www.diariocritico.com

Herido gravemente en la cara hace 4 meses, reaparece el día 4 

Juan José Padilla: 'Mi objetivo esencial es ser figura, más que recuperar la visión'

Juan José Padilla: "Mi objetivo esencial es ser figura, más que recuperar la visión"

sábado 11 de febrero de 2012, 09:15h
Ellos lo niegan. Pero son héroes. Y el que más por ahora, Juan José Padilla, que tras su gravísima cornada en Zaragoza que le destrozó la cara y le ha dejado sin visión del ojo izquierdo, reaparece el próximo día 4 en Olivenza. Y lo hace no sólo con la moral a tope, sino con las ideas más claras en su vida y en su carrera que antes del percance. Y con una frase que desarma a cualquier persona que no pertenezca a ese altar ejemplar de los héroes: "Mi objetivo esencial es ser figura del toreo antes que recuperar la visión".  Eso sí, confía en que los empresarios no le sigan poniendo sólo ante bicornes de las ganaderías duras, "aunque sea por la cornada, otro aspecto positivo que me ha regalado la misma".
El también conocido como 'Ciclón de Jerez' es la máxima atracción de la feria de Olivenza, donde el próximo día 4, menos de cinco meses de su cornada, hará el paseíllo junto a dos figuras, José María Manzanares y Morante de la Puebla, con las que no solía compartir terna hasta ahora debido a que los mandamases del escalafón van muy cómodos eligiendo ganaderías comerciales como la de Núñez del Cuvillo. Aunque Padilla discrepa de esta opinión: "todos los toros pueden hacerte daño y matarte; los que lidian ellos, también", aunque no por ello oculta que, eso sí, "al menos en teoría permiten sacar la calidad que llevas dentro y no te condicionan el estilo".

Y con un buen humor a prueba de bomba -qué otra cosa es sino el solivianto de la carne de una cornada- redondea bromeando: "Bueno, supongo, porque he matado tan pocos de estas divisas, ja ja... después del festejo volvemos a hablar".  Y contrariamente a lo que nos acontecería a cualquier catecúmeno de base -léase espectador- de la religión compulsiva y laica que es la Fiesta, este héroe saldrá al ruedo "al cien por cien", porque para ello, aparte de las operaciones, los ejercicios físicos y de rehabilitación, ya ha toreado en el campo sin ningún problema: "Hasta yo mismo estoy sorprendido, pero mi visión se ha adaptado a un sólo ojo y no tengo ningún problema".

Preguntado si incluso en su especialidad de las banderillas, donde no hay capote o muleta para defenderse y es menester 'asomarse al balcón de los pitones', se encuentra bien, insiste y remata: "De no estar a tope físicamente, y, por supuesto, de moral, no saldría a torear por el respeto a mi profesión". Una profesión a la que no guarda rencor. sino todo lo contrario: "Ahora la quiero más. Me ha tocado a mí, pero ya uno sabe lo que puede pasar cuando se inicia en esto; las cornadas no dejan de ser medallas". Su carácter indomable, como su sastre taurino e íntimo amigo Justo Algaba -que le prepara un vestido muy especial para la reaparición "de color fe, esperanza y triunfo"- cuenta, aún es mayor ahora.

Una persona nueva

Como si se tratara de un nuevo hombre, algo que admite El Ciclón: "Es que soy una persona nueva, sé valorar cosas que antes, sin descuidarlas, quizás no valoraba como debía: los amigos, las personas que te quieren y, por supuesto, la mujer y los hijos". Una profesión y devoción en la que este oficiante pretende lograr la catadura similar a los dos coletudos que le acompañarán en Olivenza. Porque uno de sus objetivos para esta campaña de 2012, "si no surgen problemas en la rehabilitación" y teniendo en cuenta que aún le quedan algunas operaciones en la cara, es actuar en todos aquellos lugares donde le llamen, incluida la cátedra de Las Ventas, donde afirma que todavía no ha logrado mostrar toda su dimensión, "aunque nunca es tarde y este año puede ser".

Pero el fundamental es "ser figura del toreo", y al cuestionarle si pone esto por encima de, por ejemplo, recuperaer la vista, regresa al volapié: "por supuesto, para mí es esencial lo primero antes que recuperar la vsisión". Aunque no por ello renuncia a seguir con pruebas y tratamientos por si llegara un milagro en ese ojo, en principio poco probable.

Con su ya larga carrera y tres lustros de alternativa, Padilla está al tanto y tiene opinión del complicado momento de la Fiesta, "no tan malo como lo pintan, pero entre todos los profesionales debemos ayudar", y sus problemas, que comenta. Falta de emoción en el ruedo por la escasa bravura de la mayoría de las reses que se lidian: "se exagera, insisto en que cualquiera te puede matar y desde luego las corridas que lidio yo no son precisamente así, ¿eh?". La juventud alejada: "eso si es muy grave, debería hacerse una gran labor en las escuelas y universidades para que los jóvenes se empapen de la belleza del toro y se acerquen después a las plazas, porque son los clientes del futuro".

Y cierra con las que han despertado más polémica y sobre todo expectación: Cataluña: "la prohibición es aparte de creo que ilegal por recortar libertades y ya lo decidirá el Constitucional, bochornosa. Porque sólo se debe a temas políticos" y  Francia: "allí, donde el aficionado manda más que aquí, no tienen complejos para apoyar la Fiesta y declararla de protección cultural". Y como broche, vuelve a su actualidad: "todo esto es importante para mí, pero mucho más la cita del día 4 y el inicio de una nueva carrera del nuevo Padilla". Suerte, maestro.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

4 comentarios