www.diariocritico.com

¿Cuánto cuesta mantener una casa?

¿Cuánto cuesta mantener una casa?
Ampliar
jueves 06 de octubre de 2022, 11:12h

Adquirir una vivienda, ya sea para entrar a vivir o para reformar, conlleva unos gastos puntuales, como llenarla de muebles o realizar las reformas pertinentes, así como gastos fijos que tenemos que tener siempre presente; y es que ser propietario de un inmueble no sólo requiere que tengamos solvencia económica para afrontar los gastos que conlleva la compra de un piso o los plazos de la hipoteca, también nos vamos a enfrentar a una serie de gastos fijos. Una serie de costes en el mantenimiento que van desde el pago de impuestos hasta los suministros. Esta información es esencial; y es que, por ejemplo, teniendo en cuenta el precio actual de los suministros, es importante elegir electrodomésticos de buena calidad.

Presupuestos y planificación

Como comentábamos, saber cuánto dinero debemos tener preparado como gasto fijo es algo primordial para poder mantener una buena salud financiera. Una vivienda y los gastos asociados a su mantenimiento deben estar reflejados siempre en la planificación mensual. Sólo de esta forma lograremos tener un equilibrio entre los ingresos, los gastos y las deudas.

¿Cuáles son estos gastos fijos a los que tiene que hacer frente un propietario? Van desde la hipoteca hasta el seguro del hogar.

La hipoteca: el gasto principal

Quizá no es el mayor gasto, dependiendo del tipo de inmueble y de hipoteca, pero sí es uno de los más importantes. Las mensualidades del préstamo hipotecario son el principal gasto fijo al que haremos frente como propietarios de un inmueble.

Hay que señalar en este punto que cada hipoteca es diferente. Podemos encontrarnos hipotecas con interés variable, que sí podrían variar anualmente en su cifra, o las hipotecas de interés fijo, cuyo precio es fijo de por vida. Sea como sea, se recomienda siempre que la mensualidad de estas hipotecas no sea superior a un tercio de las ganancias del hogar.

Gastos de comunidad

En el caso de que tu vivienda no sea una casa independiente, como propietario tendrás que hacer frente, además, a los gastos asociados al uso y mantenimiento de los espacios comunes. Además, también a los gastos asociados a un administrador que se encargue de las finanzas del propio edificio.

Los dueños de cada vivienda se harán cargo de la parte proporcional que les corresponda. ¿Cuánto pagará cada uno? El porcentaje que cada propietario debe abonar está estrechamente relacionado con la superficie de su inmueble. De esta forma, una persona con una vivienda de 120 m cuadrados pagará más que una persona que cuente con un estudio de 60 m en el mismo edificio.

A esto debemos añadirle que dependiendo de la comunidad estos gastos se pueden disparar. No es lo mismo hacer frente a la luz y limpieza de un edificio de 5 plantas, que hacer frente a los gastos de comunidad que pueden generar unas zonas comunes como piscinas climatizadas y gimnasios.

Este importe suele pagarse trimestralmente.

El seguro del hogar

Otro de los gastos fijos a la hora de tener una vivienda es la del seguro del hogar. Estos seguros nos ayudarán, además, a estar cubiertos frente a posibles desperfectos e incluso robos.

El precio de los seguros depende mucho de la cobertura que queramos tener. Además, también depende de las pertenencias que queramos asegurar, es decir el contenido. Sea como sea, aunque es un pago que se suele realizar una vez al año, es posible fraccionarlo y pagarlo mensualmente.

Los suministros

Los suministros son un gasto fijo no sólo para los propietarios de una vivienda, también para aquellos que alquilan una. Es quizá una de las partes del presupuesto mensual que más nos preocupan pues entre otras cosas el precio de la energía eléctrica fluctuá constantemente, estando este año en máximos completamente históricos.

En los suministros debemos meter la luz, pero también el gas en el caso de que contemos con aparatos que lo usen (como calderas o cocinas). Además, también deberíamos incluir otros recibos como el agua y el gasto en internet o teléfono.

¿Podemos considerar suministros plataformas de contenido para ver series y películas? Sí, evidentemente. Todo eso también suponen pagos que vamos a tener que cumplir mensualmente.

Impuestos

El IBI es el Impuesto de Bienes Inmuebles que todos debemos abonar anualmente como propietarios. El cálculo de este impuesto se realiza con el valor catastral aplicándole un coeficiente que marcan los propios Ayuntamientos, así pues, es un impuesto que dependerá mucho del lugar en el que residamos. Suele oscilar entre el 0,4% y el 1,3%.

Por otro lado, también encontraríamos el tributo conocido como tasa de basuras. Es otro impuesto que manejan los Ayuntamientos, por lo que en muchos incluso podemos verlo unificado al recibo del agua.

Imprevistos

Aunque tengamos un buen seguro, tenemos que tener claro que los imprevistos muchas veces suceden y no hay forma de hacerles frente. Quizá tengamos que enfrentarnos a una reparación en casa que nuestra póliza no refleja, quizá necesitemos arreglar la lavadora o incluso poner unas plantas nuevas en el jardín. Sea como sea, es interesante que mensualmente se reserve entre un 5 y un 10% del presupuesto mensual para imprevistos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios