará su batería? Los fabricantes tienen la respuesta.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios