www.diariocritico.com

¿CORONAVIRUS O GORRAVIRUS?

domingo 22 de marzo de 2020, 13:48h

El asunto agropecuario, el asunto catalán, el asunto venezolano, el asunto de intereses chino-estadounidense con repercusión planetaria, el asunto Reino Unido-Comunidad Europea, el asunto de las corrupciones, el asunto de los paraísos fiscales, el asunto del tráfico de armas y vicios, el asunto de las carencias-despilfarros, el asunto del paro, el asunto de salarios de hambre, el asunto de la precariedad emocional-laboral, el asunto migratorio, el asunto de la desigualdad, etc. etc. etc., asuntos esenciales-trágicos que las elites intentan vender como normales, vuelven a estar en un segundo plano para caminar-lograr la urgente justicia social local, nacional y global.El asunto del “coronavirus” ha puesto casi todo patas arriba-abajo.

Está claro, clarísimo, que las elites con sus privilegios, y los gobernantes con sus dependencias… ni de lejos tienen soluciones para abordar con credibilidad-dignidad-ejemplaridad el asunto de asuntos arriba señalados. Nos “movemos” entre alarmas. Es decir, vamos a seguir aquí, allá y acullá a salto de mata, o de matón, en los próximos tiempos. Da igual, o casi, que los gobernantes se autocalifiquen de teóricos… monárquicos, republicanos, asamblearios, autoritarios, independentistas, constitucionalistas, nacionalistas, imperialistas, fascistas, comunistas, liberales o socialdemócratas. Decir sin hacer, o equivocarse,como hacen todos o casi todos los politicastros es nada o menos nada para dar soluciones colectivas… porque en elabstracto, dictatorial, exclusivo, opaco y supremo sistema ultra capitalista global está todo bajo el confort-control de las elites. O rectifican ya, o hay que tomar parte en todos los asuntos pendientes para que no sigan martirizando-mortificando a casi toda la humanidad.

No sé, si algún-algunos de esos “líderes privilegiados o dependientes” tienen mínimamente claro el defecto-efecto del coronavirus, el caso es que sus gobernados-mandados no sabemos nada o casi nada de la penúltima pandemia que paraliza el mundo, o que casi nos paraliza. El bicho, bicharraco, o lo que sea, parece ser que se detecta por primera vez en una región china, se hicieron chistes chungos-chuscos al respecto, pero casi de inmediato se extendió a otros países de Oriente… tampoco sabemos si por tierra, mar o aire… y al cabo de un rato llegó a Europa con preferencia a Italia, España y Francia. A estas alturas no sabemos si el origen del coronavirus es chino, es espontáneo o hace-deshace lo que le salga-entrapor el eco de Mariano… ¿hay síntomas de que donde más abunda es en lugares donde la atmósfera está más contaminada de humos-humanos insaciables?

Las gentes normales, desde nuestra ignorancia-ingenuidad empezamos a creer que el caso-cosa debe ser más que preocupante de lo que parece o nos dicen… porque se están tomando medidas mucho más apocalípticas que apoteósicas en todos los órdenes-desórdenes… y que cuando pase, el grueso del personal se conforme con el “virgencita que me quede como estaba” hace unas semanas… ya veremos.

Sí, ignorancia-ingenuidad, con lo que eso conlleva…porque no sabemos si el coronavirus es un “bicharraco” natural o artificial; no sabemos si los expertos no llegan o se pasan en los pronósticos; no sabemos si tiene más incidencia en el medio urbano o en el medio rural; no sabemos si es macho, hembrao depende; no sabemos si es pasajero o ha llegado para quedarse, no sabemos si lo hemos tenido, tenemos o tendremos… aunque sea levemente;no sabemos o no podemos atender a niños, ancianos y necesitados como se merecen. No sabemos si ya empiezan, sin clemencia, las consecuencias letales-nefastas del temerario-temible desafío del hombre a la naturaleza… más conocido como cambio climático; no sabemos si el “bicharraco” lo engendra la dejadez, la abundancia o la necesidad; no sabemos de posibles estrategias tan secretas como interesadas políticas del pre y pos coronavirus…en fin, en lo esencial-fundamental no sabemos nada o casi nada del suceso y su calado.

Es verdad, en España, y me imagino que en todos o casi todos los países del mundo, la “oposición-oposiciones políticas” intentan sacar tajada, vetos o votos demagógicos-volátiles del casi caos en que están inmersos los gobiernos más-menos establecidos… empiezan a dar asco, pena, o ¿miedo?,semejantes fanáticos, inútiles o como mucho mediocres.También son desesperantes las bobadas-simplezas que dicen-hacen parte de las elites ode futuros gobernantes… como portavoces de la patronal de patronales por ejemplo… elites-gobernantes que suelen ser continuistas económicos por y para la desigualdad más inhumana:¿dónde está el músculo-seguridad-solvenciasostenibles de su idolatrado capitalismo? Tengo poca confianza en el actual y tímido gobierno y no tengo nada de confianza en la oposición. No, no entiendo, ¿no entendemos?, como los habituales contertulios “todo y nada terreno de la opinión fácil-genérica” tratan-juzgan la gravedad del coronavirus con la frivolidad que acostumbran en casi todos los temas…sigo creyendo que en el fondo de casi todas las cuestiones con enjundia andan tan despistados como un jovencito seminarista en un burdel.

Y creo que al “coronavirus” hay que llamarlo “gorravirus”. La corona, las coronas, en primer lugar, se asocian a emperadores-reyes más-menos dinásticos-oportunistas. En segundo lugar el sistema capitalista-competitivo, manejado por riquísimos personajillos contemplativos, concedió el concepto “coronas de laurel, espinas o bisutería” a vasallos que vencían en pruebas deportivas-destructivas para el divertimento-embrutecimiento de unos y otros. El caso es que desde “el triunfo del libre mercado” en la primera-segunda guerra mundial hay infinidad de reyes-reyezuelos para aburrir- dudar-olvidar.

¿Hay excepciones?

Sí, por encima de productos-productores protagonistas y básicos se valoran los juegos-jugadores tan falsamente comerciales como realmente secundarios… y cada pocos años, en comportamiento y hábitos hay casi idénticoso muy parecidos reyes-reyezuelos de futbol, baloncesto, tenis, golf, coches, motos, bicicletas, conciertos, especulaciones, ruidos, novedades… “su gloria efímera, o casi, es mucho más fatua-frágil que la memoria colectiva-selectiva”. Ojo, para más vergüenza-desvergüenza del sistema, bastantes de esas “figuras”, que suelen ser más codiciosas que deportivas, ingresan más dólares-euros jugando en una temporada de meses que “figuras auténticas” de la educación, sanidad, cultura, humanidad, laboriosidad, urbanidad o belleza… en toda su vida laboral. ¡Que atropellos a la razones de peso y poso provocan el sistema que patrocinan las mal llamadas elites y sus cómplices!

En efecto, en esta emergencia ocasionada por el ¿coronavirus o gorravirus?, de momento ningún rey-reyezuelo de título o de forzadas simplezas es víctima del “bicharraco”…las “bajas” como siempre o casi siempre en todos los imprevistos son los que vamos con la cabeza descubierta o en bastantes casos los que llevan gorra-boina-visera más-menos al lado, hacia adelante o hacia atrás…sí, la primera lección de la situación extrema que sufrimos demuestra que en situaciones límite las coronas al uso-abuso son tan superfluas como necesario es el cerebro-criterio correctos-lógicos del mayor número de personas con o sin gorro…la diversidad de los otrora cotizados sombreros ya casi solo se ven en países muy cálidos-fríos, en películas del oeste y en películas de hampas.

Mientras tanto, para detener, o para superar al o el “coronagorravirus” hay que actuar, individual y colectivamente, con la máxima responsabilidad, naturalidad, creatividad, solidaridad, civismo y sentido común… siguiendo las instrucciones que nos indican los expertos más honestos y competentes.
No sé si a los “reyes”, y a los “vasallos”, nos despertará-removerá la ciencia-conciencia esta pandemia-susto que padecemos…peor para todos si todo o casi todo sigue-seguirá igual-desigual. Y cuidado con los gorrones que genera el “coronagorravirus” porque también hay “coronagorrabulos”. ¡No perdamos de vista-perspectiva los asuntos-preocupaciones del inicio de esta crónica porque también son más que alarmantes! ¡Exijamos soluciones integrales, sin prisas pero sin pausas… mejor hoy que mañana! Salud

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.