www.diariocritico.com
En cosmética, el recipiente cuenta más que el contenido
Ampliar

En cosmética, el recipiente cuenta más que el contenido

Los envases de vidrio son los favoritos para cremas y perfumes

Todo entra por la vista y eso los expertos en marketing lo saben a la perfección. Cualquier producto que queramos vender, por simple que parezca, debe resultar atractivo, debe poder accionar ese triple mecanismo del deseo que conduce a la compra: acercarnos al objeto, tenerlo en nuestras manos y finalmente poseerlo.

Al complejo mundo de los envases se le denomina packaging y tiene una importancia vital en el mundo de la cosmética. Este sector es el único en el que el envase y todo lo que transmite tiene mayor peso que el contenido.

¿Qué nos transmite el envase de cosmético?

La cosmética de alta gama tiene unos precios elevados. En general, un perfume de marca suele costar un mínimo de 50 €, de los cuales más de la mitad corresponden al envase. ¿Por qué damos tanto importancia al frasco? Muy sencillo: el envase es la cara visible del producto y trasmite emociones sin necesidad de abrirlo.

  • Elegancia y estatus: vienen determinados por la forma y el material del recipiente. Un frasco de vidrio con un tapón y color atractivos refleja elegancia y se asocia con un nivel social elevado.
  • Belleza: un envase bonito produce una sensación de placer al que lo contempla y deseo de poseer ese objeto.
  • Juventud y dinamismo: determinados diseños coloridos, con líneas rectas o formas asimétricas, conectan con clientela joven y transmiten ganas de vivir y fe en el futuro.

El material, elemento determinante

El envase comunica, es capaz de emitir mensajes propios y lo hace a través del color, la forma, el tamaño, la tipografía y, sobretodo, el material con el que está fabricado.

Vidrio

El material favorito de los envases para cosméticos es, sin duda, el vidrio. Sus principales propiedades son la resistencia, tanto a la presión como a las altas temperaturas, y su carácter indeformable. No se oxida, es 100 % reciclable y permite observar el contenido interior.

El vidrio es el mejor material para conservar intactas las propiedades del producto, ya que es totalmente neutro. No transfiere olor y no altera el color y permite plazos de validez muy superiores a otros materiales. La durabilidad y la elegancia son otras de sus características destacadas. El vidrio permite una enorme variedad de diseños y formatos y facilita la impresión en alto relieve.

Plástico

Es otro material ampliamente utilizado en cosmética por sus propiedades físicas y químicas, ya que permite envasar sólidos, líquidos y gaseosos. Sus principales características son: menor coste económico, resistencia al impacto y a la corrosión, higiene y flexibilidad.

Aluminio

Es un material en auge dentro del sector del envasado cosmético y se utiliza fundamentalmente para la fabricación de pintalabios, maquillaje de ojos y perfiladores de cejas. El aluminio es un material de gran ligereza, que conserva las propiedades de los cosméticos y sirve de barrera contra la luz, las bacterias y los olores.

Nuevas tendencias

En los últimos años, la cosmética ha empezado a apostar por la sostenibilidad. Las empresas han decidido involucrarse en la protección del medio ambiente y han introducidos nuevos materiales para el envasado de productos. Uno de ellos es el papel, 100 % reciclable, que se utiliza para jabones y champús.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios