www.diariocritico.com

Crítica de la película

'Una familia de Tokio': Un 'remake' con alma propia

'Una familia de Tokio': Un 'remake' con alma propia

viernes 22 de noviembre de 2013, 15:42h
Es muy difícil criticar una película como 'Una familia de Tokio' porque la primera pregunta que te viene a la cabeza es ¿es necesaria? La respuesta, sin necesidad de verla, es no. Y es que 'Una familia de Tokio' es un remake de 'Cuentos de Tokio', la obra maestra de Yasujiro Ozu que siempre aparece entre las diez mejores películas de cualquier medio especializado ¿Se imaginan un remake de 'Ciudadano Kane' o 'Vértigo'? ¿No sería algo así cercano al sacrilegio? Pues algo parecido es lo que viene a la cabeza cuando piensas en una versión de 'Cuentos de Tokio', lo que pasa es que, una vez vista, tus ideas cambian y te parece bien que Yoji Yamada haya decidido homenajear a su maestro con esta bonita película.
Otra pregunta que habría que realizarse es si lo que hace Yamada es copia u homenaje. Sus planos son puro Ozu, con la cámara a ras de suelo e incluso los decorados recuerdan enormemente a los de su maestro. Creo que en este punto habría que decantarse por el más sincero homenaje. Yoji Yamada debutó precisamente como asistente de director en 'Cuentos de Tokio' así que parece normal que se haya decidido a rendir tributo a aquella obra maestra ahora que se cumple su cincuentenario. Claro que a la hora de hacer una nueva versión de algo perfecto lo primero que habría que preguntarse es qué otras cosas puede aportar. Aun así Yamada ha conseguido una película que emociona sin apenas retocar nada de la obra original. Se trata de una actualización de la historia, que pasa de estar situada a principios de los 50, tras la II GM, a la época actual.

Se trata de la historia de un anciano matrimonio que se desplaza desde su pequeño pueblo a la capital Tokio para visitar a sus hijos pero estos están demasiados ocupados con su vida como para atender a sus padres. Bajo esta simple premisa argumental, en la versión original, se esconde una de las más increíbles reflexiones sobre el ocaso del ser humano que se hayan visto pero Yamada no se queda demasiado atrás en su versión. Hay pequeños detalles para contextualizarla, referencias a Fukushima o al GPS. Más allá de eso, el único cambio importante en la historia es el del fundamental personaje de Noriko, si en la obra cumbre de Ozu era la nuera del viejo matrimonio, cuyo marido había muerto en la guerra, ahora aparece como la novia del hijo más joven. Es su relación con la mujer, lo mejor de la película y la que la eleva por encima de un remake al uso. En ese personaje halla Yamada el corazón de su película y el más profundo homenaje al tremendo humanismo de Ozu. Sus relaciones con madre, hijo y padre, pueden considerarse lo mejor de la película.

Puede que 'Una familia de Tokio' no sea una película necesaria, pero tiene alma propia más allá de la obra de Ozu. Si además hace que aquella inmortal película encuentre nuevos espectadores, bienvenidos sean.

Lea también:

- 'Blue Jasmine': La crisis económica y de valores según Woody Allen
- 'Vivir es fácil con los ojos cerrados': Almería, 1966
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios