www.diariocritico.com
Los 10 mejores discos de 2022 (por ahora)
Ampliar

Los 10 mejores discos de 2022 (por ahora)

jueves 23 de junio de 2022, 12:58h

Ya estamos a mitad de año y toca cumplir con una de nuestras tradiciones favoritas, repasar las mejores canciones y discos de estos 6 primeros meses de 2022.

Como si se tratara de la ruptura de una maldición, el hecho de haber dejado atrás las peores restricciones de la pandemia, el regreso a los escenarios y a respirar aire libre, parece que han tenido un efecto mágico en la cosecha de 2022 que nos está dejando una gran cantidad de discos maravillosos. Para hacer esta lista he tenido que dejar fuera trabajos tan notables como los de Yard Act, Rosalía, Spiritualized, The Weeknd, Kevin Morby, Aldous Harding o Cate Le Bon, pero es que de los diez que aquí aparecen, ninguno baja del 8'5, y están encabezados por dos maravillas absolutas de Big Thief y Black Country, New Road.

10 - Sharon Van Etten - We've Been Going About This All Wrong

Es curioso que tras su colaboración el año pasado en la maravillosa 'Like I Used To' (nuestra canción favorita de 2021) este año Sharon Van Etten y Angel Olsen hayan vuelto con dos discos totalmente diferentes pero que parecen mirar en la otra, y es que podríamos decir que este 'We've Been Going About This All Wrong' es el particular 'All Mirrors' de Olsen, su disco más producido y sintético, también el más dramático y épico, un nuevo capítulo de su vida, esta vez la crisis de la pandemia juntándosele con su cambio de residencia, hecho canciones con una de las mejores voces de la actualidad.



9. Fontaines D.C. - Skinty Fia

Posiblemente su mejor disco hasta la fecha, Fontaines D.C, siguen sonando intensos y apasionados en 'Skinty Fia', su tercer trabajo, pero además expanden su sonido post punk y entregan tres sencillos memorables como 'Jackie Down The Line', 'I Love You' y 'Roman Holiday', capaces de atrapar al oyente no solo por sus texturas sino también por sus melodías.



8. Michael Head & The Red Elastic Band - Dear Scott

Un artesano de pop clásico volviendo por todo lo grande y entregando su mejor trabajo a una edad tan poco pop como 61 años. Claro que nada es normal en la vida de este músico que ha comandado dos formaciones tan interesantes como Pale Fountains y Shack, pero que nunca ha tenido un reconocimiento a la altura de su inmenso talento. Para aquellos que quieran una prueba de ese talento que escuchen atentamente gemas como 'Broken Beauty', 'Kismet', 'American Kid', 'Grace And Eddie' o 'Gino And Rico'.



7. Beach House - Once Twice Melody

El dúo de Baltimore, formado por Victoria Legrand y Alex Scully, ha vuelto por todo lo alto con su disco más exuberante y ampuloso, una especie de actualización de su sonido, buscando un sonido más amplio, como si fuera su paticular versión del Muro de Sonido, o una condensación lujosa de toda su carrera, y luego están canciones como 'Superstar', la titular, 'Sunset', 'Hurts To Love', 'Masquerade', 'The Bells' o 'Modern Love Stories', al alcance de muy pocos.



6. Kendrick Lamar - Mr. Morale & The Big Steppers

Otra maravilla del rapero que ha marcado los últimos diez años de la escena musical. Puede que en la portada aparezca con corona de espinos y en un vídeo flotando sobre el agua pero este es el disco en el que Lamar se muestra más sincero, brutal y honesto sobre sí mismo, sin ningún complejo de Jesucristo. Ni es un Dios, ni un líder, ni tiene ningunas ganas de serlo, es un ser humano con muchas flaquezas y problemas, como cualquiera, aunque tenga un talento brutal para esto de la música. Lo suyo es un striptease emocional que alcanza su clímax con la maravillosa 'Mother I Sober' acompañado de la increíble voz de Beth Gibbons de Portishead.



5. The Smile - A Light for Attracting Attention

Un disco demasiado bueno como para ser considerado un proyecto paralelo, nada de lo publicado fuera del sagrado nombre de Radiohead había alcanzado las cotas de este A Light for Attracting Attention, en el que Thom Yorke y Jonny Greenwood se han aliado con el batería de Sons Of Kemet, Tom Skinner, y su habitual productor, Nigel Godrich, para entregar un disco a la altura, como mínimo, de 'A Moon Shaped Pool'. Sabiendo que Sons Of Kemet se van a disolver tras esta gira y que Radiohead lleva sin sacar disco desde el lejano 2016, puede que The Smile sea el futuro y Radiohead el pasado. Si los resultados son así de especiales, bienvenido sea.



4. Wet Leg - Wet Leg

Un bienvenido soplo de aire fresco para el indie rock con guitarras, Rhian Teasdale y Hester Chambers se han marcado el debut más refrescante y adictivo que he escuchado en años. Un disco que vino precedido por ese bombazo 'underground' que fue 'Chaise Longue, una canción tan pegadiza que amenazaba con convertirlas en un grupo de 'one hit wonder', pero la aparición de 'Wet Dream', 'Angelica' o 'Ur Mum' confirmaron que no era así y el disco terminó por demostrar que las canciones que no eran sencillos también eran perfectas píldoras pop como ese inicio tan refrescante con 'Being In Love' y ese final descacharrante con 'Supermarket'. Si ya hace versiones de sus canciones hasta Harry Styles es que el éxito mundial está a la vuelta de la esquina. Un disco que demuestra que el rock puede volver a ser divertido y burbujeante, en fin que necesita menos canciones intensitas y más sobre chaise longues y sueños húmedos.



3. Angel Olsen - Big Time

"Angel Olsen goes country" ese sería el resumen vago de este disco, porque sí, es evidente que es su disco más natural y Nashville, pero aquí también hay folk o soul, además de una intérprete fabulosa en su mejor momento. Un disco rodeado de unas circunstancias convulsas, Olsen lo grabó unas pocas semanas después de declararse públicamente gay y de la muerte de sus padres, que suena a terapia de choque con una producción cuidadísima donde se nota la mano del gran Jonathan Wilson y Olsen puede sacar definitvamente a su Dolly Parton o Patsy Cline interior.



2. Big Thief - Dragon New Warm Mountain I Believe in You

'Dragon New Warm Mountain I Believe in You' es el disco con el que Big Thief alcanzan el pico de su (excelente) carrera, una obra en la que se mezcla country con trip hop y folk con Pat Metheny sin que parezca un disparate, un doble disco que suena como una obra unitaria gracias a la enorme química que desprenden los cuatro músicos que las tocan, una especie de The Band del siglo XXI que han entregado un disco enorme.



1. Black Country, New Road - Ants From Up There

El segundo disco de Black Country, New Road, que ha aparecido un solo año después de su debut, ve a este grupo de siete miembros evolucionando sutilmente su post-punk hacia algo más melódico e intenso que nunca, como si a las influencias de Slint y Black Midi se les hubieran sumado Arcade Fire y los Fairport Convention del principio, en un disco que suena a obra maestra por todos los lados. Un disco catártico y bello que contiene sonidos mucho más accesibles sin sacrificar en ningún momento la magia musical de una banda que tendrá que recomponerse para futuros trabajos ya que su cantante y guitarrista, Isaac Wood, dejó la formación al poco de publicarse el disco. Una noticia muy triste, aunque tampoco creo que hubieran podido mejorar esta maravilla.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios