www.diariocritico.com
'Un universo (Solo)': espacio vacío, tiempo vacío, seres que vibran entre recuerdos...
(Foto: David Sagasta)

'Un universo (Solo)': espacio vacío, tiempo vacío, seres que vibran entre recuerdos...

domingo 30 de septiembre de 2018, 16:06h

¿Soy yo, verdaderamente, el centro del universo? ¿Y qué es el universo? Esas son las dos cuestiones de las que parten María Prado y Fernando de Retes, autores y directores al alimón de ‘Un universo (Solo)’, que ha podido verse en las dos últimas semanas en Nave 73. Vaya por delante que el espectáculo nos ha parecido delicioso, sorprendente, poético, universal e intimista a la vez, y que, del minuto uno al 75 –esa es, aproximadamente su duración-, engancha al espectador con un interés y una emoción crecientes. Este es, desde luego, uno de esos montajes que calan suavemente y, cuando te das cuenta, sales del teatro convertido en un bizcocho felizmente borracho de sensaciones y de emociones.

‘Un universo (Solo)’, como su propio nombre indica, no es otra cosa que un recorrido emocional a través de esa masa inmensa y negra, tan desconocida como atrayente, que es el cosmos. Pero también, y al tiempo, a un viaje íntimo través del ser humano, a través de todos y cada uno de nosotros (“¡…Ojo!, ¡Rojo es frío en el universo! Pero es que, para esta peña, frío son 3000 grados kelvin, que mi habitación en Murcia, en verano, está como mucho a 310…”). En una habitación cualquiera. En un cuarto de cualquier bloque, de cualquier ciudad, que primero habita un niño, o una niña, que, sin darse cuenta, un día se convierten en adolescentes y otro en jóvenes, ya con el baúl repleto de recuerdos, de vivencias casi antiguas… Los detonantes son esos objetos íntimos, cotidianos, llenos de historia, de recuerdos, de vida: Ulises, tebeos (“pim, pam, pum, plaf!”), que evocan el cuarto lleno de herramientas perfectamente ordenadas donde el abuelo construía su mecano. Una vida interior que esconde muchas otras vidas (la habitación, el barrio, la ciudad, el país, el continente, el universo…). Todo está lleno de vida.

Un fabuloso Fernando de Retes es, además, el único actor sobre el escenario. Su viaje no es afectado, impostado, irreal, sino todo lo contrario. Sorprende un hombre al que no vemos con la frecuencia que debiera sobre las tablas, que es capaz de meterse en el bolsillo (metafóricamente hablando, claro está) a todo el público de la sala, haciéndole no solo cómplice, sino coprotagonista de esa historia tan íntima, tan cotidiana y tan universal y fascinante a la vez. Astrofísica y vida, espacio vacío y espacio infinito metidos en una habitación de un joven que recuerda su adolescencia y su niñez y las relaciona consigo mismo y con todo lo que le rodea. En el fondo, con lo que nos envuelve a todos…

Un cosmos al que ponen música (extraordinario el espacio sonoro diseñado por Irene Maquieira, que combina con la misma magia el radiocasete, el estéreo y la cuadrafonía), del Space Oddity de David Bowie, del mejor jazz de John Coltrane, el Don't Worry Be Happy de Bobby McFerrin, o los Universos paralelos de Jorge Drexler para ir “haciendo boca” al introducirnos en el montaje. Sonidos que se expanden y se apagan en una tan estupenda como sencilla escenografía diseñada por Lucía de Retes: módulos removibles, de distintos tamaños, que lo mismo son camas que se convierten en naves espaciales, o cajones que en realidad contienen el baúl de las sorpresas del taller del abuelo… O se convierten en la pantalla donde se proyectan esos sugerentes y oníricos vídeos de Rubén Vejabalbán, diseñador también de esa luz que cabalga entre la imaginación y la poesía.

Estamos, en fin, ante uno de esos montajes que merecen un recorrido muchísimo más largo e intenso para que sean muchos, muchísimos más, los espectadores que puedan disfrutar de esta joyita teatral. ¡Atento!, ¡atenta…!, porque no debes dejar de verlo...

‘Un universo (Solo)’

Texto y dirección: María Prado y Fernando de Retes

Intérprete: Fernando de Retes

Escenografía: Lucía de Retes

Espacio sonoro: Irene Maquieira

Iluminación y vídeo: Rubén Vejabalbán

Vestuario: Cuartoymitad Teatro

Producción: Cuartoymitad Teatro

Fotografía: David Sagasta

Diseño: Diego Areso

Colaboración: Fundación Aisge

Con el apoyo de: Ayudas a la creación del Ayuntamiento de Madrid y Centro Conde Duque

Nave 73, Madrid

Hasta el 30 de septiembre de 2018

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.