www.diariocritico.com

Por nuestro enviado especial

Cartagena de Indias: Bolívar sigue en racha: cuatro orejas y Puerta Grande con Pablo Hermoso, que cortó dos
(Foto: John Zamora)

Cartagena de Indias: Bolívar sigue en racha: cuatro orejas y Puerta Grande con Pablo Hermoso, que cortó dos

martes 10 de enero de 2017, 12:39h
Toros: 8 de El Capiro, desiguales. Los hubo nobles otros mansurrones y alguno brusco. Destacaron el 3º y el 7º. Sebastián Castella: silencio, aplausos y una oreja. ; Luis Bolívar: dos orejas en sus dos primeros toros, ovación en el último; Pablo Hermoso de Mendoza: silencio y dos orejas.

Resulta esperanzador que se recupere una plaza emblemática en Colombia como Cartagena de Indias, pon donde han pasado todas las figuras del toreo. Ahora se celebran un festejo anual: cuesta llenar la plaza. Hubo media entrada. Tengamos en cuenta que no pudo actuar Roca Rey, por su percance en Manizales. Hubo un vendaval durante todo el día en la ciudad cartagenera, aunque menguado en el coso al estar hundido. La gente se divirtió, porque la mayoría de toros ofrecieron espectáculo, que aprovecharon Castella y Bolívar. Y Pablo Hermoso en su segundo toro de a caballo.

Sebastián Castella estuvo esforzado y voluntarioso en su primero, un toro deslucido y flojo. Dentro de un tono de vulgaridad, pegando muchos pases. El cuarto toro apretó en banderillas, tercio en que se lució de nuevo el ídolo de esta tierra "EL GORDO", clavando en lo alto y saltando el olivo. Tuvo que desmonterarse. ¡Menuda temporada està haciendo!... La res era correosa y huidiza y la labor de Castella fue meritoria, sujetàndola y aplicando una tècnica dominadora. Digamos que estuvo valiente aunque algo acelerado, y algunos pases resultaron bruscos. En su tercer toro llegò el Castella pletòrico, con su faena habitual. De los pases largos hasta el habitual arrimòn en terrenos de cercanìas. "El torero-empresario" no se fue de vacìo, una oreja porque pinchò a la primera.

Luis Bolìvar (ya lo dijimos en Manizales), està en un momento pletòrico. Se luciò en el capote en su primero: lances con los pies juntos y chicuelinas ceñidas. Comenzò de hinojos su faena pero el toro, que humillaba, fue perdiendo fuelle y quedàndose corto. En uno de esos parones, el colombiano resultò volteado sin consecuencias. Un animal brusco. Pero Bolìvar consiguiò calentar al pùblico con rodillazos, adornos y un torero desplante. Dos merecidas orejas. Igual premio que en su segundo, un toro mansurròn que huyò a terrenos de toriles. Y Bolìvar, con recursos y tècnica, consiguiò "meterlo en canasta", sujetarlo y finalmente dominarlo. El püblico se le entregò en- quizà- la faena màs meritoria de la tarde.

Pablo Hermoso no se haya en su mejor momento (no descubrimos nada). Uno de los rejones de castigo quedò clavado en el costado (igual que le ocurriò en Manizales). Muy bien encelando al toro, andàndole de costado . En uno de los pares al quiebro, el caballo resbalò y Hermoso cayò al suelo, por fortuna sin consecuencias. Fallò en otro quiebro. Y clavò tres cortas seguidas con gestos ostensibles, solicitando el aplauso del pùblico. Cuando, tras pinchar, consiguiò matar al toro saltò del caballo saludando emocionado..pero el animal tardò en morir, y la cosa quedò en silencio...

Se desquitò en su segundo toro, con una faena completa, entusiasmando al pùblico en una lecciòn de doma y toreo a caballo. En esta ocasiòn, con mayor precisiòn al clavar, y el premio final de las dos orejas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios