www.diariocritico.com
Carlos Ríos
Carlos Ríos (Foto: Captura Instagram Carlos Ríos)

La polémica de Carlos Ríos y la salchicha en el microscopio, ¿es todo falso?

martes 24 de enero de 2023, 18:21h

Carlos Ríos, el líder del movimiento 'Real Fooding' y conocido influencer sobre nutrición, ha vuelto a sembrar la polémica.

Crear controversia no es algo ajeno a él, pues en su cruzada contra los ultraprocesados o la comida poco saludable, se ha enfrentado a multitud de polémicas. Normalmente lo achaca a la gran industria de los ultraprocesados y al poder que tiene en el mercado, pero en esta ocasión quienes han cargado contra él ha sido la comunidad científica.

El fin de semana el influencer subió un vídeo en el que ponía un trozo de salchicha al microscopio mostraba imágenes de cómo se veía. En un momento dado parece que se ve un pelo y una especie de planta.

La salchicha es un ultraprocesado con una calidad nutricional bastante deficiente, por lo menos las típicas que se venden en los supermercados. Hasta ahí bien, pero muchos científicos cargaron contra Ríos por el vídeo acusándole de difundir desinformación. ¿El motivo? El telescopio empleado, los nulos protocolos de preparación de la muestra y la duda sobre las imágenes.

Una de las primeras en criticar el mensaje del nutricionista fue Patricia González, neurocientífica, que puso en duda la veracidad de las imágenes ya que el trozo de salchicha es demasiado gordo y según indicó, la luz no pasa por él y por tanto no se podría ver al microscopio.

Un microscopio de andar por casa y como hemos mencionado antes, sin cuidar la muestra, por lo que la científica, que aclara que no entra en si la salchicha "es sana o no", tachó al vídeo de "falso".

Unos argumentos que muchos del gremio le aplaudieron y compartieron, aunque los fans del real fooding fueron en masa a criticarla y comenzó una fuerte 'pelea'. El debate se convirtió en tendencia e incluso todavía hoy sigue dando que hablar en redes sociales.

Ríos insistió en que su vídeo no era fake y que no manipuló la muestra ni las imágenes, pero lo cierto es que tal y como se ve en su publicación, no se sigue ningún protocolo para la preparación de la muestra, algo fundamental a la hora de ver algo al microscopio si se quiere hacer de forma rigurosa.

Como bien detallan desde 'Maldita.es' el propósito con el que se emplea el microscopio así como la preparación de las muestras, es importante para poder hacer una buena interpretación.

Otra científica y divulgadora, Gemma del Caño, ha compartido en Twitter varias fotografías de imágenes al microscopio, bueno, con una lupa según precisa, que sin contexto alguno parecen otra cosa. Un ejemplo con el que demuestra que observar a la ligera un alimento al microscopio no revela nada concluyente y más aún sin seguir los protocolos.

Especialmente si se habla de la calidad nutricional del producto, algo de lo que Carlos Ríos habla habitualmente, por lo que se mezclan conceptos que inducen a errores.

¿Entonces el vídeo es falso?

Como bien destacan las fuentes consultadas por 'Maldita.es' así como recalca otra científica consultada por 'diariocrítico', las imágenes de Ríos pueden ser veraces, aunque con matices.

Es plausible que se pueda llegar a ver la superficie del alimento empleando una luz desde arriba (como él indica) y con ciertos aumentos, aunque sea un utensilio 'de juguete' , lograr algo así como un efecto lupa.

Esto permitiría que esas imágenes puedan ser veraces, pero no permiten extraer conclusiones sobre su composición o la presunta contaminación del alimento en cuestión, como recogen también en 'verifica.cat'.

Sin más datos que ese vídeo de pocos segundos y sin ningún cuidado ni preparación de la muestra, no se puede asegurar que el pelo u otros objetos estén en el interior de la muestra o se haya contaminado al manipularla.

Además, como indica Gemma del Caño, para hablar de la composición nutricional hay que fijarse en la etiqueta de los ingredientes, no en coger un trozo sin cuidado alguno y mirarlo al microscopio.

La calidad nutricional no la revelan las imágenes, o por lo menos no en un 'análisis' tan rudimentario.

En definitiva, es un vídeo de pocos segundos, una muestra nada cuidada y un procedimiento tosco o rudimentario, por lo que no se pueden extraer conclusiones con rigor científico sobre nada, ni hablar de la calidad nutricional (sea ultraprocesado o no) ni sobre la composición.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios