www.diariocritico.com
Las 10 mejores series de 2017
Ampliar

Las 10 mejores series de 2017

viernes 22 de diciembre de 2017, 13:32h
Finalizamos el repaso a 2017 con nuestras 10 series de televisión favoritas del año, tras hacer lo propio con nuestras canciones y películas, llega el momento de hablar de los estrenos que más han impactado, como ' The Handmaid’s Tale' o 'The Deuce', las más consolidadas, como 'Narcos', los futuros clásicos, como 'Better call Saul', o los adioses más sentidos, como 'The Get Down' y 'The Leftovers'.

10. Narcos (3ª Temporada)

La tercera temporada de 'Narcos' ha sabido sobreponerse a la ausencia de su personaje más carismático, Pablo Escobar, dando al derrumbe final del Cartel de Cali un tono de cine negro, muy en el estilo de Raymond Chandler, con una visión muy pesimista de todo el asunto que se resume en la frase que se le escucha decir al jefe de la CIA en Colombia contestando al agente Peña, "¿la guerra contra la droga? Vamos hombre, la perdimos hace tiempo". Tanto Peña, como los creadores, lo tienen claro, a pesar de todos los arrestos, siempre hay alguien esperando, mientras haya un mercado, habrá alguien dispuesto a hacer negocio.

9. Catastrophe (3ª Temporada)

La tercera temporada de las andanzas de Sharon Morris y Rob Norris, interpretados por Sharon Horgan y Rob Delaney, ha sido en la que el drama se ha cruzado más veces con la comedia. Eso no ha afectado, ni mucho menos, a su calidad. Seguimos teniendo una maravillosa comedia romántica, pasada por un filtro de humor inglés, sexo e insultos varios que la hace una de las mejores telecomedias que se emiten actualmente. El hecho de que los problemas de pareja, el alcoholismo y la muerte de la gran Carrie Fischer solo han hecho que a las carcajadas le hayan acompañado también unas cuantas lágrimas.

8. Stranger Things (2ª Temporada)

En esta maravillosa nueva etapa de la televisión nos hemos acostumbrado a tener de protagonistas a antihéroes. De Tony Soprano a Walter White, pasando por Don Draper y Jimmy McNulty, esta edad de oro se ha basado en un personaje de dudosa moral que nos hace dudar de todo, es mucho más real, haciendo ver que no todo es blanco o negro, sino que principalmente vivimos en una escala de grises. Pero al ahondar en él parece como si nos hubiéramos olvidado de lo maravilloso que pude ser que nos cuenten un cuento con buenos y malos, con héroes sin dobles fondos y final feliz. 'Stranger Things' sirve un poco de recordatorio de todo esto, frente al cinismo imperante poner un poco de heroísmo, aunque en el fondo sepamos que no es más que un cuento.

7. The Get Down (2ª Parte de la 1ª Temporada)

Durante buena parte de su segunda temporada, ‘The Get Down’ ha dejado que los cómics de Dizzee cobraran vida, haciendo varias escenas animadas contadas desde su punto de vista, pero tras ver el capítulo final, creo no solo la parte animada sino buena parte de la serie nos la han contado bajo el punto de vista de adolescentes viviendo en un mundo mágico y de fantasía, pero al final, ese punto de vista desaparece y entra la cruda realidad, la despiadada y dura verdad del mundo adulto. ‘The Get Down’ se ha probado como una más que interesante propuesta sobre lo que es ser joven, estar enamorado y querer cumplir los sueños propios. También ha sido un sólido retrato sobre el surgimiento del hip hop y sobre sus primeros pasos. Tristemente no ha contado con el apoyo suficiente para volver con una segunda temporada pero unos cuantos la echaremos de menos.

6. The Handmaid’s Tale (1ª Temporada)

Posiblemente la serie que mejor ejemplifica el signo de los tiempos. Cuando el presidente de los EEUU dice que "si eres una estrella, (las mujeres) te dejan hacerles cualquier cosa. Agarrarlas por el coño. Cualquier cosa” o el productor más importante de Hollywood resulta ser un depredador sexual que se excusa diciendo que se crio en los 60 y los 70, es el momento de gritar a los cuatro vientos “nolite te bastardes carborundorum”. Y hacerlo con el rostro y las agallas de una Elizabeth Moss que vuelve a demostrar que es una de las mayores estrellas de esta edad de oro de la televisión.

5. El joven Papa (1ª Temporada)

Paolo Sorrentino en estado puro. Una nueva demostración de que la televisión vuela libre, ha sido darle carta blanca al ‘felliniano’ creador italiano para que nos cuente la historia de este joven Papa estadounidense que tiene unas ideas muy propias sobre cómo llevar el negocio. Una serie fresca donde canguros, Daft Punk y teología se dan de la mano para completar un resultado absolutamente original donde brillan actores como Jude Law, Diane Keaton o Javier Cámara.

4. The Deuce (1ª Temporada)

David Simon es el autor más importante de esta época dorada televisiva. Suya es la mejor serie de todos los tiempos, The Wire, pero también cosas tan interesantes como Generation Kill, Trème o Show Me A Hero. Era normal que las expectativas para The Deuce, su mirada sobre los inicios de la industria pronográfica en EEUU, fueran altas. No se preocupen, ha vuelto a cumplir, The Deuce vuelve a ser un caleidoscopio de personajes que cobran vida. Es dura y real, cuesta mirar de frente a tanta suciedad y, aun así, es fascinante y brillante. Maggie Gyllenhal y James Franco destacan sobremanera pero, como es habitual, hasta el personaje más secundario está perfilado, e interpretado, a la perfección.

3. Better Call Saul (3ª Temporada)

La tercera temporada de 'Better call Saul' llegó a su fin con el regreso de Jimmy McGill justo cuando parecía a punto de convertirse definitivamente en Saul Goodman. Tras este final parece que vamos encaminados a que la relación entre Kim y Jimmy centre la parte del protagonista, mientras que el afianzamiento de Gus Fring y los Pollos Hermanos frente a los Salamanca (con Héctor más que presumiblemente acabando en una silla de ruedas con campanita) será el foco principal de la parte criminal. Como logren unir esas dos partes será lo fundamental para cerrar por todo lo grande una serie que se ha hecho un hueco propio fuera de la alargada sombra de su serie matriz, 'Breaking Bad'.

2. Twin Peaks: El retorno (3ª Temporada)

El doble final de 'Twin Peaks' ha sido tan asombroso como todo este retorno en general. No creo que a estas alturas nadie pensara que David Lynch iba a cerrar todos los cabos de una manera más o menos tradicional pero, aun así, ha conseguido, una vez más, sorprender a su audiencia y cerrar de manera brillante las 18 horas de televisión más asombrosas y locas que el que esto escribe ha visto jamás en televisión.

Si 'Twin Peaks' giraba en torno a una pregunta "¿quién mató a Laura Palmer?", este retorno ha girado en torno a sí misma, Lynch y Frost han hecho de la metaficción su arma más poderosa, desde esos primeros capítulos en los que una pareja se sentaba a mirar una caja en un sofá y terminaban siendo asesinados hasta las continuas autorreferencias, incluidos los primeros minutos del primer episodio (con unos ligeros cambios) que ha llegado a meter. Y es que Lynch ha querido (y ha logrado) superar las expectativas de lo que supone un regreso a una serie, jugando con las expectativas de lo que la gente esperaba, con la nostalgia y el paso del tiempo.

1. The Leftovers (3ª Temporada)

The Leftovers' se despidió por todo lo grande, con una temporada final que, desde ya, la mete de lleno en el canon de imprescindibles de esta edad de oro de la televisión. El adiós ha venido con una actuación descomunal por parte de Carrie Coon y una loa al amor, como única solución al dolor de la pérdida.

'The Leftovers' siempre ha sido una serie que ha tratado sobre una de las preguntas que han definido a la humanidad desde el inicio de los tiempos. Básicamente, desde el momento en el que un mono se preguntó "¿a dónde vamos cuando morimos?" y pasó a ser humano. Por supuesto, la serie no ha respondido a una pregunta que nos sigue desde que somos lo que somos. Eso era algo que se sabía desde el principio y Damon Lindeloff no se ha cansado de repetir que esta no era una serie sobre qué había ocurrido con los 130 millones de desaparecidos, sino sobre cómo los que se quedaban lidiaban con ello. Es una serie sobre cómo afrontar la pérdida de seres queridos, una serie sobre la muerte y los fantasmas que deja en las vidas de los que no mueren. Como tal es una serie que se ha basado en las emociones, no en explicar los misterios de la vida. Sobre personajes, más que sobre tramas. Con esos personajes intentando lidiar con el hecho de que viven en un mundo en el que sus seres queridos pueden desaparecer en cualquier momento sin ninguna explicación. Básicamente como el mundo en el que habitamos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.