www.diariocritico.com
‘Manténgase a la espera’, por la compañía Los Absurdos Teatro, sube al escenario la procelosa aventura de cambiar de proveedor telefónico

‘Manténgase a la espera’, por la compañía Los Absurdos Teatro, sube al escenario la procelosa aventura de cambiar de proveedor telefónico

miércoles 26 de agosto de 2015, 16:54h
La compañía Los Absurdos Teatro representa cada martes en elOff del Lara una deliciosacomedia,‘Manténgase a la espera’, un texto escrito y dirigido por Alfonso Mendiguchía, que también forma parte del reparto junto a Patricia Estremera (a cuyo cargo esta, así mismo, el atrezzo y el vestuario) y Jorge Gonzalo. Los tres artistas son capaces de transportar al espectador durante los 65 minutos de duración del montaje a una realidad que no resulta nada ajena a ninguno de ellos: la lucha titánica y, las más de las veces, también absurda que el usuario de servicios de telefonía móvil se ve obligado a librar contra esa legión de teleoperadores que están perfectamente instruidos por las compañías a las que sirven como ciegos mercenarios. El objetivo es no perder ni un solo cliente y, si para ello, hay que marear, entretener, confundir, irritar, exasperar, o crucificar al cliente, se le hace eso y lo que haga falta con tal de no perderlo.

A mitad de camino entre el mundo absurdo y alienante de las novelas de Kafka (‘El proceso’, ‘El castillo’, ‘La metamorfosis’…) y el mundoépico en que sitúa Miguel de Cervantes a su ‘Don Quijote de la Mancha’ luchando contra enemigos gigantes, tornadizos, fantasmagóricos, que cobran la fuerza de la más cruda realidad en la mente del caballero hidalgo, puede situarse la circunstancia que atraviesan los personajes de ‘Manténgase a la espera’.Una comedia trepidante repleta de humor absurdo, que contiene una sátira cruel y realista, en forma de ácida venganza contra las compañías telefónicas, sus servicios de información y el mal uso (cotidiano por irracional, obsesivo, alienante…) que hacemos de los teléfonos móviles sus usuarios.

Alfonso Mendiguchía, el autor del texto, bien se ve que ha sufrido en sus propias carnes -como la práctica totalidad de los usuarios de móvil en todo nuestro país- todos los vicios que denuncia, y que ha visto en la vía de la sátira contra las todopoderosas multinacionales telefónicas su personal catarsis frente a un hecho que parece haberse admitido ya por todos como inevitable, y que llena deimpotencia y de desesperación a quienes pretenden cambiar de compañía operadora.

La historia

Una pareja de recién casados trata de demostrase a sí misma que sus puntos de vista sobre los asuntos esenciales para mantener una convivencia ejemplar coincide en todo, salvo en un par de temillas sin importancia: tener o no tener niños, y su postura frente al uso del móvil. Los recién casados están a punto de cenar, pero la aparición de una cucaracha, un inoportuno ataque de hipo, el "Rapid", la cena que se quema, la casa que se incendia… Y, en medio, una lucha titánica, constante contra los adiestrados teleoperadores de las compañías telefónicas que no se rinden ante ninguna batalla que puedan plantearle los usuarios, y menos aún si de lo que se trata es de huir despavorido como cliente de la compañía.

La pareja cuenta su vida en los cuatro actos, -con intermedios cantables que van del clásico ‘Cheek to cheek’ hasta los viejos éxitos de Camilo Sesto-en que está dividida la comedia. En el primero, el marido, hombre maniático donde los haya, se pasa la vida descubriendo coincidencias astrales con los pequeños acontecimientos cotidianos, números, el horóscopo,... (Ella nace el 7 del 7 del 77. Se casan el 10 del 10 del 10... ).

El segundo acto es una recreación en clave de parodia de la obra de Dios al dar vida sobre la faz de la tierra (el mar, los continentes, la vegetación, los animales, el hombre y la mujer…), que es visto como un cierto error de cálculo, de la divinidad que solo se ha reparado con la aparición sobre la faz de la tierra de los móviles…

En el tercer acto, los reyes son los teleoperadores... (La conversación final de Ernesto Gardel, al que da vida Jorge Gonzalo, con la joven casada, es una delicia). Y, por último, se cierra el círculo dramatúrgico fundiendo esta situación con la que se inició la obra, es decir, con la pareja otra vez frente a frente.

La sucesión de las escenas es ágil, rápida, casi de vértigo, próxima a las que podemos ver en cualquier spot publicitario, en donde la luz, los fundidos en negro, el sonido y las canciones se alían para mantener al espectador permanentemente atento en todo momento y sin dejar de sacarle sonrisas, risas y carcajadas (según los momentos) de principio a fin del montaje.

La compañía Los Absurdos ya conoce lo que es el éxito pues su ‘Desnudo, nadie es perfecto’, un montaje estrenado en 2010, ha sido representado ya cientos de veces por toda España. Ese es, sin duda, el antecedente, de este otro gran éxito que, sin duda, seguirá cosechando esta ‘Manténgase a la espera’ porque contiene todos los elementos necesarios para ellos (está muy bien escrita, muy bien interpretada y, además, el público, conecta inmediatamente con el tema porque le afecta cotidianamente).

Si quieres, pues, verte reflejado en tu constancia, tu paciencia, tu fortaleza mental y tu autocontrol en esa lucha titánica entre dos contendientes desiguales con los teleoperadores de las compañías telefónicas, no dejes de pasarte por el Off del Lara. Disfrutarás de unos 60 minutos de humor desatado y absurdo que Los Absurdos Teatro han sabido construir como un mecano perfecto sobre el escenario y que las compañías telefónicas seguirán alimentando mientras el móvil siga presidiendo nuestras vidas como el dios profano al que todos adoramos.

‘Manténgase a la espera’

Autor y director: Alfonso Mendiguchía

Intérpretes: Patricia Estremera, Jorge Gonzalo, Alfonso Mendiguchía

Madrid. Teatro Lara, todos los martes.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.