www.diariocritico.com

Emilio Gutiérrez Caba y Ramón Langa protagonizan la obra en el Teatro Marquina

Drácula se sube a los escenarios teatrales con una versión que traslada  el miedo a los espectadores

Drácula se sube a los escenarios teatrales con una versión que traslada el miedo a los espectadores

viernes 13 de enero de 2012, 09:04h
Vuelve uno de los personajes más clásicos de cine y literatura. Pero ahora Drácula se sube a los escenarios teatrales. No sólo eso, porque la versión que han hecho Eduardo Bazo y Jorge de Juan, con el protagonismo en el papel del mítico vampiro de Ramón Langa, y con presencia también de otro histórico del teatro español, el gran Emilio Gutiérrez Caba, va más allá. Porque pretende que el miedo llegue hasta el patio de butacas, hasta los propios espectadores del madrileño Marquina, donde estará mes y medio antes de salir de gira por España.
La versión teatral del inmortal personaje de Bram Stoker, que se ha respetado al máximo, aporta la novedad poco cuidada hasta ahora de que de el personaje aparenta ser una "bellísima persona" para poder "saciarse de sangre", matando poco a poco a sus víctimas, según declara a Efe su intérprete, Ramón Langa. Dispuesto a dar con él aparecerá el profesor Van Helsing, interpretado por Emilio Gutiérrez Caba, viejo conocido de Jorge de Juan tras haber participado en "La mujer de negro", un montaje del que asegura haber aprendido que es posible transmitir miedo mediante el teatro. Atmósfera de "amenaza" continua hacia el público que considera factible gracias a la puesta en escena de algunos "miedos ancestrales" de la humanidad, como "la oscuridad o la muerte".

A tal efecto, el joven actor Martiño Rivas, que debuta en el teatro después de formar parte del reparto de la serie 'El Internado', confiesa que uno de los puntos fuertes de este "Drácula" es su ruptura de "la cuarta pared", la barrera invisible que se establece entre el escenario y el resto del auditorio."Saben que si pasa algo en el patio de butacas les va a pasar a ellos, no a un personaje de la obra", añade Gutiérrez Caba, ganador en 2001 y 2002 del premio Goya a mejor actor de reparto.Respecto a la proliferación actual de producciones de este género, Langa sostiene que los productores solo buscan "explotar la misma veta" que películas como 'Crepúsculo', aunque matiza que el vampirismo "ha estado de moda siempre".
 
Vampirismo, guerra y sangre

Además, opina que vivimos en una época "muy poco creativa en casi todos los ámbitos" con muchas dificultades para "retratar la sociedad" presente. "El público se engancha a las cosas más peregrinas", añade con amargura su oponente en la ficción. Martiño Rivas, por su parte, cree que el éxito de estos formatos se debe especialmente a la desorientación que padecen los adolescentes de hoy en día. "Es fácil sentir cierta empatía con estas personas 'outsiders'", reconoce.
Más crítico, Langa asegura que este reflejo se debe a que "vivimos en un sistema muy vampiro", cuyo "mayor negocio es la guerra", la sangre en última instancia.

Dedicado al doblaje durante buena parte de su carrera, Langa dice estar más cómodo en el teatro, aunque dice deber mucho a una industria que asoció para siempre su voz a los papeles de Bruce Willis. Como guinda del pastel, la obra cuenta con "apariciones y desapariciones" para las que el reparto ha sido instruido por el mago Yunke, a quien el veterano actor destaca por su "pulcritud y eficacia".  "En una época tan opresiva, de malas noticias, distraerse de otra manera vale la pena", concluye Gutiérrez Caba animando a los madrileños a que acudan a ver la obra. "Que vengan a vernos con el cuello tapado, no provocando", bromea Ramón Langa.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios