www.diariocritico.com
Todo lo que hay que saber sobre los créditos rápidos
Ampliar

Todo lo que hay que saber sobre los créditos rápidos

jueves 15 de junio de 2017, 12:10h

En el momento en el que se tiene que pedir prestado cierta cantidad de dinero hay una serie de cuestiones que se pasan por la cabeza. Y es que pedir un crédito no siempre tiene que implicar a una entidad bancaria ni ser a largo plazo. En este caso nos hemos querido centrar en los créditos rápidos (como los que ofrecen en Creditos-rapidos.com) y que tan de moda se han puesto en los últimos años. En España esto ha tenido mucho que ver con la crisis económica y con la búsqueda de alternativas a los bancos donde se pudiera conseguir dinero de una manera más sencilla y rápida. Aun así, es normal que siga habiendo alguna que otra duda y que haya quien se pregunte cuáles son las ventajas que tienen.

Para empezar hay que señalar que este tipo de créditos están pensados para prestar una cantidad de dinero no muy elevada (como puede ser de hasta 1000 euros) que, al tiempo, pueda devolverse en un espacio de tiempo breve (por norma general, esto se extiende a unos seis meses, como tope) Así que, antes siquiera de plantearse qué tipo de crédito rápido escoger, lo primero que hay que tener en cuenta es el dinero total que se va a precisar y si entraría, entonces, en esta categoría o no. Si la respuesta es afirmativa, entonces hay una serie de ventajas muy interesantes.

La primera de ella es que los créditos rápidos, como su mismo nombre indica, están pensados para que el solicitante cuente con el dinero que precisa en el menor espacio posible. Así pues, cuando se decide la cantidad que se desea y el plazo de devolución, lo único que queda por hacer es rellenar un breve formulario. En éste lo que se suelen pedir son los datos básicos del solicitante (como es el nombre, la dirección... y la cuenta bancaria en la que se desea se realice el ingreso) Todo esto apenas lleva unos minutos. Una vez que la solicitud es aprobada por la empresa en cuestión la persona puede contar con su dinero en ese mismo día.

A diferencia del trato que se tiene con los bancos para pedir préstamos, con los créditos rápidos no hay que dar ningún tipo de explicación sobre en qué se va a emplear el dinero que se está pidiendo. Eso queda para cada uno y es el solicitante el único que decide qué hacer con él.

Tampoco hace falta desplazarse a ningún sitio ya que, como hemos explicado, los breves trámites que hay que llevar a cabo se pueden hacer todos de forma online, con lo que uno se puede ahorrar los desplazamiento y también el tener que esperar a que le atiendan. Aquí el cliente es el que decide el cuándo, el cómo y el dónde. Por otro lado, esto lleva a que quede en la más estricta intimidad todo el proceso, algo que no siempre se puede garantizar cuando se acude a un banco.

Como en todo, algo que resulta básico es que se lea con atención el contrato antes de firmar nada y que, en caso de duda, se pregunte. Si se está de acuerdo con las condiciones, el crédito rápido puede ser la solución perfecta para eso que hay que pagar y que no puede esperar.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios