www.diariocritico.com
Las 10 mejores series de 2020
Ampliar

Las 10 mejores series de 2020

jueves 17 de diciembre de 2020, 17:48h

Como cada año con el fin del mismo llega el tiempo de las listas y los repasos. Desde Diariocrítico volvemos a apuntar a una afición en la que nunca están todos los que son pero en la que sí son todos los que están, o al menos se intenta. Tras repasar las mejores canciones y los mejores discos del año llega el turno de las series, el formato que más sigue subiendo, más si cabe en un año tan especial como el 2020 en el que nos hemos pasado varios meses encerrados en casa ante la pequeña pantalla. La oferta sigue subiendo hasta hacer imposible poder abarcarlo todo (y posiblemente afectando también a la calidad media) pero éstas han sido nuestras series favorritas del año. (Vea aquí las mejores series de 2019 / 2018 / 2017 / 2016 / 2015 / 2014 / Las 30 mejores series de la década (del 2010 al 2019))

9/10. Tiger King / El Palmar de Troya

La sombra de 'Wild Wild Country' (nuestra serie favorita de 2018) es alargada y 2020 ha visto como se estrenaban dos series documentales influidas por ella, la estadounidense 'Tiger King' y la española 'El Palmar de Troya'. Ninguna de los dos es perfecta, ambas están más preocupadas por contar su historia que por los hechos puros y duros, en cierta medida ficcionan la realidad (mucho más evidente en el caso de la española con la inclusión de esos planos de apariciones marianas y de Cristo que tampoco pegan mucho). Pero a ninguna de las dos se les puede negar algo, sus personajes son absolutamente fascinantes, son historias que si te las contasen no podrías pensar que fueran realidad y tienen dos protagonistas tan extravagantes como cautivadores, Joseph Maldonado-Passage, más conocido como el 'Rey de los Tigres' o 'Tiger King', y Clemente Domínguez Gómez, más conocido como el Papa Clemente o 'la Voltio'. En el fondo los dos documentales son la muestra de una derrota personal que termina convertida en un negocio, en la que los protagonistas traicionan aquello en que creen para lucrarse personalmente. Por supuesto en sus historias se ven involucrados muchos personajes más, casi todos tan estrambóticos como ellos mismos.



8. Narcos: México (Temporada 2)

Justo cuando a nadie ya parece importarle, Narcos ha remontado el vuelo y ha entregado su mejor temporada desde su lejano inicio, aquel que se desarrollaba en Colombia y tenía a Pablo Escobar como protagonista. Puede que ya no tenga un malo tan carismático como aquel pero la serie se ha refinado y ha conseguido una versión de sí misma, más depurada y menos fantasiosa que en temporadas anteriores. También ha conseguido sus mejores momentos cuando se ha centrado en la historia de Amado Carrillo y Pablo Acosta.



7. Fargo (Temporada 4)

La cuarta temporada de 'Fargo' no ha estado exenta de fallos, es ambiciosa y excesiva, pero también es una de las series mejor contadas visualmente de los últimos tiempos, no ha habido ningún episodio que no haya contado con algún gran plano y uno de ellos, el del tornado rodado exclusivamente en blanco y negro, es uno de los más fascinantes de todo el año. Chris Rock ha estado muy bien como protagonista pero Ben Whishaw ha robado todas y cada una de las escenas en las que ha salido. Un huracán de serie que ha seguido su propio estilo sin importarle mucho el realismo o la verosimilitud.



6. Lo que hacemos por las sombras (Temporada 2)

Se podría decir sin ruborizarse que esta serie sobre vampiros ineptos e inadapatados en un lugar perdido de Staten Island es ridícula, pero lo único que puedo agregar es que es ridículamente divertida y que sus cinco protagonistas, los cuatro vampiros (contemos como tal al incalificable Colin Robinson) y su 'familiar' humano Guillermo, siguen siendo los tipos más divertidos de la televisión actual. La serie ha superado con esta temporada la sombra de la película de Taika Waititi y Jemaine Clement en la que está basada y ha adquirido vida propia.



5. Mrs. America

La miniserie creada por Davhi Waller se mete de lleno en la lucha feminista para ratificar la Enmienda de Igualdad de Derechos en EEUU y demuestra que el trumpismo no lo inventó Donald Trump, sino que lleva presente en ese país muchos más años. Cate Blanchett lidera un reparto magnífico dando vida a la contradictoria y ambiciosa Phyllis Schlafly, una mujer que utilizó su lucha contra las feministas para promocionar su carrera política. Una serie inteligente y alejada de cualquier tipo de estereotipos.



4. Gambito de dama

La adaptación de Scott Frank y Allan Scott de la novela de Walter Tevis ha sido uno de los éxitos más inesperados de la temporada. Y es que hacer del ajedrez algo atractivo y trepidante tiene su mérito, aunque sea a fuerza de acelerar las partidas hasta límites impensables. Pero es que más allá de su descripción del juego, la serie triunfa por su particular descripción de una época con un estilismo impecable y, más importante aún, como retrato de un personaje fascinante, una mirada a la genialidad, a las carencias afectivas y a la adicción enmarcada por la que puede haber sido la interpretación más deslumbrante del año, la que ha realizado Anya Taylor-Joy como Beth Harmon.



3. Antidisturbios

La ficción nacional sigue creciendo, en un año en el que han aparecido cosas tan interesantes como 'Patria' o '30 monedas de oro' (que todavía está en emisión), el premio a la serie más redonda ha sido para esta serie creada y coescrita por Isabel Peña y Rodrigo Sorogoyen que han sabido trasladar a la pequeña pantalla la tensión y el ritmo que destilan sus películas. Con un reparto en estado de gracia, Peña y Sorogoyen logran su mejor trabajo hasta la fecha con una serie que no busca el blanco y el negro, sino los grises que separan a ambos.



2. The Last Dance

Las andanzas de Michael Jordan y sus Chicago Bulls no uedieron llegar en mejor momento, en un momento en el que el deporte profesional del mundo occidental estaba paralizado por culpa de una pandemia mundial, los espectadores se encontraron con un documental sobre el mejor jugador de baloncesto de todos los tiempos, Michael Jordan, y hasta los no aficionados al deporte se engancharon a la historia de un tipo cuyo instinto competitivo iba mucho más lejos de lo normal, rayando en la psicopatía. De repente todas las conversaciones de Zoom giraban en torno a Jordan y su corte, Pippen, Rodman, Phil Jackson y el antagonista oficial, ¿Magic Johnson? ¿Karl Malone? No, Jerry Krause. Viendo la serie uno podría llegar a pensar que Jordan fue el responsable de propagar el Coronavirus, solo para conseguir que todo el mundo viera su documental y entendiese porque no hay jugador, ni pasado (Magic y Bird lo tienen claro), ni presente (lo sentimos LeBron) que le puedan hacer frente. Y es mejor que estén de acuerdo con esto porque cuenta la leyenda que si no, Jordan se lo toma de manera personal, te reta a un uno contra uno y termina pateándote el culo. Se le ha acusado de no ser objetivo, algo que, desde luego, no es, pero eso no quiere decir que la imagen que nos presente de Jordan sea la de alguien impoluto sino todo lo contrario, alguien cuya obsesión por ganar le llevaba a ser un verdadero hijo de puta con compañeros y rivales. La pregunta es ¿merece la pena? Para el protagonista queda bastante claro, no en vano después de todo, con los ojos rojos y la cara hinchada se seguirá llevando a la tumba no haber podido tener la oportunidad de ganar un séptimo anillo con los Bulls antes de que fueran desmantelados...



1. Better Call Saul (Temporada 5)

A ver cómo digo (escribo) esto sin que suene a sacrilegio, la quinta temporada de 'Better Call Saul' ha demostrado que esta precuela no solo no tiene nada que envidiar a su serie madre, 'Breaking Bad', sino que puede que la haya superado (auqnue habrá que esperar a ver cómo la finalizan Vince Gilligan y Peter Gould para poder confirmarlo. Y es que la serie sigue mejorando, ahora ya tenemos a Saul Goodman en carne y hueso pero sin dejar detrás del todo a Jimmy McGill, por si fuera poco Kim Wexler se ha visto arrastrada por la aparición de Goodman y su moralidad también se está viendo puesta a prueba. Por otro lado, Lalo Salamanca se ha demostrado como el villano más peligroso y atractivo de la serie hasta el momento (lo sentimos, Gus Fring). Si no hay catástrofe final (y nada en sus cinco temporadas nos hace ver que eso pueda suceder) 'Better Call Saul' está a punto de entrar por la puerta grande en la categoría de las mejores series de todos los tiempos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios