www.diariocritico.com

Critica de la película

'El francotirador': La importancia del punto de vista

'El francotirador': La importancia del punto de vista

viernes 20 de febrero de 2015, 17:09h
Es muy difícil  a la hora de hacer la crítica de una película como 'El francotirador' disociar la película en sí de las implicaciones morales que pueda tener. Clint Eastwood se acerca a la Guerra de Irak partiendo del punto de vista de Chris Kyle, alguien que se considera a sí mismo casi un cruzado. La película, por lo menos no trata de justificarlo, pero más allá de sus implicaciones morales, Eastwood entrega un trabajo que hace agua en su parte dramática, a pesar de contar con alguna que otra buena secuencia bélica.
Lo fundamental en una película así es el punto de vista. En esta director y guionista nos cuentan la historia desde los ojos de Chris Kyle, considerado el francotirador más letal en la historia de los EEUU, un patriota americano que cree que el suyo es el mejor país del mundo por la gracia de Dios. Un hombre en cuya educación se le inculcó que las personas se dividen entre ovejas, lobos y perros pastores. Y claro, él es un perro pastor dispuesto a defender a su rebaño de los lobos. Claro que si está historia la viésemos con los ojos de un iraquí lo más probable es que Kyle tuviera toda la pinta de un lobo de lo más feroz y salvaje.

Y es que, como decíamos, la clave de todo el asunto está en el punto de vista. Si está misma película la hubiera rodado Paul Greengrass, el héroe americano hubiera tenido el contrapunto de alguien en el bando iraquí. Alguien del que también se hubieran molestado en contarnos su historia, si tiene una mujer que le quiere detrás, si a su padre ya lo mató un SEAL americano en la primera Guerra del Golfo. Pero todo esto no son más que suposiciones y lo que tenemos aquí es la película desde el punto de vista de Kyle. No se intenta justificar su postura, solo se nos dice como piensa y porque es capaza de apretar el gatillo una y otra vez.

Naufragio dramático

Pero el verdadero gran problema de la película, más allá de lo que cada uno pueda interpretar es lo mal que casan sus dos partes, la bélica y la doméstica. Si Eastwood vuelve a sacar lo mejor de sí mismo en las escenas en Irak, la película naufraga completamente cuando vuelve a EEUU y trata de contarnos la relación entre Kyle y su mujer. Es allí donde 'El francotirador' flojea rotundamente rozando el nivel de 'TV movie'. Es allí donde se sueltan todos los tópicos posibles sobre la poca adaptación a la vida familiar de su protagonista, con frases tan manidas como: "incluso cuando estás aquí, no estás aquí".

Claro que si los momentos bélicos son lo mejor de la película, tampoco están a la altura de otra película de Eastwood como 'Cartas desde Iwo Jima' o de la película que más recuerda en esos momentos, 'Enemigo a las puertas'. Pero si en aquella película los dos francotiradores tenían su importancia, aquí el rival de Kyle solo está puesto para engrandecer, aún más, al héroe. Claro que son esos momentos, tan cercanos a su querido western cuando Eastwood luce más, luego la acción se traslada a la intimidad del hogar y la película deja una sensación de frialdad absoluta.

Puede que la moralidad de 'El francotirador' sea lo que más llame la atención, pero Eastwood ha demostrado ser un experto en personajes moralmente ambiguos, ya sea el William Munny de 'Sin Perdón' o el Walt Kowalski de 'Gran Torino', pero si aquellas eran grandes películas 'El francotirador' se queda lejos de su brillantez y su héroe crepuscular, Chris Kyle, no llega a acercarse ni de lejos a las aristas de aquellos. Y es que 'El francotirador' tiene menos de 'Sin perdón' y más de 'Hazañas bélicas'.

Lea también:

- La quiniela de los Oscar 2015: 'Boyhood' vs 'Birdman'
- 'Foxcatcher': La pesadilla americana
- 'The imitation game (Descifrando Enigma)': Un correcto, y poco arriesgado, 'biopic'
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios