www.diariocritico.com
'1940 Manuscrito encontrado en el olvido': infame turba de nocturnas aves
Ampliar

'1940 Manuscrito encontrado en el olvido': infame turba de nocturnas aves

viernes 01 de febrero de 2019, 17:42h

La justicia poética suele brillar por su ausencia. De ello hay pruebas diarias. La última, que un montaje tan sólido y cuidado como ‘1940 Manuscrito encontrado en el olvido’, no haya encontrado acomodo más que durante tres días, a caballo entre enero y febrero, en el madrileño Teatro del Barrio. Su factura es sencillamente deliciosa, redonda, contundente. El hermoso y poético texto sobre el que se basa parte de la investigación que Alberto Méndez (Premio Nacional de Narrativa 2005 por Los girasoles ciegos), realizó sobre un cuaderno encontrado en una cabaña en los Altos de Somiedo, en las montañas naturales que dibujan la frontera entre Asturias y León. A partir de ahí, Tolo Ferrà y Nuria Hernando lo han adaptado para la escena y el propio Tolo Ferrà ha dirigido el montaje.

Se cuenta la historia de una pareja de jóvenes que huyen de Madrid al final de la Guerra Civil, en el invierno de 1939 y 1940,cuando la mujer está embarazada y ya a punto de dar a luz. Allí, en una pequeña cabaña que sirve de refugio a los pastores que llevan sus vacas a pastar a la montaña, con temperaturas inhumanas y con poco más que lo puesto, la mujer muere en el parto, poco después de alumbrar a un pequeño del que tiene que hacerse cargo su padre (“…Ahí está, desmadejado y convulsivo sobre un lienzo limpio al lado de su madre muerta. Y yo no sé qué hacer. No me atrevo a tocarlo…”). La trágica historia ha podido llegar hasta nosotros tras el hallazgo de un cuaderno que encontró un pastor en 1940 y que estaba escrito en primera persona por el padre de la criatura. El cuaderno acabó en los Archivos Generales de la Guardia Civil junto a un atestado dentro de un sobre que tenía escrito: D.D. (Difunto Desaparecido).

La puesta en escena parte de una supuesta conferencia: Jornadas de estudio sobre Los girasoles ciegos, de Alberto Méndez. El Investigador (un erudito filólogo y conferenciante) está encarnado por un convincente Patxi Freytez, que recibe al espectador, y lo conduce con el mismo interés que rigor al universo del autor y de su obra Segunda derrota: 1940. La lectura de la conferencia es hipnótica, embelesante, subyugante. Leída con perfección clásica, está además ilustrada con proyecciones del manuscrito objeto de la investigación. El investigador ocupa un discreto segundo término situado a la izquierda del espectador, la luz se centra en él sobre todo cuando actúa como filólogo y analiza los rasgos de la escritura o el detalle de los dibujos del margen de las hojas que va leyendo: “… Al margen y con letra más pequeña hay una frase: «¿Es este niño la causa de la muerte o es su fruto?”. Paralelamente, en el centro del escenario, en sugerentes claroscuros, la historia leída se va encarnando en los personajes, los lugares y las situaciones allí descritas. Acompañan a Freytez en el reparto los también estupendos Leticia Alejos, Miguel Álvarez, Xisca Ferrà/Marta Gómez y Vera González. Y en el extremo derecho del escenario, Odin Kaban, interpretando la inspirada música creada por Iván Palomares, y construyendo también el poético espacio sonoro.

La sencilla escenografía de Susana de Uña (un camastro enmedio del refugio de montaña ), la seductora iluminación de Roberto Cerdá, el sugerente vestuario de Marta Alonso y la conseguida coreografía de Marta Gómez contribuyen decisivamente en la materialización de un montaje soberbio de unos 75 minutos de duración que transporta al espectador a esos rigores del invierno en las montañas astur-leonesas, mayor aún en ese de 1939 en donde tuvo lugar otra trágica historia de perdedores de la Guerra Civil española en la que una ‘infame turba de nocturnas aves’ parece que lo invadió todo.

Tolo Ferrà ha conseguido levantar un montaje de los que transforman, revuelven por dentro y recuerdan todo el dolor que es posible generar en una trágica lucha fratricida: “…El niño ha muerto y le llamaré Rafael, como mi padre. No he tenido calor suficiente para mantenerle vivo. Aprendió de su madre a morir sin aspavientos…”. Absolutamente imprescindible.

‘1940 Manuscrito encontrado en el olvido’

Autor: Alberto Méndez
Versión
: Tolo Ferrà y Nuria Hernando
Dirección
: Tolo Ferrà
Reparto
: Leticia Alejos, Miguel Álvarez, Patxi Freytez, Xisca Ferrà/Marta Gómez y Vera González
Escenografía: Susana de Uña
Iluminación
: Roberto Cerdá
Composición musical
: Iván Palomares
Espacio sonoro directo
: Odin Kaban
Coreografía
: Marta Gómez
Vestuario
: Marta Alonso
Producción
: Coma14 creaciones escénicas
Distribución: Joseba García APRIORIgt
Teatro del Barrio, Madrid

Hasta el 2 de febrero de 2019

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.