www.diariocritico.com

El mañagueño confirmó con la dignidad que no tuvieron todos los demás

San Isidro: Fortes se salva de la desvergüenza de Morante, Manzanares, empresa  y autoridad

San Isidro: Fortes se salva de la desvergüenza de Morante, Manzanares, empresa y autoridad

jueves 16 de mayo de 2013, 22:49h
Toros de JUAN PEDRO DOMECQ, mal presentados en general, con 2º, 3º y 4º anovillados; todos flojos, descastados y mansos aunque nobles. MORANTE DE LA PUEBA: pitos; bronca. JOSÉ MARÍA MANZANARES: palmas tras aviso; ovación con algunos pitos. JIMÉNEZ FORTES, que confirmaba alternativa: palmas tras aviso; ovación tras aviso. Madrid. 16 de mayo. Plaza de Las Ventas, 8ª de Feria. Lleno. Se guasrdó un minuto de silencio en conmemoración del 93º aniversario de la muerte de Joselito en Talavera de la Reina.
Esta es la crónica de un escándalo anunciado. Aunque no veía en los carteles, pero se sabía. Porque es una pelícual muy vista. Resulta que llegan las máximas figuras, los dos coletudos que mayor expectación han levantado, aparte de la encerrona de Talavante con seis victorinos, y se traen sus toritos de su ganaderita. Pongamos que se haba/escribe de Morante de la Puebla y José Mari Manzanares, en lo referido a los espadas, y a los toros artistas, ja ja, de Juan Pedro Domecq.

Y, encima, los coletudos son incapaces de estar bien, de hacer honor a su fama. Encima. Menos mal que el toricantano Jiménez Fortes dio la cara y se la jugó exprimiendo a semejantes toruchos o lo que fuera aquello. De modo que él, que era el convidado de piedra, pues ni eligió bicornes ni compañeros de desastre, además de no tener culpa de nada, le echó dignidad y torería. Primero en el de la ceremonia, de adecuado nombre, 'Odioso', aunque los hubo peores. Eso sí, en comportamiento era como sus hermanos, ni artista ni 'na'. Y como sus hermanos, un toro flojo, vago y podrido, un carretón atontolinado y (des)olé. Tras unas chicuelinas de quietud, el malagueño le realizó una faena un tanto deslavazada y sin emoción con alguna serie estimable, dentro de un orden. 

Con el  sexto, de inexacto nombre, 'Engañoso', que a nadie mintió, Fortes -que intervino en quites artísticos toda la tarde, siendo el único en ello, por la vagancia de sus colegas, aportó ortodoxia y cierto desmayo en redondos y al natural, pegándose un arrimón entre los pitones con las manoletinas y bernadinas finales que le habrían merecido una oreja en caso de no haber fallado al despenar al bicho. En fin, lo dicho/escrito, que el chaval se ganó a la parroquia y la repetición. 

Una verónica y dos trincherillas

Pero no le veremos más en el abono, y sí a Morante y Manzanares, culpables y con escasa vergüenza ni torera ni profesional ni 'na' de 'na'. El de la Puebla festoneó una verónica, una, y dos trincherillas, dos como balance de toda su tarde. Fue en el segundo, ya que al cuarto, no quiso ni verlo. Paradójicamente, sus únicos quites -ni intentó alguno artístico, ni siquiera el de perdón en el sexto- fueron dos de peligro en el tercio de banderillas del quinto bicho a Juan José Trujillo -magníficos- y Luis Blázquez.

La culpabilidad de Manzanares no se queda en la indignidad de elegir esta ganadería y sus veedores estos toros para Madrid,sino también en su forma ventajista, al hilo de los pitones y ayuna de cargazón de la suerte a lo largo de toda la tarde. Sí que es verdad que en otras muchas plazas se tapa con el empaque y el clasicismo, pero no en Las Ventas -sobre todo por el tendido 7, donde salió una pancarta que resumía la tarde, 'No queremos perritoros', y los buenos aficionados de otros lugares-, que aplicó a sus dos enemigos, es un decir/escribir.

Pero, claro, no es sólo cuestión del de la Puebla y el alicantino, porque hay otros culpables o cómplices. Por ejemplo, los veterinarios, por dejar pasar esta novillada -perdón, corrida-; por ejemplo, la autoridad por darle luz verde; por ejemplo, la empresa por anunciarla sabiendo el rechazo que iba a suscitar entre los aficionados; por ejemplo, el ganadero, por traer estos bicornillos. O sea, cual señala el sabio refrán: 'Entre todos la mataron y ella sola se murió'... la Fiesta. No hace falta antitaurinos, fiera de ella, porque los tenemos dentro y (des)olé.   


- Pinche aquí para ver el vídeo de Canal + con los mejores momentos

>> Todas las crónicas de San Isidro 2013>>
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro asociado a esta noticia:

  • Comentarios

    Últimos comentarios de los lectores (3)

    21304 | Valero - 17/05/2013 @ 09:34:01 (GMT+1)
    Torear es difícil sí. Y cosa de valientes, también. Por ello quien quiere torear sin casi riesgo pierde lo uno y lo otro. El torero que salga a la plaza a vérselas con toros y con las opiniones que al respecto surjan o que se dedique a la pastelería asumiendo otros retos y otros riesgos. Aunque Emilio es severo en sus crónicas tiene razón en recordarnos de este modo la esencia de este arte. Valero
    21303 | Sol - 17/05/2013 @ 09:18:25 (GMT+1)
    Pues yo, Sr. Méndez, discrepo de usted. La Tauromaquia puede ser un arte pero está sujeta a unas reglas en las que un torero se enfrenta a un toro "toro" no a un simulacro de toro como son la mayoría de toros de Juan Pedro Domecq. Descafeinados, desnatados y "sin gluten". Prueba de ello que las figuras consagradas pierden el culo por torear esas corridas. Eso por una parte y por otra, si entendemos la tauromaquia como un arte con unas reglas (en pintura no es lo mismo dar un brochazo que reproducir, cada artista desde su visión una realidad) hay bastantes toreros del escalafón que no ejecutan el arte de "cuchares" según las normas establecidas. Y uno puede justificar excepciones cuando se enfrentan a un señor toro pero a un "Juan Pedrito" no. No creo que sea fundamentalismo sino defensa de la integridad de la fiesta. Ahora, si queremos convertir la fiesta taurina en otro espectáculo parecido, entonces ...... hágase la voluntad de todos ustedes.
    21296 | Manuel Méndez - 17/05/2013 @ 01:22:05 (GMT+1)
    Discrepo totalmente de su artículo, y creo que pertenece a los fundamentalistas del 7 que creen que las plazas de toros son un circo romano, y los toreros son gladiadores. Si no entienden que esto es un arte seguro que pueden soñar con la antigua Roma....

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.