www.diariocritico.com
Obra de teatro 'Suaves'
Ampliar
Obra de teatro 'Suaves' (Foto: Luz Soria)

'Suaves': esquizofrenia en familia

viernes 08 de febrero de 2019, 18:08h

A Gon Ramos (Yogur piano, Un cuerpo en algún lugar…) está claro que le incomoda la comodidad. Vuelve a refrendarlo en su última propuesta, ‘Suaves’, que él mismo ha escrito y dirige, y que ha estrenado el 6 de febrero pasado en el Ambigú del Pavón Teatro Kamikaze. Como todas sus creaciones teatrales, esta es también visceral, es decir, nacida desde las mismas entrañas del artista. La interpretación tampoco podía hacerse desde otro lugar y sus dos protagonistas, Esther Ortega y Carolina Yuste, Madre e Hija respectivamente en el montaje, se entregan en cuerpo y alma durante sus 80 minutos aproximados de duración.

Los gritos de Esther Ortega son de los que hielan la sangre. Su personaje, la Madre, es un perro que se come literalmente a su marido, que es de azúcar. Se trata de una madre posesiva y generosa al mismo tiempo, que lleva una existencia aislada junto a su Hija Mariana –estupenda también Carolina Yuste-, en medio de un bosque inhóspito, frío, lleno de nieve. La presencia del padre es menos evidente que su ausencia, aunque ni Madre ni Hija pueden despegarse de él. Se le oye cantando algunas canciones que también tararean parcialmente las dos mujeres, y a veces también le graban cintas magnetofónicas, en un antiguo casete, que parecen destinadas a él.

La Madre, unas veces, da calor a su cachorrita, otras veces la protege, se preocupa de ella, se harta también de ella (“¡Mariana, no cruces el río…”), le grita o le dice “mi amor”. El montaje está preñado de situaciones y diálogos tan imprevisibles como surrealistas, pero que provocan consecuencias dolorosas y sofocantes que se transmiten a los dos personajes a través de ese cordón umbilical invisible que les une. Y una angustia irracional se traslada también al patio de butacas en muchos momentos de la función. Y ese parece ser, precisamente, su drama: que ni contigo, ni sin ti tienen mis males remedio...

“Tú eres una fracasada”, comienza pronto diciéndole la Hija a su Madre, a lo que esta responde “¡Claro, mi amor…!”. “¿Y eso cómo se sabe?, ¿cuándo lo descubriste?, ¿yo también soy una fracasada?”, le pregunta ahora a su Madre que, nuevamente, vuelve a contestarle: “cuando vi que este cuerpo ya no era mío que todo este pelo es una bata de sandías, y que ya no podía salir a fumar al balcón…”. Diálogos surrealistas como este se repiten cíclicamente en el montaje y marcan la existencia de ese hilo que une a las dos mujeres fuertemente, aunque sus intereses, sus ideas, sus preocupaciones y sus ocupaciones son bien distintas y distantes. La Madre, efectivamente, va cubierta de lana negra de pies a cabeza, que solo alcanza a despojarse de ella, y de otras capas interiores, cuando la relación con su hija se ve finalmente transformada.

La propuesta de Gon Ramos, estupendamente encarnada por Esther Ortega y Carolina Yuste es, desde luego, singular y resuena con voz propia, y marca ya un camino de riesgo y de tensión progresivos que significan a un autor nada complaciente, ni consigo mismo, ni con el espectador. Su rico y complejo mundo interior seguirá dándonos muchas sorpresas y razones acumuladas para el debate existencial. El de Gon Ramos es, sin duda, eso que ahora viene a denominarse teatro de autor.


‘Suaves’

Dramaturgia y dirección: Gon Ramos

Intérpretes: Esther Ortega y Carolina Yuste

Dirección de producción: Jordi Buxó y Aitor Tejada

Producción ejecutiva: Pablo Ramos Escola

Diseño gráfico: Patricia Portela

Fotografía: Luz Soria

Comunicación: Pablo Giraldo

Asistente a la dirección: Luis Sorolla

Una producción de El Pavón Teatro Kamikaze

El Pavón Teatro Kamikaze, Madrid

Hasta el 21 de febrero de 2019

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.