www.diariocritico.com
Los jóvenes y el alcohol: del borracho valiente, se ríe la gente
(Foto: EP)

Los jóvenes y el alcohol: del borracho valiente, se ríe la gente

miércoles 04 de enero de 2017, 13:32h

Actualmente, nos preocupa que los jóvenes españoles, “salgan a emborracharse” o que “no entienden la fiesta sin el alcohol”, pero la realidad, es que esto sucede desde hace más de diez años; los jóvenes, en gran número menores de edad, tienden a emborracharse los fines de semana.

Si bien es cierto que, se han intentado llevar a cabo varias campañas y planes preventivos, a raíz del aumento de consecuencias nefastas debidas al consumo de bebidas alcohólicas, aunque sus resultados no han sido siempre beneficiosos.

Lo primero que deberíamos pensar, es por qué resulta tan atractivo “emborracharse”. Pues bien, poniéndonos en el lugar de los más jóvenes, en el momento en el que llevan a cabo dicha conducta, creemos importante hablar de varios factores influyentes, como la edad, la autoestima, el entorno social, las características de personalidad y los modelos educativos que han recibido.

La adolescencia es una etapa muy suculenta y excitante, y por ello se considera el momento idóneo para descubrir amistades, experiencias y situaciones. En ocasiones, los más arriesgados, llegan a situaciones límite. Dentro de estos momentos experimentales, es donde se incluyen los primeros contactos con distintos tipos de sustancias, las más destacadas el tabaco y el alcohol.

Según estudios realizados por la universidad de Granada, el alcohol en adolescentes, está altamente relacionado, positiva y significativamente con características de extraversión y comportamiento antisocial; en un primer momento, se piensa que el alcohol ayuda a los jóvenes a relacionarse, puesto que desinhibe a la persona y facilita un acercamiento social entre iguales, siendo la realidad totalmente contraria. El alcohol es un depresor del sistema nervioso central, perteneciente al grupo de sedantes, como los barbitúricos o las benzodiacepinas, que son medicamentos recetados para la ansiedad, el insomnio, los estados afectivos o el suicidio asistido.

Todo esto nos lleva de nuevo a la cuestión más importante: la percepción de los jóvenes sobre el alcohol y el consumo de dichas bebidas. ¿Qué piensan los jóvenes sobre el alcohol? Muchos jóvenes de nuestro país, carecen de la información necesaria acerca de los efectos del alcohol, no solo físicos o cognitivos, sino motores y conductuales, (se reduce la respuesta a los estímulos externos, se disminuye la capacidad de hablar con coherencia, se alteran la coordinación y el equilibrio. etc.).

Fruto de este desconocimiento, tienden a minimizar las consecuencias que el alcohol puede tener sobre ellos. Lo ven como un facilitador de las relaciones sociales, un instrumento de cohesión entre el grupo de iguales y un elemento básico para la diversión.

Es por esto, que las campañas preventivas, no han de ir dirigidas a la prohibición de las bebidas alcohólicas o a encarecer su precio, sino a informar, promover, calar en los más jóvenes los efectos a largo plazo que puede tener en ellos dicho consumo, y las fatales consecuencias a corto plazo que puede generar.

Cabe destacar que, en el consumo de alcohol, así como en el de tabaco, influye que el propio hecho de consumirlo y embriagarse les hace sentirse “mayores”, se creen adultos sin pensar, que la realidad es un consumo irresponsable.

No obstante, es cierto que existe un sector de jóvenes que valoran los efectos nocivos sobre la salud y la conducta, pero lo que todos ellos tienen en común es que, en nuestro país, existe una gran accesibilidad para comprar y consumir alcohol independientemente de la edad.


Análisis elaborado por Paloma López & Rocío Gavilán, del gabinete 'Psicología Velázquez'
Calle Velázquez 53, Madrid - 650541532
www.psicologiavelazquez.com


¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios