www.diariocritico.com
Elecciones… hasta en 'GH VIP': el 'pequeño Nicolás', Julius y Javi, candidatos a la 'repesca'

Elecciones… hasta en 'GH VIP': el 'pequeño Nicolás', Julius y Javi, candidatos a la 'repesca'

> Liz abandonó la 'campaña' (casi) antes de empezar y Lucía Hoyos, fue descartada por el público

lunes 22 de febrero de 2016, 01:55h
El séptimo debate de ‘GH VIP’ dio el pistoletazo de salida a la ‘campaña’ de Fran, Julius, Lucía, Javi y Liz, con el objetivo de recabar el mayor número de votos posibles de la audiencia para regresar a la casa este jueves. Tras lanzar su eslogan de campaña, Liz sorprendió a todos con el anuncio de su retirada de la lucha por la ‘repesca’, y se sometió al ‘tercer grado’ en plató. Lucía Hoyos fue la menos votada por el público y quedó fuera de la lucha por la ‘repesca’. Alejandro, pese a estar nominado, consiguió la inmunidad para las nominaciones del jueves, y logró el privilegio de una llamada al exterior. El míster ‘permitió’ a Laura ganar la última carrera para ver los porcentajes ‘a ciegas’ de las nominaciones, que resultaron estar muy igualados: 44,2%, 43,2% y 12,6%, que se repartían Rosa, Alejandro y ella.

‘Para divertirse, Fran’, ‘Si queréis mucho chocolate, Liz’, ‘Por altura, gran hermano, Julius’, 'Para despertar del letargo a los que están hibernando, Lucía', y 'Mucho que aclarar, muchas cosas que vivir, Javi', fueron los ‘lemas de campaña’ elegidos por los ex concursantes, con los que arrancaron las votaciones de la audiencia, que se prolongarán hasta el jueves.

El pasado jueves, se celebraron unas nominaciones ‘históricas’ en ‘Gran Hermano’, y es que, por primera vez, la audiencia del programa eligió a los concursantes que se exponían a la expulsión. Los más votados fueron Alejandro, Laura y Rosa.

Carlos, el concursante ‘omnipresente’ de esta edición, y uno de los ‘entusiastas’ de las nominaciones del público, comentó en el ‘confe’ lo que pensaba sobre éstas. El presentador opinó que a Alejandro “le falta un hervor, aunque no es mala persona”, y se mostró sorprendido por la nominación de Rosa, que cree que se debe a que han visto “algo malo” de la colaboradora de ‘Sálvame’.

Laura, nominada por cuarta vez, manifestó que le gustaría que el expulsado fuera su ex amigo Alejandro, a quien definió como “asqueroso”. La hija de Kiko Matamoros bromeó con Belén sobre la posible victoria de Carlos en el concurso: “al final, va a ser Carlos el que va a ganar esto”.

En su primera nominación, Rosa pidió a sus compañeros de los diferentes programas de Telecinco que la ayudaran a quedarse en la casa, aunque parece que éstos mismos compañeros son los que más critican la actitud de la colaboradora de ‘Sálvame’ en el concurso.

Tras la agridulce despedida de Liz, Alejandro se quedó preocupado porque la ex tronista insinuó, como otros de los expulsados, que el míster había hablado mal de ella en la casa, pese a ser su ‘amiga’. Alejandro se quedó hundido porque cree que lo está “haciendo fatal”, y aseguró que quería marcharse el jueves y llegó a pedir su expulsión porque, según dijo, “no está siendo él y no va a aportar nada a la casa”. En el plató, Liz volvió a sostener que tuvo “mucho tacto con él” en su despedida, porque aunque le gusta, “debería haberle dicho que no entiende que tonteara con ella en la casa, y luego hablara mal de ella en el ‘confesionario’”.

En la prueba de esta semana, la casa se ha convertido en un ‘smartphone gigante’, en el que cada acción de los concursantes, como ir al baño, dormir, o fregar, consume batería del teléfono como si fuera una app. Los concursantes, a base de pedalear, 'mantienen con vida' el móvil, ya que perderán la prueba si se queda más de 3 veces sin batería. Durante el debate, el ‘smartphone vip’, les ofreció 3 apps con privilegios: la inmunidad, una llamada telefónica con un familiar o amigo, y la posibilidad de ver los porcentajes ‘a ciegas’ de los nominados.

Alejandro, pese a estar nominado, consiguió la inmunidad para las próximas nominaciones, tras ganar una breve carrera a Sema, en la que resto de ‘vips’ ni siquiera participaron. Sema se enfadó y le reprochó que luchara por la inmunidad estando nominado.

Liz ‘dio la campanada’ en el debate cuando comunicó su decisión de abandonar la repesca voluntariamente por lo bien que está con su hija y porque no quiere separarse de ella otra vez. La ex tronista aprovechó para pedir el ‘voto’ para su amigo Fran porque dice que será un apoyo para Carlos, porque es sincero, divertido y ayudará ‘a mover los muebles’: Belén, Charlotte y Rappel, entre otros. Nagore Robles aseguró que Liz abandonaba para concursar en otro ‘reality’ en Chile y no por estar con su hija, pero ella lo negó en rotundo.

Tras una nueva carrera, en la que participaron casi todos los ‘vips’, Alejandro volvió a ganar el segundo privilegio: una llamada de un minuto con alguien del exterior. El míster pudo hablar con su madre, que entre lágrimas de emoción, le informó de que su hijo estaba muy bien, con lo que Alejandro se quedó algo más tranquilo, aunque le insinuó que la que no lo estaba tanto era la madre de su hijo. Su madre le pidió “ser como era la primera semana”, le repitió que toda su familia estaba bien, que sus amigos le mandaban recuerdos y terminó pidiéndole que no dijera ‘palabrotas’.

En la tercera carrera sólo participaron Alejandro y Laura, pese a que Rosa también estaba nominada, y, por tanto, le interesaba conocer los porcentajes ‘a ciegas’. Alejandro, que había ganado los otros dos privilegios, permitió que Laura llegara primero y pudiera conocer los porcentajes, aunque ella se los comunicó después al resto de sus compañeros.

Después del ‘lema electoral’, llegó el momento de los alegatos de los ‘ex vips’ para regresar a Guadalix de la Sierra. Liz, que confirmó su abandono, utilizó sus 30 segundos para para pedir disculpas por su retirada y el voto para Fran.

Lucía dedicó su tiempo a decir que necesita entrar para dar alegría a la casa, “porque hace falta alguien con corazón, sincera, y que sea de verdad". Julius manifestó que quería regresar para que se le conozca de verdad y para apoyar a Julián y Laura.

El ‘pequeño Nicolás’ aseguró que se lo había pasado muy bien pero le quedaba mucho por hacer en la casa, y presumió diciendo que en lugar de ser la sombra de Carlos, será el presentador quien se convierta en su sombra. Fran terminó diciendo que es jugador y no le gusta perder. El ‘hermanastro’ de Laura, Javier Tudela, empleó su tiempo para expresar sus ganas de revancha por lo que Laura había dicho de su madre, y recibió un sonoro abucheo del público.

El recuento de los primeros votos reveló que la concursante que había recibido menos apoyos había sido Lucía Hoyos, a pesar de que Liz había anunciado su retirada, por lo que la actriz se quedó fuera de la pugna por la repesca.

- Y, mientras, en la casa…

Después de su tercera ‘salvación’ en las nominaciones, Laura se derrumbó por lo mucho que echa de menos a su novio, con el que pensaba que “iba a dormir el jueves”. Belén consoló a su amiga, y Carlos, con quien mantiene una relación de ‘amor/odio’, intento calmarla, a su manera.

Carlos sigue quejándose de los ‘muermos’ que tiene por compañeros en la casa, y para ‘pasar un rato divertido’ se ‘acopla’ a Laura, Sema y Charlotte, que tomaban el sol ‘pacíficamente’, hasta que llegó el presentador para despertarles de su letargo.

La relación de Carlos y Laura se aproxima más al ‘amor’ cada día, y es que el presentador le cuenta que Kiko Matamoros le pidió que cuidara de ella, e intenta hacerla reír para que no piense en su nominación ni en lo que sucede fuera del concurso.

Belén y Charlotte, las ‘cuñis’, se pasan el día juntas, dedicándose, principalmente, al cuidado de su aspecto físico, y a ‘bailotear’ y saltar por toda la casa, quejándose de la ‘falta de hombres’. Carlos Lozano, el 'omnipresente', saca tiempo para ‘visitar’ a las rubias, imitarlas y burlarse de lo que hacen. El comportamiento de Belén y Charlotte parece molestar a Rosa, Carlos y Raquel, que critican que apenas colaboran en las tareas de la casa porque se pasan el día ‘bailoteando’ sin hacer nada. Ellas se enfadan tras escuchar los comentarios de sus compañeros y aseguran que hacen más de lo que dicen.

Una de las apps del ‘smartphone vip’ ofreció a los concursantes la opción de ‘disfrutar de una hora sin cámaras’. Como era de esperar, Sema quiso solicitarla con ‘su amado’ Julián, y las ‘cuñis’, desesperadas por ‘encontrar varón’, expresaron sus ganas de conseguir los “mimos y besitos” de alguno de los ‘vips’. Belén se ‘disfrazó’ de Celestina, y le insinuó a Carlos que a Charlotte le gustaría tener una hora sin cámaras con él. La idea ‘halagó’ al presentador, que bromeó con la posibilidad de aceptar la ‘cita’.

Finalmente, Sema se hizo con el premio de la ‘hora sin cámaras’ y pudo disfrutarla con ‘su’ Julián, con quien deseaba estar solas ‘más que nada en el mundo’. El amigo de Chabelita, quiso regresar despeinado a la ‘casa’ para simular que había ocurrido ‘algo’ con Julián, y confesó que estaba disgustado porque sólo hablaron.

La lista de la compra fue un nuevo motivo de disputa. Belén y Charlotte hicieron la lista y, en lugar de incluir productor de primera necesidad, optaron por pedir chucherías o tintes para el pelo, y como Julián fue ‘testigo’ de lo ocurrido, terminó ‘pagando el pato’ cuando los concursantes recibieron el pedido. Laura discutió con su amigo por la falta de comida en la lista.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios