www.diariocritico.com
Premios Príncipe de Asturias: los discursos de los galardonados

Premios Príncipe de Asturias: los discursos de los galardonados

- Los Reyes presiden la despedida de los Premios Príncipe de Asturias que el año que viene serán Princesa

viernes 24 de octubre de 2014, 19:12h
Los Reyes están presidiendo la entrega de los Premios Príncipe de Asturias 2014, una entrega muy especial ya que se trata de la primera edición que preside Felipe VI y doña Letizia desde su subida al trono y la última en la que se entregarán los Príncipe de Asturias, ya que, a partir del año que viene, pasarán a llamarse Princesa de Asturias.
El presidente de la Fundación Príncipe de Asturias, Matías Rodríguez Inciarte, ha dicho este viernes que es necesario esforzarse en promover los valores que defiende la Fundación Príncipe de Asturias "en un mundo cada vez más complejo y con retos más difíciles". Rodríguez Inciarte se ha pronunciado en esos términos  en su discurso en la ceremonia de entrega de los Premios Príncipe de Asturias 2014, en presencia de los Reyes de España. "Son momentos llenos de compromiso y de ilusión porque creemos en lo que hacemos y, siempre, con espíritu positivo", ha dicho.

A continuación ha sido el turno de los galardonados:

John Banville: Letras
La gala se está llevando a cabo con toda normalidad y los premiados ya han comenzado con sus discursos. Uno de los primeros ha sido el escritor irlandés John Banville, Premio Príncipe de Asturias de las Letras 2014, ha defendido este viernes en la gala de entrega de los galardones que "la invención más trascendental de la humanidad es la frase".

"Han existido grandes civilizaciones ignorantes del concepto de la rueda, pero poseían la frase, pues sin ella no habrían sido ni grandes ni civilizadas. Con frases pensamos, especulamos, calculamos, imaginamos. Con frases declaramos nuestro amor, declaramos la guerra, prestamos juramento. Con frases afirmamos nuestro ser. Nuestras leyes están escritas con frases", ha señalado durante su discurso ante el auditorio del Teatro Campoamor de Oviedo.

John Banville, que ha calificado de "inmenso honor y placer" estar "en el corazón del Principado de Asturias", ha continuado aseverando que "no es desatinado afirmar que con frases está escrito nuestro mundo". "Otros defenderán tesis distintas. El científico dirá que nuestro supremo logro como especie es la invención de las matemáticas. Y, ciertamente, el lenguaje de las matemáticas posee una sublime belleza. En su rigor radica su aliento", ha apuntado.


Avelino Corma: co-premiado en Investigación Científica y Técnica

El químico Avelino Corma, galardonado con el Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica 2014 junto con los estadounidenses Mark E. Davis y Galen D. Stucky, ha resaltado durante su discurso en la ceremonia de entrega de los premios la importancia de la química como motor de la mejora de la calidad de vida.

"Sorprendido" por haber sido uno de los escogidos para pronunciar un discurso durante la ceremonia, Corma ha explicado que la investigación química ha estado siempre presente en las grandes revoluciones de la humanidad, como los avances en la elaboración de fertilizantes sintéticos que aumentan la producción agrícola o la creación de catalizadores --mecanismos que aceleran las reacciones químicas-- que, aplicados a la sanidad, el transporte o las comunicaciones, han contribuido a la mejora de la calidad de vida.

En este día "de fiesta para el mundo de la cultura", Corma ha querido poner en relieve la necesidad de no anteponer la búsqueda de beneficios económicos ni la obtención de resultados "cortoplacistas" a la creación del conocimiento científico. "En unos tiempos dominados por una economía deshumanizadora hay que tener en cuenta que el aprendizaje y la generación del conocimiento transcurren por un camino largo que requiere recursos y esfuerzo continuado para recorrerlo", ha señalado.

Corma, considerado como una autoridad internacional en el campo de la catálisis heterogénea --creación de nuevas superficies que propicien reacciones químicas-- ha defendido la necesidad de "no olvidar" cuáles son los objetivos de la Universidad y de los centros públicos de investigación. "No se trata solamente de formar buenos técnicos preparados para triunfar en el campo profesional", ha apuntado. Lo que desea la comunidad científica, prosiguió, son jóvenes que alcancen una formación integral como seres humanos "libres y conscientes" que estén convencidos de que el fin último de su trabajo es construir una sociedad "más justa".

Joseph Pérez: Ciencias Sociales

El historiador e hispanista francés Joseph Pérez, Premio Príncipe de Asturias de Ciencias sociales 2014, ha recurrido, en su discurso en la ceremonia de entrega de los galardones, a la figura de Frray Luis de León, con el objetivo de recordar lo que la civilización universal "debe a España". Pérez ha dicho que, para Fray Luis, "la paz excluye toda resignación ante la injusticia".

En su intervención en el Teatro Campoamor de Oviedo y ante la presencia de los Reyes de España, Joseph Pérez ha recordado el libro 'De los nombres de Cristo', en el que el religioso español se refiere a la idea de la paz, compuesta de dos elementos: orden y sosiego.  En este sentido, Pérez ha señalado que la paz, para ser verdaderamente tal, supone la justicia sin la cual no sería sino la ausencia de guerra, o una especie de guerra "que aún no se ha declarado abiertamente".  De ahí la exigencia de un sosiego, de aceptación y consentimiento.

"El orden sin sosiego degenera en paz armada, tiranía, despotismo; el sosiego sin orden crea situaciones inmorales y censurables. La paz verdadera exige que orden y sosiego anden juntos", ha resumido. Así, las cosas, para Fray Luis, ha explicado Pérez, la paz supone una "lucha" de todos los instantes para desarraigar las causas de conflicto. "Luchar por la justicia, la libertad o la verdad es procurar restablecer el orden, un orden violentado y fautor de la discordia", ha señalado. Para Pérez, Fray Luis se anticipó al filósofo Immanuel Kant  y su "paz perpetua". Pérez ha concluido su discurso diciendo que el humanismo de Fray Luis de León viene a coincidir con las Luces del siglo XVIII. "Esta es la contribución de España a la civilización europea", ha zanjado Joseph Pérez ante el auditorio del Teatro Campoamor y los Reyes de España.


Caddy Adzuba:  Concordia

La activista congoleña Caddy Adzuba, Premio Príncipe de Asturias de la Concordia 2014, ha querido compartir el "honor" del galardón que recoge este viernes en el Teatro Campoamor de Oviedo con las mujeres víctimas de violencia sexual y activistas de todo el mundo.
"Es un gran honor para mi humilde persona. Hubiese querido que este honor fuera recibido por las miles de mujeres congoleñas, víctimas de la guerra y de la violencia sexual y despojadas de todo honor desde que sus cuerpos fueron transformados en campos de batalla. Y quiero compartir este honor con las mujeres activistas de todo el mundo, y en especial con las de la República Democrática del Congo que, día y noche, luchan para defender los derechos humanos, con el exclusivo fin de establecer la justicia", ha dicho al inicio de su discurso en la gala de esta trigésimo cuarta edición.

Adzuba ha incidido en que con este premio se reconoce "la labor pacífica de lucha contra la violencia sexual de la que son víctimas las mujeres en tiempos de guerra, en la zona oriental de la República Democrática del Congo, y la lucha contra la pobreza". "Hoy, la mujer congoleña víctima de los conflictos armados, violentada y violada, ha  perdido toda su dignidad y vive en la deshonra. Ella, cuyos órganos genitales fueron sometidos a los ultrajes más viles, condenada a la esclavitud sexual y rechazada por su propia comunidad, lleva 18 años sufriendo: 18 años de tortura, 18 años de destrucción, 18 años de huida errante y desplazamiento, 18 años de pobreza extrema", ha alertado.

Igualmente, ha puesto el acento en que "los niños nacidos de esta atrocidad que es la esclavitud sexual en tiempos de guerra, son a su vez víctimas de violaciones cuando son niñas, y reclutados a la fuerza en las bandas armadas cuando son niños: un círculo vicioso de sufrimiento y desolación que pone directamente en peligro el futuro de la nación congoleña, a causa de los miles de niños sin educación y traumatizados por los horrores de la guerra".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios