www.diariocritico.com
'El perro del hortelano': fiesta exquisita y divertidísima en La Comedia para abrir temporada

'El perro del hortelano': fiesta exquisita y divertidísima en La Comedia para abrir temporada

viernes 21 de octubre de 2016, 10:25h

La Compañía Nacional de teatro Clásico (CNTC) comienza su programación en la temporada con ‘El perro del Hortelano’, un clásico de Lope de Vega poco representado y cuyo montaje aborda la directora de la Compañía, Helena Pimenta, con tanto rigor como desparpajo, con tanta valentía como acierto, partiendo de una versión muy cuidada de Álvaro Tato.

En escena y con una interpretación brillante y homogénea de todo el elenco, Marta Poveda (grandiosa, inmejorable en su papel de Diana), Rafa Castejón (un magnífico Teodoro), Joaquín Notario (soberbio Tristán), Natalia Huarte (deliciosa Marcela), Álvaro de Juan (Fabio, Lirano), Óscar Zafra (Otavio, Furio, Camilo), Nuria Gallardo (Anarda), Alba Enríquez (Dorotea), Paco Rojas (Marqués Ricardo), Egoitz Sánchez (Celio, Chapas), Pedro Almagro (Conde Federico), Alfredo Noval (Leónido, paje), Alberto Ferrero (Amor, Antonello), y Fernando Conde (Conde Ludovico).

Helena Pimenta sitúa la acción en el XVIII, un siglo después de la época original en que Lope la había puesto. Pero las idas y venidas de ánimo de su protagonista, Diana, condesa de Belflor, permanecen intactas y son ellas las que dan título a la obra de Lope ya que está enamorada de su secretario, Teodoro, pero no se atreve a declararlo por la diferencia de clases existente entre ambos. Entre tanto, Marcela y Teodoro, parecen decididos a casarse pero ese matrimonio provoca la furia de la condesa, que no sabe cómo detener lo que parece inevitable entre sus dos sirvientes. La condesa da a entender a su secretario que los dos, ama y sirviente, podrían también hacer pública y notoria su atracción mutua. Teodoro, alentado por esa situación, deja a Marcela pero entonces Diana se enreda con sus pretendientes nobles. A partir de ahí el enredo y el retorcimiento de las relaciones se va enmarañando de tal modo que no parece posible que personaje alguno de la comedia salga indemne de la situación.

La magistral asesoría de verso que siempre facilita Vicente Fuentes, la lujosa escenografía de Ricardo Sánchez Cuerda, el vistoso, atrayente y artístico vestuario de Pedro Moreno y Rafa Garrigós, la primorosa iluminación de Juan Gómez Cornejo, la magnífica y atinada selección y adaptación musical de Ignacio García, y el dinámico y permanente movimiento en escena (coreografía) de Nuria Castejón, hacen posible que las casi dos horas de montaje pasen en un santiamén y eso que los vaivenes de la situación no dan tregua al espectador.

Maestro Lope

Para Helena Pimenta, “Lope obra el prodigio de componer una comedia labrada meticulosa y profundamente, mediante unos recursos espacio-temporales, de lenguaje y versificación, de contexto y de procedimientos serios, cómicos y fantásticos que la hacen navegar, unas veces, con enorme brío, otras con la calma y el lirismo de sentir, dudar, temer… atravesando los rincones más ocultos y humanos de la experiencia de educación sentimental”.

Con esa apasionada visión de Pimenta, no es osado decir que ‘El perro del hortelano’ es una de las obras de Lope mejor construidas y aún mejor escritas. Medida, tierna, sencilla y sofisticada a la vez, con un riquísimo lenguaje, con constantes vaivenes en la acción, y que, en la versión de Álvaro Tato, y el montaje de Helena Pimenta lo traslada por un mundo de aventuras, de lucha de conciencia, y por la libertad personal y le hace viajar por un sinfín de situaciones divertidísimas, tiernas, tristes, aristocráticas o de claro tinte popular al mismo tiempo.

Los contrastes en las situaciones, las antítesis que viven los personajes (Teodoro y Diana, especialmente) por intentar alcanzar un amor imposible dada la distinta condición social de uno y de otro protagonista, trasportan al espectador a un mundo fantástico y maravilloso, que le hace disfrutar cada situación, cada palabra, cada gesto, en una comedia de enredo en donde hasta 14 personajes entran y salen, vienen y van por las numerosas puertas que hay dispuestas en el escenario.

Al final, es la imaginación quien resulta vencedora en una lid confusa, tortuosa, contradictoria y divertidísima, así es que no dude el espectador que hay final feliz. Absténganse, pues, de acudir a La Comedia aquellos que busquen pesimismo, nocturnidad, lamentos y lloros, porque allí no los encontrarán, al menos por esta vez, en ‘El perro del hortelano’, en la extraordinaria versión de Álvaro Tato y la magnífica dirección de Helena Pimenta.

‘El perro del hortelano’, de Lope de Vega

Adaptación: Álvaro Tato

Dirección: Helena Pimenta

Intérpretes: Rafa Castejón, Joaquín Notario, Marta Poveda, Álvaro de Juan, Óscar Zafra, Nuria Gallardo/ Paula Iwasaki, Alba Enríquez, Natalia Huarte, Paco Rojas, Egoitz Sánchez, Pedro Almagro, Alfredo Noval, Alberto Ferrero y Fernando Conde

Ayudante de dirección: Javier Hernández-Simón

Teatro de la Comedia, Madrid

Hasta el 22 de diciembre de 2016

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios