www.diariocritico.com
Los peritos admiten 'errores' al atribuir a los exconsejeros 4,3 millones de retribuciones indebidas

Los peritos admiten "errores" al atribuir a los exconsejeros 4,3 millones de retribuciones indebidas

miércoles 14 de enero de 2015, 10:31h
Los peritos independientes del Banco de España que pusieron de relieve irregularidades en la fusión y salida a Bolsa de Bankia han admitido ante el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu que pudieron cometer "errores" de estimación al señalar que los exconsejeros de la entidad percibieron 4,3 millones de euros de forma indebida, informaron fuentes jurídicas.
El informe detallaba que en 2011, año de la salida a Bolsa de Bankia, el expresidente de la entidad Rodrigo Rato, el exvicepresidente José Luis Olivas y el exconsejero José Manuel Fernández Norniella percibieron 1,4 millones de euros de forma indebida por asistir al Consejo de Administración de la entidad y percibir dietas al mismo tiempo. Además, otros directivos habrían percibido 2,8 millones más por cobrar dietas y asistir a consejos de otras sociedades del grupo.   

Los peritos Antonio Busquets y Víctor Sánchez Nogueras, que han declarado durante más de cinco horas en la segunda jornada de ratificación de sus informes, han reconocido a preguntas del abogado del Banco Financiero de Ahorros (BFA), matriz de Bankia, que no contaban con el desglose mensual de las retribuciones, por lo que pudo no producirse simultaneidad entre unas percepciones y otras, lo que no supondría un incumplimiento de la Ley de Cajas.

NO TUVIERON TODA LA INFORMACIÓN   


En otro momento de su comparecencia, los peritos han indicado que Bankia no les facilitó toda la información que solicitaron en relación con la reclasificación de sus créditos. Sin embargo, fuentes de Bankia  negaron este extremo y aseguraron que la documentación facilitada fue "ingente".
  
Los expertos sostenían que las cuentas que el equipo de Goirigolzarri reformuló en mayo de 2012 deberían haber contabilizado pérdidas adicionales de 1.192 millones de euros si se hubiera aplicado una correcta clasificación contable de activos inmobiliarios.
  
Las nuevas pérdidas responderían, según ellos, a la decisión del equipo directivo entrante de reclasificar de 'normal' a 'subestándar' créditos por valor de 13.244 millones de euros que, a su juicio, deberían haberse contabilizado con la condición de 'morosos'.
  
En este sentido, los técnicos del Banco de España han señalado que sólo pudieron analizar una parte de los créditos dudosos de ser devueltos porque, según ellos, la entidad no trasladó esta información con detalle. Fuentes de las defensas, sin embargo, acusaron tras la comparecencia a los peritos de haber llegado a sus conclusiones extrapolando casos particulares y a partir de apreciaciones personales, lo que desvirtuaría sus informes y llevaría a la necesidad de reclamar la elaboración de nuevas pericias.
  
El rifirrafe entre el abogado del BFA y los peritos ha sido zanjado por el juez instructor Fernando Andreu, que ha recordado que la entidad tiene la condición de imputada en la causa y podía "colaborar o no". "Y en este caso no lo hizo", ha añadido, según fuentes jurídicas presentes en la comparecencia.

"POLÍTICA GENERAL DE RECLASIFICACIÓN"   

Fuentes de Bankia explicaron que la única petición de los expertos que no fue contestada fue la relativa a "las debilidades que motivaron la reclasificación de cada riesgo y/o incremento de provisión". No se pudo hacer, según la entidad, porque no existía "una motivación individual" que llevara a incrementar la provisión de cada préstamo sino que se trasladó la "política general de reclasificación de determinadas carteras de crédito", tal y como exigía la normativa vigente.
  
En relación con los créditos de riesgo subestándar se incluyeron los instrumentos de deuda y riesgos contingentes que, sin cumplir los criterios para clasificarlos individualmente como "dudosos o fallidos", presentan debilidades que supondrían asumir "pérdidas por la entidad superiores a las coberturas por deterioro de los riesgos en seguimiento especial".
  
En esta categoría se incluirían, entre otras, las operaciones de clientes que formaban parte de colectivos en dificultades --tales como los residentes en una determinada área geográfica o los pertenecientes a un sector económico en dificultades económicas-- o las operaciones no documentadas adecuadamente.

SITUACIÓN MACROECONÓMICA   

Busquets y Sánchez Nogueras también han desvinculado el deterioro de la entidad, que tuvo que reformular sus cuentas de 2011 para pasar de 309 millones de euros de beneficios a 2.979 de pérdidas, al empeoramiento repentino de la situación macroeconómica que se produjo en la segunda mitad de ese año.
  
Para tratar de demostrar esta tesis, han señalado que el propio presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, señaló en el Consejo de Administración del 27 de julio de 2012 que la entidad había sufrido una destrucción de valor por situaciones alejadas en el tiempo, según señalaron varias fuentes presentes en la sala de vistas. De igual modo, han apuntado que el exconsejero delegado de la entidad Francisco Verdú apuntó en su declaración judicial que los deterioros en el grupo se habían generado en los últimos doce años.
  
Al ser preguntados por el abogado del FROB por qué no tuvieron en cuenta las provisiones genéricas que realizó la entidad, los peritos han señalado que "ya se habían utilizado" y que sólo se pueden utilizar para cubrir "deudas contingentes" y "coberturas de deuda".
  
En otro momento de la declaración los peritos han sido preguntados por la situación del Banco de Valencia y las soluciones que buscaron sus gestores. "Me parece razonable que salieran pitando", ha dicho Busquets.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios