www.diariocritico.com

Federico García Lorca

Cuando, en los años 20 del siglo pasado, Federico García Lorca (1898-1936), comienza su vida literaria, las figuras de la dramaturgia que triunfan en España son las de Manuel Linares Rivas, Eduardo Marquina, Pedro Muñoz Seca, los her­manos Álvarez Quintero y, sobre todo, Jacinto Benavente que, en 1922, recibe el premio Nobel. Justamente el mismo año en que Lorca escribe su primera obra madura: 'Tragico­media de don Cristóbal y la señá Rosita'. La dramaturgia de Valle-Inclán aún no había salido del papel impreso y, quizás, el único referente próximo para García Lorca era Pérez Galdós, cuya obra dramática tenía un verdadero interés social y existencial.

En la novela 'El caso Lorca, fantasía de un misterio', el escritor y arquitecto Manuel Ayllón aventura una hipótesis plausible sobre lo que pudo ocurrir horas después del asesinato con el cuerpo de Federico García Lorca y relata una investigación que señala el lugar definitivo donde pueden permanecer sus restos. Ayllón es arquitecto, ámbito donde ha desarrollado su actividad profesional y ha obtenido diversos reconocimientos, a la vez que ejercido la docencia como profesor de Arquitectura en la Universidad Pontificia de Salamanca. Sin embargo, su gran pasión ha sido siempre el conocimiento y la literatura. Entre sus ensayos destacan 'Aproximación Profana al Arte Sagrado', la obra colectiva 'Pensar en España', 'Planeamiento Urbanístico' y 'Sociedad de Bienestar'...

Un informe de 1965 de la Jefatura Superior de Policía de Granada revela que Federico García Lorca fue asesinado junto a otra persona y define al poeta como "socialista y masón", a la vez que le atribuye "prácticas de homosexualismo".

El juez de la Audiencia Nacional José de la Mata ha rechazado dos comisiones rogatorias de las autoridades judiciales de Argentina en las que se solicitaba la toma de declaración de Rodolfo Martín Villa y que se reclamara al Ministerio de Interior de España copia de la Nota Informativa 'Antecedentes del poeta Federico García Lorca', así como toda la documentación que obre en sus archivos relativa a la detención y homicidio del poeta.

La madrugada del 18 de agosto de 1936, el poeta y dramaturgo Federico García Lorca fue fusilado, pero su legado sigue (y seguirá) vivo. Sus restos mortales siguen en paradero desconocido, pese a los intentos de localizaciónen el barranco de Víznar para ser exhumados y enterrados. Mientras en su día, fueron sus 'colegas' Antonio Machado, Luis Cernuda o Juan Ramón Jiménez quienes lloraron su muerte, 82 años después, Twitter rinde homenaje a Lorca a través de su obra, al tiempo que reclama la búsqueda de sus restos.