www.diariocritico.com

La prima de riesgo se coloca en el entorno de los 450 puntos

España supera en riesgo ya a Italia y la presión hace intervenir al BCE con compras de deuda

> Economía aduce cuestiones técnicas 'superficiales' para explicar la escalada

viernes 18 de noviembre de 2011, 09:30h
El Banco Central Europeo (BCE) ha intervenido a pesar de la resistencia inicial de nuevo en los mercados de deuda para comprar títulos españoles e italianos. Según dijo un operador a EFE-Dow Jones, la autoridad monetaria europea estaba comprando "pequeñas cantidades". Esta intervención ha ayudado a que se redujera la rentabilidad del bono español y por tanto que se estrechara el diferencia con el bono alemán, la denominada prima de riesgo, que a primera hora de la mañana había superado primera vez los 500 puntos. La prima de riesgo se sitúa en 451 puntos básicos. El MInisterio de Economía ha explica también en que consiste la cuestión técnica para explicar este ataque a la deuda:  la prima llegó a alcanzar los 525 puntos básicos a primera hora por cambiar el bono español a diez años de referencia, al incorporarse el bono subastado ayer y que vence tres meses más tarde. Con el bono anterior, cuya rentabilidad se sitúa en el 6,42%, la prima desciende a los citados 451 puntos básicos.

- La subasta de deuda pone a España en niveles de rescate, a tres días de elecciones
- Las razones de por qué Merkel está en contra de los eurobonos

  • Agencias


  • Agencias

El fuerte repunte que ha registrado la prima de riesgo española al inicio de la jornada del viernes, cuando ha llegado alcanzar los 525 puntos básicos, obedece básicamente a una "cuestión técnica artificial" y no a razones de mercado, al cambiar el bono español de referencia en la comparación con el alemán, según explicaron fuentes del Ministerio de Economía. La subida del diferencial del bono español a diez años respecto a su homólogo alemán se ha producido después de que esta mañana se haya incorporado como referencia en la comparación el nuevo bono a diez años subastado ayer y que vence tres meses más tarde que el anterior.

Pero lo cierto es que el BCE parece haber claudicado a la oposición de la canciller alemana a la intervención del Banco Central Europeo (BCE) comprando deuda de países en riesgo. Después de dos días de compras masivas de deuda española e italiana, la prima de riesgo ofrecida a los inversores por los bonos españoles a diez años respecto a sus homólogos alemanes alcanzaba los 525 puntos básicos, nuevo récord histórico desde la creación del euro, con un interés superior al 7%, y supera de nuevo el diferencial de la deuda italiana, que comenzaba la sesión a la baja, cerca de los 500 puntos. El Ibex bajaba un 0,5% en la apertura como consecuencia. Parece ser además que el Banco Central Europeo (BCE) acordó internamente intervenir en el mercado de deuda soberana de la zona del euro con un límite de 20.000 millones de euros semanales. Así lo asegura el diario alemán "Frankfurter Allgemeine Zeitung" (FAZ) en su edición del viernes sin citar fuentes. El límite se considera en círculos de la banca central "un secreto" porque se teme que podría incentivar las especulaciones.

La subasta de ayer del Tesoro, en la que se colocaron obligaciones a 10 años por encima del 7%, desató un fuerte ataque especulativo a la deuda española que hoy se mantiene provocando que la prima de riesgo supere los 500 puntos básicos, y perjudicada además por el hecho de que  El BCe no interviene con compras en apoyo de la deuda. La deuda española entra en zona de rescate con el aumento del 5% de rentabilidad de los bonos al 6,71%. De esta manera, España queda expuesta en la primera línea de fuego junto a Italia. Los bonos italianos se mantienen estables sobre los precios de cierre de ayer alrededor del 6,73%.

Cuánto se puede aguantar así

La economía italiana paso a primera línea de fuego con la crisis política ante la falta de adopción de medidas del antiguo Gobierno de Silvio Berlusconi. La formación de un gobierno de concertación liderado por Mario Monti está aliviando ligeramente las tensiones sobre la deuda del país. Aunque la rentabilidad de la deuda a diez años supera el 7% y la prima de riesgo se sitúe por encima de los 520 puntos básicos, ha sido suficiente para igualar el diferencial con la deuda España después de ampliarse hasta los 142 puntos. En España, la situación para las empresas, no sólo el Gobierno, puede llegar a límites insostenibles si hay que acudir a financiación exterior. De hecho, varios bancos y empresas de primer nivel han tenido que retrasar e incluso suspender emisiones de deuda. El propio Gobierno ha aplazado la privatización de Loterías del Estado y Aena.

"Aunque España no tenga muchas necesidades de liquidez a corto plazo, el peligro de que arrastre a otras economías puede hacer necesaria la intervención para frenar esta deriva", apuntan desde una firma de análisis. Aunque, según añade, primero se intervendría a Italia, porque tiene más deuda y, tambíén, más necesidades de refinanciación. Pero la intervención no sería a través del fondo de estabilidad financiera de la Unión Europea, puesto que todavía no tiene la dotación suficiente. Tendría que ser a través de una línea de crédito provisional del Fondo Monetario Internacional. Algo que no es nuevo: es una fórmula que se rumoreó se había ofrecido a Italia. Eso sí, dada la tardanza europea en tomar decisiones, antes de cualquier intervención, se llevará la situación al límite. El interés del bono español a diez años puede dispararse hasta el 7,5% o el 8%.


En el resto del mercado europeo, los otros países expuestos al nuevo coletazo de la crisis de deuda como Francia, Bélgica y Austria, ven como las rentabilidades ofrecen un ligero respiro.

Desde principio de octubre las rentabilidades de sus deudas a diez años se han elevado un 48% y un 58%, respectivamente. El bono francés a diez años ha pasado del 2,56% hasta el 3,80% con la prima de riesgo por encima de 200 puntos. Mientras el austriaco el rendimiento asciende desde el 1,83% al 2,90%. La deuda alemana mantiene su rentabilidad en torno 1,7% al mismo nivel que en septiembre después de aumentar su rentabilidad por encima del 2% durante octubre.

Ante este panorama las bolsas europeas han abierto con descensos significativos y mantienen el tono rojo de pérdidas. El Ibex 35 vuelve a ser el índice que menos cae resistiendo los 8.200 puntos. Mientras en el resto de plazas los descensos se acercan al 2%.El euro por su parte desciende ligeramente cerca de los 1,35 dólares.


Lea también:
- Auxilio del Banco Central Europeo a España: lo que Merkel respondió a Zapatero
- España no se hunde por los 'pelos' gracias a la intervención del BCE
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios