www.diariocritico.com
'El tratamiento': ¡Silencio, se rueda!
(Foto: Vanessa Rábade)

'El tratamiento': ¡Silencio, se rueda!

viernes 16 de marzo de 2018, 10:52h

No estamos acostumbrados a ver en teatro más allá de un par de historias superpuestas. Aquí, sin embargo, hay, al menos, una docena, y llenas de emociones, sonrisas, historias tan inverosímiles como reales; un verdadero largometraje -en tiempo real-, sobre la Guerra Civil española con ovnis y todo; un niño que ya apunta maneras desde su más tierna infancia y que no para de soñar con el Titanic; un adolescente fan de Héroes del Silencio que escribe poemas imitando las letras de su grupo favorito sin ningún rubor ni mala conciencia; una novieta que viaja a Eurodisney y al mar Egeo; una clase de adultos y aspirantes a futuros guionistas de cine, que no están muy seguros de acabar siéndolo; un guionista que no entiende nada y que busca ayuda en una psicoterapeuta y que, además, pretende ligarse; y -aunque parezca de cine-, hasta un primer estreno… Si buscas todo eso, puedes encontrarlo en ‘El tratamiento’’.

Como puede deducirse de lo dicho hasta aquí, asistimos a una función de teatro, pero esta también tiene bastante de guión cinematográfico, y de novela, aunque aquí pase todo esto, sin solución de continuidad, en solo 90 minutos y ante los perplejos ojos del espectador que, entre sonrisas, risas y carcajadas, no da crédito a lo que sucede delante de sus narices.

El montaje con un título tan cinematográfico como este, ‘El tratamiento’, -en este mundillo, se utiliza este término para referirse al resumen secuenciado de una futura película-, acaba de estrenarse en el Pavón teatro Kamikaze; está escrito y dirigido por alguien que “tiene ya una historia” en el mundo del celuloide, Pablo Remón, pero que también se la está forjando en el teatro, y con cimientos muy sólidos (40 años de paz, Barbados, etcétera…), y puede verse hasta el próximo 8 de abril.

Desde luego, la idea que uno puede hacerse desde fuera de lo que puede ser el mundo del cine, se aproxima mucho a lo que Pablo Remón dibuja en esta historia que, probablemente, tiene mucho de autobiográfico, aunque bien pasado por el colador del buen humor -y, por supuesto, sin ira-, del recuerdo indulgente y puede que hasta de una inocente venganza sin tampoco ápice alguno de rencor contra algún productor especializado en dar largas a todo lo que se parezca a una respuesta concreta. Es decir, ni sí, ni no, sino todo lo contrario.

Ana Alonso, Francesco Carril, Bárbara Lennie, Francisco Reyes y Emilio Tomé interpretan en escena a una veintena de personajes, que se mueven en distintos espacios y tiempos. Lo hacen ante el espectador, poniéndose y quitándose un montón de ropa colocada en una especie de fondo de armario central, enclavado al final del escenario (la escenografía, práctica y sencilla, es de Mónica Boromello, y el vestuario de Ana López).

Aquí hay un cruce constante de ficción y realidad, de presente y pasado, pero también de ese futuro que uno imagina y que no sabe muy bien si acabará algún día convirtiéndose en realidad. A veces la imaginación es la vía más corta entre el deseo y su materialización y, por eso, todo se va entrecruzando permanentemente hasta parecer que los personajes están siempre moviéndose en un único plano.

Al final, el montaje de Remón, que no parece tener grandes aspiraciones temáticas, acaba dejando un poso agridulce de alguien que ha consumido muchos años de su vida luchando por sobrevivir en una profesión llena de inseguridades pero que atrapa a quien sabe encontrarle su secreto. La pieza no está estructurada clásicamente (aquí no hay una historia concreta, que evoluciona y que termina cerrando el círculo de un relato), sino que evoluciona, como si fuera una elipse y, a medida que avanza, va encontrando más y más temas y personajes, que la hacen mucho más compleja y atrayente. La vida misma.

‘El tratamiento’

Texto y dirección: Pablo Remón

Intérpretes: Ana Alonso, Francesco Carril, Bárbara Lennie, Francisco Reyes y Emilio Tomé

Iluminación: David Benito

Diseño de sonido: Sandra Vicente_Studio 340

Escenografía: Mónica Boromello

Ayudante de escenografía: Paola de Diego

Vestuario: Ana López

Ayudante de vestuario: Christiana Ioannidou

Producción para La_Abducción: Silvia Herreros de Tejada

Producción para Buxman: Jordi Buxó y Aitor Tejada

Producción ejecutiva: Pablo Ramos Escola

Ayudante de dirección: Raquel Alarcón

Fotografía: Vanessa Rábade

Diseño gráfico: Dani Sanchis

Comunicación: Pablo Giraldo

Una producción de La_Abducción y Buxman Producciones con el apoyo de la Comunidad de Madrid

El Pavón Teatro Kamikaze, Madrid

Hasta el 8 de abril de 2018

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.